Falta articulación con infraestructura local

Falta articulación con infraestructura local

Experto dice que las licitaciones han ido saliendo como vías parciales o intermedias.

notitle
04 de diciembre 2014 , 06:37 p.m.

Aunque reconoce que las concesiones viales de cuarta generación (4G) es el proyecto más avanzado en desarrollo vial que tiene el país, por el modelo de contratación, de financiación, de diseño y de servicio, la Asociación Nacional de Empresarios (Andi), tiene reparos en torno al efecto de las obras en la economía.

Édgar Higuera, gerente de Logística, Transporte e Infraestructura del gremio, señala que las licitaciones han ido saliendo como vías parciales o intermedias y no atadas a un corredor origen-destino, que nace en las zonas de producción y llega a las de consumo, por lo cual no se concluye un trazado completo.

“Es muy posible que el efecto del uso de la vía quede colgado en la entrada de las ciudades”, asegura. Un ejemplo claro y palpable para miles de turistas bogotanos y de empresarios que exportan o importan por el puerto de Buenaventura es la concesión entre Bogotá y Girardot, que luego de las graves complicaciones fue entregada, pero que al entrar a Bogotá se pierde todo el efecto de velocidad que trae la carga y el pasajero.

Señala que por esto es preciso contar con planes de inversión a las entradas y salidas de los puertos, aeropuertos, las grandes ciudades y las zonas de producción y consumo.

“Sin este plan, el efecto económico de las dobles calzadas no se va a ver reflejado”, señaló.

Por ejemplo, la entrada al puerto de Buenaventura hoy puede tardar cuatro horas o en Bogotá no está conectado con el corredor de la Calle 13 o de la Avenida Longitudinal de Occidente.

Para Higuera estas obras no requieren inversiones relativamente altas, por lo que se debe priorizar para licitar las vías de acceso a los terminales marítimos, aeropuertos, puertos fronterizos y zonas de acceso a las ciudades, porque sin ello la competitividad de las 4G se va a ver desmejorada.

Advierte que como los primeros años de los proyectos se dedican a la planeación y solo las obras se comienzan a ver hasta el tercer año, no habrá el efecto inmediato esperado en la competitividad del transporte.

Por ello, la Andi considera clave que durante el proceso constructivo los operadores tengan planes de mitigación y de manejo del tráfico, para que los tiempos de movilización de las mercancías no se vean afectados.

“En el caso de Buenaventura nos avisan el día anterior, cuando ya los carros están en la mitad del camino”, señaló.

El presidente del ANI, Luis Fernando Andrade, indica que este tipo de situaciones se puede presentar en Bogotá, donde la construcción de proyectos para canalizar el flujo de las concesiones brilla por su ausencia, no solo por el acceso de la autopista Sur, sino en la calle 80.

En el caso de Buenaventura, se espera que el problema se reduzca porque los puertos en construcción están afuera de la ciudad y hacen parte de las obras que vienen del plan de vías 4G.

ECONOMÍA

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.