El constructor de las torres Space rompe su silencio y acusa

El constructor de las torres Space rompe su silencio y acusa

Álvaro Villegas habla de lo ocurrido tras el colapso del complejo. Responsabiliza al calculista.

notitle
06 de diciembre 2014 , 06:08 p.m.

Poco más de un año después del gran desastre del bloque de edificios habitacionales Space, en Medellín, el ingeniero Álvaro Villegas Moreno, expresidente del Congreso, exgobernador de Antioquia y exalcalde de la ciudad, asesor y padre de Pablo Villegas, presidente de la compañía CDO –la constructora de los edificios–, rompe su silencio y habla con EL TIEMPO. 

Villegas Moreno puede darse el lujo de afirmar que ha construido más de 40.000 viviendas en el país. (Lea también: Un año del Space: la tragedia que marcó el alma de Medellín).

Usted guardó silencio desde el desastre del Space. ¿Qué lo conduce a hablar?

Tenía problemas. El humano, por la gente que murió; el sentimental, por mi hijo; el material, por todo lo que se perdió, y el mediático. Ahora siento ánimo para hablar.

¿Qué va a pasar con la sentencia de la Fiscalía, que acusó a su hijo Pablo de homicidio culposo como gerente de la compañía CDO, constructora de los Space?

Ya se informó a la Fiscalía que hemos atendido e indemnizado a todas las víctimas, faltando solamente dos casos. Siete precluyeron. En 12 casos está pendiente una certificación de la oficina de Registro sobre el reconocimiento económico que les hicimos a las personas perjudicadas.

¿Cómo se arreglaron todos los casos?

Primero, tenían seguro de vida de la compañía; segundo, se indemnizó de acuerdo con ellos; tercero, se entregó a cada uno un apartamento. Cuarto, se les dio una póliza de estudio para los hijos.

¿De cuánto fue la indemnización a cada una de las familias de los obreros muertos?

Fue un promedio de 220 millones de pesos por familia.

¿A los dueños de los apartamentos de las seis torres se les devolvió el dinero?

Al 89 por ciento, actualizado a valor presente, con un interés que se pactó con ellos.

¿Hoy está totalmente clara la falla que produjo el desplome de la torre?

Sí. Falla estructural por error de diseño del ingeniero calculista Jorge Aristizábal.

En el informe final de la Universidad de los Andes sobre las causas del colapso se informó que al menos una de las pilas de cimentación no quedó construida de acuerdo con el diseño. ¿Eso exculpa al diseñador?

El tema se conoció mucho antes de la falla final del edificio y su corrección fue hecha anexándole una pila y una columna melliza. Tenemos la certificación de Bernardo Viecco, experto en suelos, que demuestra que la falla fue superada al suspenderse el asentamiento de la columna. Luego se comprobó que la carga que inicialmente no soportaba la columna fue bien atendida.

El informe dijo también que si Space se hubiese diseñado cumpliendo la totalidad de los requisitos (Ley 400 de 1997) y decretos reglamentarios, la etapa seis no habría colapsado. ¿No se cumplieron los requisitos de ley?

Cuando un constructor como nosotros recibe una licencia oficial, en ella se nos dice que la curaduría, a nombre del municipio, revisó y certificó que los planos entregados cumplían todas las normas arquitectónicas estructurales y, en general, todos los estudios que ingenieros especializados entregaron para obtener la licencia. Es decir, validaron todos los cálculos y especificaciones que se nos exigieron al presentar el proyecto para su aprobación. Más aún, al terminar los edificios, el municipio hizo una inspección, recibió la obra y autorizó para que fuera habitada.

¿En su caso, quién fue el ingeniero calculista?

Contratamos, no este sino en general nuestros edificios, con el doctor Jorge Aristizábal, un calculista que había elaborado 4.700 cálculos de acuerdo con su hoja de vida. Era un hombre de experiencia utilizado por toda la ingeniería.

¿Y qué fue lo que pasó?

