Fabián Puerta, el rayo de la bicicleta

Fabián Puerta, el rayo de la bicicleta

Se declara mal estudiante, coleccionista de chaquetas, gafas y medallas.

notitle
06 de diciembre 2014 , 10:54 p.m.

El 27 de febrero de 2014 será un día difícil de olvidar para Fabián Hernando Puerta Zapata, un colombiano que con la misma fuerza con la que impulsa su bicicleta hacia la gloria sin importar la velocidad, superó varios obstáculos y salió adelante, se ha subido en muchos podios y aún tiene objetivos por cumplir. (Lea aquí: Fabián Puerta, plata en keirin de Copa Mundo de Pista)

Esa vez su pelea no fue por tratar de salvar el año escolar, de conseguir una platica para cambiar un repuesto de su bicicleta o pagar una inscripción en una carrera de ciclomontañismo, la disciplina que lo vio nacer para el deporte. No, en la final del keirin en el Mundial de Pista de Cali, tenía al frente al mejor velocista del momento en el mundo: el francés Francois Pervis, quien dos meses antes había batido las marcas mundiales de los 200 metros y del kilómetro en México, pero eso no hizo temblar a Puerta, que nació el 12 de julio de 1991, en el municipio antioqueño de Caldas, el hijo de Julio César y Luz Adriana, el hermano de Manuela y el esposo de Juliana Gaviria.

La moto se retira de la pista y comenzó el ‘baile’. Por experiencia, Pervis le ganó a Puerta, que golpeó el manubrio y se contentó con la plata, pero le quedó la espina, la que no se pudo quitar este sábado, cuando fue superado en la final del keirin de la Copa del Mundo de Londres por el alemán Stefan Botticher.

Fabián tiene 23 años. Su padre lo llevó al ciclismo y su mamá se encargó de que disputara algunas competencias de ciclomontañismo y ahí comenzó la aventura, la misma que se ha convertido en su profesión. En esas duras pruebas se rompió la clavícula y la mano derecha. Entre los caminos sinuosos, el barro, subidas, llano y descenso, Puerta lidió entre los 7 y 16 años, cuando giró el manubrio y el rumbo de su viva cambio al ciclismo de pista.

“Tuve poco apoyo cuando comencé. No somos una familia de altos recursos y nos tocó hacer mucho esfuerzo. En ocasiones dejábamos de alimentarnos bien, de comprar otras cosas para poder ir a las carreras, a una válida o comprar algo para la bicicleta”, recordó Puerta.

Carlos Álvarez, con quien entrenaba, fue el que lo llevó por primera vez al velódromo Martín Cochise Rodríguez de Medellín. Puerta no quería ir, pero su amigo le insistió tanto que aceptó, conoció al técnico Efraín Domínguez y se quedó. Eso fue en el 2009.

Su historia con los cuadernos y los libros no es tan exitosa como la que labra con su bicicleta. Fabián no fue buen estudiante, más bien, poco le llamaba la atención.

"(Risas) Casi no salgo del colegio. Era como ‘vagonio’. El estudio no es lo mío, pero soy realista y pienso que uno debe estudiar algo, pues la carrera de deportista es muy corta. Me sacaron con abogado, pues me tiré como tres años”, señaló.

Se declara admirador del británico Chris Hoy, una leyenda de la velocidad en el mundo. “No sé hablar inglés y por eso nunca pude hablar con él”, advirtió Puerta, quien colecciona chaquetas y gafas, las que tiene bien organizadas en su casa.

Cuando comenzó a entrenar en la pista conoció a Juliana Gaviria, una mujer que también pedaleaba, integrante de los seleccionado de Antioquia y de Colombia, también velocista, de quien se enamoró y se casó el pasado 26 de abril.
“Es muy perfeccionista. Quiere que todo le salga bien y lucha por eso. Fabián es una persona muy callada, tímida y muy organizada”, señaló Juliana, a quien aún le gusta que él le regale muñecos de peluche.

En su carrera deportiva muchos han sido sus triunfos, pero, aparte de la plata que ganó en ese duelo con Pervis en Cali, Puerta ha subido al podio por el bronce en la velocidad y en el keirin en la Copa Mundo de Pista de Guadalajara en noviembre pasado. Además, ha ganado el oro en la velocidad y el kerin en los Juegos Bolivarianos del 2013, los Juegos Suramericanos de 2014 y en los pasados Juegos Centroamericanos y del Caribe de México ganó el metal dorado, además, en el kilómetro.

No hay duda, por esos triunfos, es que Fabián Puerta es el mejor velocista colombiano del momento y si esa evolución continúa se convertirá en el más ganador en la historia del país en esta modalidad. Sueña con una medalla olímpica y trabaja para eso, aunque tenga que sacrificar muchas cosas, entre ellas, comerse un buen pedazo de pizza y degustar una deliciosa natilla: ‘Porque eso sí es, buena muela”, afirmó su esposa.

LISANDRO RENGIFO
Redactor de EL TIEMPO

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.