Recompesa para quienes denuncien a 'polvoreros' en Barranquilla

Recompesa para quienes denuncien a 'polvoreros' en Barranquilla

El anuncio fue hecho el lunes por el coronel Édgar Muñoz, subcomandante de la Policía Metropolitana.

notitle
02 de diciembre 2014 , 10:38 a.m.

Hasta un millón de pesos de recompensa está ofreciendo la Policía de Barranquilla para quien dé información puntual acerca de personas que estén vendiendo pólvora o licor adulterado en la época de fiestas de fin de año.

El anuncio fue hecho el lunes por el coronel Édgar Muñoz, subcomandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, en medio de un consejo de seguridad a propósito del plan Navidad Segura.

Los objetivos primordiales de las autoridades (Distrito, Policía, Icbf), es que no se presenten casos de personas quemadas, manejando en estado de embriaguez, heridas por balas perdidas o en accidentes de tránsito.

Para ello todas las secretarías de la Alcaldía estarán trabajando de la mano con las acciones de la Policía. Por un lado los caminantes de la salud intensificarán su labor en los barrios, mientras que la autoridad de Tránsito hará que los operativos de alcoholemia crezcan en la ciudad.

Mientras la reunión se llevaba a cabo en las instalaciones de la Alcaldía, personal del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y del grupo de infancia y Adolescencia de la Policía, realizaban una socialización sobre la campaña en la Plaza de San Nicolás, en el Centro.

Prevención con menores

En medio del evento, que se realizaba al aire libre, se dijo que en el Atlántico hubo tres niños quemados en las fiestas de fin de año de 2013. Uno de los casos se presentó en Soledad, otro en Manatí y uno más en Barranquilla.

Según los registros del Instituto Nacional de Salud, durante las fiestas de fin de año de 2013, en el país se reportaron 379 menores de edad quemados. Los departamentos que tuvieron más casos fueron Valle del Cauca, Antioquia, Nariño, Caldas y Norte de Santander.

Para que estas penosas situaciones no se den, el Gobierno expuso la Ley 670 de 2001, en la cual se garantiza la vida, integridad física y recreación del niño expuesto al riesgo por el manejo de artículos pirotécnicos o explosivos.

Pero a pesar de la medida los casos se siguen repitiendo. “Las cifras han bajado desde que la norma está vigente, sin embargo, hemos notado que los familiares de los menores quemados deciden no dar a conocer los casos, por temor a que la justicia tome medidas con los adultos responsables de los menores”, explicó una vocera del Icbf.

En el acto que se desarrolló en la Plaza de San Nicolás resaltó la puesta en escena de un grupo de actores llenos de vendas, quienes demostraban el dolor que sienten los niños quemados y sus familias. Para lograr el objetivo el grupo de actores llegaba a los transeúntes y en un minuto les exponían todas las consideraciones que se deben tener en cuenta para las fiestas de fin de año.

El común denominador de quienes escucharon al grupo se mostró receptivo ante la idea y se comprometió a denunciar si notaban algo extraño en sus comunidades.

La alerta amarilla

La secretaria de Salud Distrital, Alma Solano, explicó que el sistema de salud de la ciudad está en alerta amarilla.
Para que los planes de prevención y reacción funcionen la red hospitalaria activó planes de contingencia desde el pasado 30 de noviembre, los cuales llegarán hasta el próximo 18 de enero.

DANIEL ESCORCIA LUGO
BARRANQUILLA

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.