'Entregamos visas en dos días': cónsul de España

'Entregamos visas en dos días': cónsul de España

Rafael Dezcallar dice que este año han aprobado 69.000 solicitudes y que taza de rechazo es del 4 %.

notitle
09 de diciembre 2014 , 07:58 p.m.

El cónsul general de España en Colombia, Rafael Dezcallar, habla sobre la agilización de los procesos en el consulado a su cargo, el número de visados concedidos y el impacto de la eliminación de la visa Schengen de turismo para colombianos.

Hace unos años se presentaban filas muy largas y procesos engorrosos aquí en el consulado. ¿Cómo lograron resolver esos problemas?

Hace dos años, la nueva cónsul adjunta, María Lledó, y yo llegamos a Bogotá y tratamos de intentar mejorar cómo funcionaban las cosas. Es una cuestión de organizar bien los recursos que tenemos. Eso nos ha permitido eliminar las filas para los visados. Ahora mismo no hay filas, y no las hay desde hace dos años.

¿Cómo se otorgan los visados?

Todo se hace por unos turnos informáticos. Se ingresa a la página web www.exteriores.gob.es/consulados/bogota/es/, y las personas que solicitan visados saben a qué horas tienen que venir y se les va a recibir sin filas.

En segundo lugar, se acortó mucho el plazo de concesión del visado, que en cierto momento llegó a ser de varias semanas. En este momento entregamos visas en dos días hábiles.

¿Cuántos solicitados de visas reciben?

El año pasado se solicitaron 75.000 visados, de los que se expidieron 71.000. Es una taza de rechazo del 4 por ciento, muy baja.

En el 2012 tuvimos 58.000 peticiones y se concedieron 52.000 visados. Es decir que todos los procesos de optimización implementados permitieron que de 2012 a 2013 aumentara en más de un 30 por ciento el número de visas concedidas con los mismos recursos humanos.

En el 2014, a 31 de octubre, aprobamos ya 69.000; hemos cubierto ya casi la misma cantidad de visados del 2013 entero.

Si bien es bajo el porcentaje de negaciones, ¿qué puede incidir en el rechazo de una visa?

En general, carencias de medios económicos. Hay que tener en cuenta otros casos, como los riesgos de inmigración ilegal o personas que pueden tener antecedentes complicados en España.

El próximo año se va a eliminar la visa Schengen. ¿En cuánto se va a reducir la labor aquí en Bogotá?

Estamos precisamente ahora trabajando sobre ello. De hecho, estamos trabajando conjuntamente con nuestro ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación en Madrid y vamos a hacer un estudio sobre cuál va a ser la situación de personal necesario a partir del 2015. Todavía es un poco pronto para adelantar las conclusiones, pero es verdad que la sección de visados, cuando entre en vigencia la eliminación, va a tener menos carga de trabajo de la que ha tenido hasta ahora.

Lo que pasa es que esa carga no desaparece porque siguen los otros visados muy importantes: el de residencia, el de estudios, el de trabajo. España es el segundo país que atrae más número de colombianos para estudiar en el extranjero.

Por lo tanto, esos visados seguirán gestionándose.

¿La eliminación del visado Schengen puede ser una puerta abierta para la inmigración ilegal?

La eliminación es, en primer lugar, un reconocimiento, un gesto político hacia Colombia, de que ha cambiado. Es un país que está en un momento diferente al que se puso el visado y, por lo tanto, hay que brindarle un tratamiento diferente.

No solamente es un gesto político vacío, es basado en la sustancia. Si se tiene una tasa de rechazos de visados del cuatro por ciento, significa que el 96 se considera que tiene todos los derechos y posibilidades; si tiene una reducción importante en las tasas de inmigración ilegal, si todo eso ha descendido, esa es también una razón para dar ese paso. La eliminación del visado no significa también la eliminación de todos los controles, esos se van a mantener.

¿Por qué se la jugó por Colombia en la eliminación de la visa Schengen?

España lo que hace es desempeñar el papel natural de país más cercano a Colombia y a los otros países iberoamericanos, que no es una cosa de formalismo político, sino que es real.

Nos sentimos muy cerca de Colombia, país de nuestra tradición cultural y de nuestra sangre, ¿no? Siempre hemos jugado ese papel.

LUIS ALEJANDRO AMAYA
Internacional

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.