Carnival Breeze, una opción de diversión y descanso por el Caribe

Carnival Breeze, una opción de diversión y descanso por el Caribe

El barco estrella es una especie de 'resort' flotante. Es ideal para vacacionar.

notitle
03 de diciembre 2014 , 04:07 p.m.

Navegamos a bordo del Carnival Breeze, el barco estrella de la naviera estadounidense Carnival, construido en el 2012, un gigante del tamaño de tres estadios de fútbol (mide 306 metros de largo) y con capacidad para atender, a sus anchas, hasta a 4.500 pasajeros. (Vea la galería: Así es la vida a bordo en un crucero gigante)

Los tripulantes, que se encargan de que la estadía sea a pedir de boca, siempre amables, son 1.400, de todas las nacionalidades. Este es un crucero ideal para descansar y divertirse, y para quienes buscan economía. Carnival ostenta ser la naviera con las mejores tarifas y promociones en el Caribe.

Un atardecer desde el Carnival Breeze. Ana María García / EL TIEMPO

Salimos desde Miami a un recorrido que dura seis días. En esta ruta se visitan tres puertos: Key West, en Florida; la isla de Cozumel, en México, y Gran Caimán. Los pasajeros pueden bajarse en los puertos, hacer excursiones, compras o descansar en las playas. Pero son muchos los que prefieren quedarse a bordo del barco, que funciona bajo el sistema de todo incluido (menos licores, excursiones y algunos restaurantes especializados).

Las piscinas quedan en el décimo piso –son 15 pisos–, en la terraza principal, donde a cualquier momento se puede armar una fiesta y pasajeros y tripulantes empiezan a bailar. No en vano, la naviera se llama Carnival (‘carnaval’ en español) y el concepto de diversión es su principal característica. Si está acostumbrado a cruceros con poca gente y donde predomine la tranquilidad, este, en definitiva, no es.

En la mitad del piso diez los niños disponen de un parque acuático con dos toboganes gigantes, golfito, mesas de ping-pong, canchas de baloncesto y puentes colgantes. Los menores, valga decirlo, son los que más se divierten. Disponen de una zona de videojuegos y de una discoteca donde, obviamente, no hay licor.

El piso quinto atraviesa el barco, de popa a proa (o viceversa). Comienza con un piano bar donde, en las tardes y noches, siempre hay un cantante que interpreta clásicos de rock, jazz o blues. En seguida queda Liquid, una discoteca donde predomina la rumba al estilo norteamericano pero donde también hay entretenidas noches latinas.

Al lado hay un casino gigante que de día y de noche vive repleto y que conduce a la zona de compras. Aquí las tiendas ofrecen sus productos a muy buenos precios, pues funciona bajo el concepto de duty free. A los lados del piso quinto hay terrazas con jacuzzis con vista al océano, donde no suele haber mucha gente; el lugar es ideal para descansar, leer o dormir al aire libre. No hay música ni ruido.

Para descansar, nada mejor que un jacuzzi de agua caliente con vista al océano. Ana María García / EL TIEMPO

En el cuarto piso están la biblioteca y un bar de vinos. Entre el tercero y el quinto piso queda el teatro Ovation, con capacidad para 1.500 personas, donde ofrecen espectáculos tipo Broadway, con artistas de primer nivel. Vimos un musical inspirado en los Beatles y otro en las divas del pop: Madonna, Céline Dion, Lady Gaga, Rihanna, Beyonce y Katy Perry. Son shows de música, baile y color, con escenarios de tecnologías y luces multimedia. Y entre las muchas opciones de diversión, hay karaoke todas las noches.

Muy buena comida

La oferta gastronómica es amplia y variada. La zona de comidas está concentrada en el piso 10, en el Lido Marketplace, con lo mejor de la cocina internacional. No faltan las comidas rápidas, entre las que se destacan las hamburguesas del famoso chef estadounidense Guy Fieri. Un dato: por crucero se preparan más de 13.000 hamburguesas. Las cenas y desayunos son en el Blush, el restaurante de gala del crucero que abarca tres pisos. La carta incluye langostas. Excepto el restaurante japonés (Bonsai), el Steakhouse y el italiano, todos están incluidos en el servicio y el consumo es ilimitado. Pero los que cobran tienen platos desde los cinco dólares.

Si usted va

El Carnival Breeze sale desde Miami, por eso se necesita visa estadounidense. Las tarifas de este crucero de seis noches van desde 499 dólares por persona en temporada baja.

Informes: Tel.: 696-9572 en Bogotá.
www.carnivalcolombia.com

ESTILO DE VIDA
Invitación Carnival Colombia

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.