Víctor Grippo y el arte de transformar las cosas

Víctor Grippo y el arte de transformar las cosas

En el Museo de Arte del Banco de la República, una retrospectiva sobre la obra del argentino.

notitle
07 de diciembre 2014 , 04:51 p.m.

Unas papas conectadas a unos electrodos hacen funcionar un reloj digital. Con el paso de los días, la energía que estas producen irá disminuyendo, hasta que se pudran por completo.

Corresponden a la obra Tiempo (1991), concebida por el fallecido Víctor Grippo (Argentina), una de las 39 piezas de Transformación, muestra retrospectiva acerca del artista que se exhibe en el Museo de Arte del Banco de la República.

Grippo hizo parte del Grupo de los Trece, que en los 70 promovió el denominado Arte de sistemas, que marcó lo que sería el rumbo del arte conceptual en Argentina, desde el Centro de Arte y Comunicación (CAyC).

Es por esto que, hoy en día, Grippo está presente en todo lo referente a las primeras manifestaciones del arte conceptual en Latinoamérica, junto con nombres como Jacques Bedel, Alfredo Portillos y Jorge Glusberg, entre otros.

Transformación fue curada por Alicia Chillida –licenciada en Historia del Arte y magíster en filosofía– y recoge las obras más importantes del artista, en una cronología que va desde los años 70 hasta el 2001, un año antes de su muerte. En esta, se observa cómo su formación como químico le permitió configurar un arte que mezcla la ciencia y la metafísica con objetos cotidianos como mesas, sillas, fríjoles o papas y otros más elaborados, como soluciones químicas y matraces.

Cuenta Nidia Olmos, viuda del artista, que su interés por la naturaleza se remonta a su infancia y que aumentó cuando empezó a estudiar bioquímica. A lo anterior, se le sumó una sensibilidad por las artes y la poesía, que está presente en su obra.

Es por esto que –explica Chillida– en esta muestra se hace un énfasis en la palabra escrita, con textos escritos por él y anotaciones que acompañan a las piezas expuestas. Así sucede con Tiempo, que además de mostrar aspectos como la putrefacción, reflexiona acerca de esta noción desde la literatura, particularmente desde un fragmento de Demonios, de Fiódor Dostoyevski, que trata acerca del tiempo como una idea “que se extinguirá en la mente”

Como muchos artistas, Grippo comenzó explorando la pintura. Es por esto que, una de las primeras obras que se ven en la sala contrasta con el blanco de la sala y de las piezas en general; son dos cuadros llenos de color que representan, pictóricamente, el mundo de los mecanismos y de los sistemas, que posteriormente llevó más allá del lienzo.

El arte en turbulencia

Grippo, quien nació en Junín, al noreste de la provincia de Buenos Aires, desarrolló su carrera desde los 70, en una época compleja para Argentina en los ámbitos político y social. Eso lo hizo cuestionarse sobre lo que sucedía en su país, y en el mundo en general, aún después de la dictadura.

Es por esto que, en cada una de sus piezas, además de estar presentes aquellos elementos que eran de su interés, existe un mensaje político, una inquietud o una inconformidad. Tal es el caso de La comida del artista (Puerta amplia - mesa estrecha), que fue hecha el mismo año en que el expresidente Carlos Menen sancionó una ley que buscaba controlar la inflación y que afectó la economía de muchas familias, incluyendo a los artistas.

De la mesa al yeso

Luego de explorar el uso de materiales orgánicos y químicos, Grippo trabajó el yeso, sin abandonar del todo materiales como los hilos o metales como el plomo para hacer obras en donde se percibe un interés por la física y el movimiento, y que en la exposición están acompañados por bocetos y dibujos preliminares de estas.

Estos últimos dan la sensación de estar en su taller en Buenos Aires, el cual, cuenta Olmos, hoy en día permanece tal y como cuando él lo habitaba. “Están intactas las mesas, las bibliotecas y estanterías repletas de herramientas y elementos de todo tipo, además de innumerables ‘hallazgos’ encontrados en el barrio”.

Si bien la obra de Grippo está cargada de simbolismos y metáforas, “su comprensión es accesible, porque parte de lo más humilde para dirigirse a lo simbólico y elevado”, señala la curadora, refiriéndose al uso de los fríjoles o las papas, presentes en todos los sectores de la sociedad.

¿Dónde y cuándo?

‘Transformación’ se verá hasta el 4 de marzo del 2015. Museo de Arte del Banco de la República. Calle 11 n.° 4-21. Bogotá. Entrada libre.

MARÍA ALEJANDRA TORO VESGA
Cultura y Entretenimiento

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.