La batalla de un periodista por los niños de Tunja

La batalla de un periodista por los niños de Tunja

Luis Medina lleva 25 años trabajando y sumando apoyos para fortalecer la Fundación Amparo del Niño.

notitle
07 de diciembre 2014 , 08:47 p.m.

A la 1 p. m. del sábado los niños corrían por los pasillos del albergue, se arreglaban sus trajes y estaban listos para celebrar el cumpleaños de su casa, la fundación Amparo del Niño.

Ese día, la fundación cumplía 75 años de darles albergue a miles de niños desamparados de la ciudad. En sus inicios era una casa vieja, ubicada en el centro de la capital de Boyacá, en donde recogían y formaban a pequeños vulnerables. Esa primera sede se mantuvo durante 50 años, hasta que las paredes del albergue amenazaron con desplomarse.

Luis Alejandro Medina, periodista tunjano que actualmente trabaja para Telemundo, ha sido uno de los padrinos más valiosos para que la labor de Amparo del Niño se mantenga.

“Cuando Tunja cumplió 450 años, volví a la ciudad a hacer un reportaje. Pregunté qué obra se necesitaba y me contaron que una casa vieja se estaba cayendo, era el Amparo del Niño, que necesitaba una nueva sede. Desde ahí empecé”, explicó.

La meta impuesta fue conseguir 450 millones de pesos para levantar los nuevos cimientos del albergue. Buena parte de ellos se consiguieron con una ‘radiotón’ que Medina lideró, hace 25 años.

“Le dije al gobernador de ese entonces que necesitábamos unos lotes para el proyecto y nos dijo que los únicos disponibles quedaban cerca del basurero de Tunja, pero eso no nos importó”, recordó el periodista.

En medio de moscos y desechos empezaron la obra social, en el oriente de la ciudad, pero los problemas económicos amenazaron la estabilidad del proyecto. Una tarde el periodista recibió una llamada desde Tunja. Sor Nubia Quintero, la directora del albergue, le comunicaba que faltaban 7 millones de pesos para pagarles a los trabajadores y terminar la obra.

“Horas más tarde, un líder de una organización colombiana nos dijo que tenía 3.500 dólares para invertir en una obra social. Ahí conocimos la misericordia de Dios”, explicó el periodista.

Una nueva propuesta laboral llevó a Medina a convertirse en el productor ejecutivo y subdirector de noticias de Univisión en Nueva York, en 1994, año en el que precisamente el Amparo del Niño empezó a internacionalizarse. Allí se creó el comité del Divino Niño, con el que se dio a conocer el Amparo en otras tierras, y al que mexicanos, dominicanos, peruanos, estadounidenses y hasta cubanos empezaron a aportar recursos.

Siendo presidente de la Asamblea de Nueva Jersey y alcalde de West New York, Albio Sires se convirtió también en aliado del proyecto. Ahora, cada año se realiza la cena de caridad; y con el apoyo de varias personas en la ciudad de Nueva York, se sostiene el Amparo del Niño en Tunja.

“Lo más importante en los negocios es maximizar los recursos y eso se traduce en educar a los niños de hoy para no castigar a los hombres del mañana”, manifestó Samuel Collado, miembro de la Asociación Nacional de Supermercados de Nueva York, que estuvo en Tunja durante la celebración.

El sábado, los niños recibieron de los promotores de la obra dos paneles solares traídos desde Estados Unidos y que permitirán generar energía eléctrica para suministrarle al albergue, que ahora también cuenta con un galpón y una granja, y genera recursos para su propio mantenimiento.

CATALINA MORENO BETANCOUR
Corresponsal de EL TIEMPO
Tunja.

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.