Él no ha dado una explicación. Yo formé un comité con ingenieros calculistas y se limitó a decir: “Lo que yo hice estuvo bien hecho”. Posteriormente, ante todos los estudios que confirmaban error de diseño, incluyendo su declaración ante el Consejo Profesional de Ingeniería y Arquitectura (Copina), que revisa la labor de los ingenieros, dijo simplemente que “las columnas no pudieron con el edificio”. Y nunca más ha hablado. No hay ningún diálogo con él en este momento, ninguno.

¿Pero él perteneció a su empresa?

No, nunca fue empleado. Él fue contratado por nosotros, como lo contrataron el Banco de Colombia y Eafit, para el cálculo del auditorio que se está en este momento repotenciando.

¿Todas las obras calculadas por él se están repotenciando?

Se me ha informado que 25 están repotenciándose, incluyendo las nuestras.

¿Qué es repotenciar?

Adicionarle más seguridad al edificio. En el caso de Space, los edificios de la etapa 1 a 4 no estaban afectados. Pedimos que nos dejaran repotenciarlos y que nosotros nos quedábamos con ellos. El Alcalde, a través de sus funcionarios, lo negó y ordenó la implosión.

¿Usted cree que esa fue una decisión antitécnica e innecesaria?

Violó completamente las recomendaciones hechas por ocho ingenieros.

¿Y la Alcaldía qué alegó?

No tenía todavía el informe final de la Universidad de los Andes, sino que se basó en uno preliminar sin conclusiones. Tomó la decisión apresuradamente. La orden la dio el 23 de septiembre, y el informe de los Andes llegó el 3 de octubre. Dio orden de fusilar mientras esperábamos el informe final.

¿La Curaduría revisó la construcción antes del desplome?

No solo el curador, sino un ingeniero estructural que contrató. Revisó, aprobó y nos entregó la licencia oficial en la que dice que cumple con la norma de resistencia aprobada en 1998, NSR98, que es la vigente.

¿Y cómo pudieron equivocarse tres ingenieros calculistas?

No sé si fue una revisión superficial, si la hicieron, si no la hicieron, pero sí sé que se comprometieron con su firma diciendo que cumplía las normas. El Copina está aún investigando eso. Ellos pueden perder su matrícula o pasar a un juez si se encuentra razón penal, tanto para el curador como para el revisor del curador

¿Y el calculista Aristizábal ha participado en la financiación de los gastos?

Ni un solo centavo. Yo lo he llamado. Ya ni responde.

¿Cuánto le ha costado a usted el accidente?

He gastado en el último año 60.000 millones de pesos. Pagado en auxilios de habitabilidad, 8.000 millones y en reparación, 50.000 millones aproximadamente.

¿Planea iniciar alguna acción contra él?

Nuestra prioridad ha sido atender la gente, ayudar a las familias de los obreros que murieron, que yo quería mucho porque llevaban años trabajando conmigo, y atender a los propietarios, a las familias que vivían en el complejo. Tengo mensualmente que pagar cerca de 400 millones de pesos en arriendos para las personas que tuvieron que desalojar los edificios.

¿Por qué paga arriendos?

Porque no me aprueban licencias de repotenciación ni de adiciones a las obras.

¿Repotenciación de qué edificios?

Son nueve obras. Tampoco en dos edificios que están desocupados al lado de Space. La Alcaldía ordenó desalojarlos por temor a que se cayera algo adicional, o tuvieran algún perjuicio motivado por Space. Y otro edificio que queda en los lados del estadio que también calculó el doctor Aristizábal y que el municipio ordenó desocupar. Por eso tengo que pagar una mensualidad de arriendo a cada familia.

¿La Alcaldía de Aníbal Gaviria los ha aislado?

Completamente. Ni siquiera he podido conversar con el Alcalde.

Pero no tiene razón el Alcalde, en el sentido de que por encima de cualquier consideración técnica vale la pena cuidar la vida de la gente?

Yo también pienso igual, pero en este caso todos los estudios confirman que no existe ningún peligro ni riesgo alguno. Bancolombia me ha dado créditos, he vendido propiedades y proyectos que teníamos con lotes ya conseguidos y pagados.

¿El grupo de construcción del cual era usted propietario se arruinó?

Está prácticamente liquidado, bajo el control de la Supersociedades.

¿Su empresa no está hoy construyendo ni repotenciando?

No. Hay unos edificios empezados que tengo que acabar a través de otras firmas.

¿Tiene contratos para la construcción de las 100.000 viviendas de interés social?

Tuvimos. La terminamos hace más de un año y todavía no nos han pagado.

Tengo entendido que están en revisión…

Sí. Son más de 550 viviendas terminadas desde agosto del 2014, y está revisando nuevamente el diseño estructural. Han planteado inquietudes que han sido resueltas. Llama la atención que Fonade comienza la revisión de los estudios de suelos y los diseños estructurales cuando los edificios están terminados. Esta revisión se pudo hacer desde marzo del 2014. Sabemos que esta situación se está presentando en otros proyectos del país, no es exclusiva de nuestros proyectos.

¿Qué enseñanzas le deja Space?

Muchas. Hay que ser mucho más rigurosos en el análisis y revisión de los diseños, por parte de las curadurías. No se están cumpliendo los mecanismos de control; las curadurías tienen que ser mucho más estrictas. El municipio también tiene que ser mucho más estricto. A nosotros nunca nos visitaron la obra durante la construcción y tenían obligación de hacerlo.

‘La Alcaldía es corresponsable de lo ocurrido’

¿La Alcaldía tiene corresponsabilidades?

Indudablemente nosotros tenemos culpas, pero hay muchas culpas de falta de control que son de la Alcaldía, a través de la curaduría, que es su agente.

¿El curador está en juicio?

El juicio está en marcha para dos curadores. Porque había uno y luego otro.

Es decir, ¿la Alcaldía sí tiene responsabilidades que no reconoce?

Ellos tienen sus puntos de vista. El mío es que sí. Que es corresponsable.

¿Ha hablado con el alcalde Aníbal Gaviria recientemente?

Desde la tragedia, una sola vez pasó al teléfono. Y tuvo una respuesta muy dura. Tengo copia de toda la correspondencia que le he enviado, sin una respuesta.

¿Correspondencia de cuántos meses?

De los últimos 14. Y no he recibido ni una respuesta. Soy un hombre al que la vida le enseñó que los problemas se arreglan dialogando.

Pero es que, a nivel de opinión, su nombre y el de su hijo están en entredicho…

Yo lo sé, y lo he comprendido. Pero he sido también alcalde y he sido gobernador; presidí el Congreso, y uno debe tener en todos los casos un diálogo muy amplio, mucho más en este tan delicado, con tantos perjudicados. Diría que la forma como se ha manejado no es una buena forma de gobernar.

¿Piensa que, para el alcalde Gaviria, este es el problema más grave que enfrentó durante toda su administración?

Creo que sí. Y no me ha dicho una palabra. Solo órdenes de aislarme.

¿Piensa emprender alguna acción civil contra la Alcaldía?

Lo estoy evaluando. Y lo estoy pensando por esto: es mi vida, mi labor como ingeniero, y sería muy bueno que la justicia pudiera opinar si realmente yo obré bien o no, y si quienes tenían el deber de controlar y vigilar a nuestros constructores obraron bien, obraron mal o no obraron.

¿Usted está bloqueado por la Alcaldía?

No me han dado un trato adecuado y en muchas partes, en algunas ocasiones, me he sentido bloqueado. La Alcaldía nada dice sobre la revisión mal hecha que hicieron sus curadores de los cálculos que contenían el error.

¿La Alcaldía actúo mal?

Yo creo que por intermedio del curador tuvo una deficiencia grave.

¿Cree que hay seguridad jurídica para estos temas de construcción?

No está muy clara, pues en cada uno de esos edificios se dieron todos los pasos que la ley le exige a un constructor, y al presentarse una dificultad se buscó la responsabilidad solo en el constructor.

YAMID AMAT
Especial para EL TIEMPO

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.