Lo rescatable

Lo rescatable

Las Farc entendieron la magnitud de la crisis y su capacidad de poner en riesgo todo lo andado.

notitle
30 de noviembre 2014 , 11:10 p.m.

Casi sin excepción, las negociaciones de paz, incluso en los casos más exitosos, se tramitan en el marco de periodos extraordinariamente violentos. Los atentados, el saboteo armado y toda suerte de acciones para romper la confianza pública en el proceso tienen lugar. Era apenas previsible que algo así sucediera en Colombia, y fue con ese pronóstico con que recibimos este año electoral: parecía inevitable que una serie de atentados amenazaran los avances y las posibilidades de continuidad en el Gobierno del sector político que representa el presidente Santos.

Sin embargo, sorpresivamente, y aunque la violencia y los actos criminales han puesto una presión muy importante sobre los diálogos, estos habían procedido en un ambiente relativamente provechoso, que ha permitido avanzar y consolidar acuerdos parciales de enorme importancia.

Esta tranquilidad pareció llegar a su fin con el secuestro del general Alzate y su enorme significado dentro de unas Fuerzas Armadas que representan a un sector tan sensible a los intereses en juego y de cuya lealtad ha dependido la estabilidad del proceso.

El impasse fue superado con rapidez y demostró lo mucho que se ha avanzado y la robustez del diálogo. Además de los cinco secuestrados, liberados con celeridad y en buen estado de salud, mucho se rescata de esta crisis, que podría ayudar a recomponer las reglas de juego para entrar en su fase más importante: la negociación de los términos de la transición a la vida civil.

El plazo. Dentro de lo más notable, está el hecho de que las mismas Farc hayan puesto plazo, por primera vez, a las negociaciones. En plena crisis, alias Pablo Catatumbo expresó en entrevista con RCN La Radio: “Estamos seguros de que esta vez sí vamos a firmar la paz (…). Ojalá la paz se firme en el 2015”.

La renuncia. En múltiples oportunidades, los voceros de las Farc hicieron una admisión que resume muy bien la conclusión del acuerdo sobre el punto de participación política: la revolución por la vía de las armas ha fracasado. En tal sentido, el mismo ‘Pablo Catatumbo’ expresaba: “Nosotros hemos hablado de dejación de armas; para eso hemos conformado una comisión”.

Las condiciones. En las primeras declaraciones, las Farc parecían orientar el discurso hacia la exigencia de un intercambio humanitario. Sin embargo, y aunque aún no conocemos a cambio de qué se produjo la liberación, públicamente las Farc solicitaron la presencia de una comisión que revisara las condiciones de salud de sus combatientes en las cárceles.

La confianza. El hecho de que al frente de la operación de liberación haya estado un comandante del nivel de alias Pastor Alape expresa que hay confianza y unidad de mando, que las Farc entendieron la magnitud de la crisis y su capacidad de poner en riesgo todo lo andado y, por lo tanto, la importancia de proceder con rapidez y garantizando la integridad de los secuestrados.

Lo que viene. Es de esperarse que las partes encuentren altamente conveniente la implementación de la estrategia de desescalamiento regional. Igualmente se prevé una recomposición de fuerzas en el Gobierno. Esta crisis mostró cambios sensibles en la posición que frente a la paz han sostenido sectores que antes se le oponían con vehemencia, y dejado a sus mayores críticos en una minoría que se aísla rápidamente. Esto le proporciona un nuevo aire al equipo de Santos para sacar adelante los temas de justicia, sobre los que ha dicho que hará anuncios importantes en intervenciones recientes.

La gran pregunta. ¿El proceso de paz ha alcanzado el punto de no retorno? La respuesta no es definitiva. Claro, nos queda que necesitará por lo menos de un año más de conversaciones y que las elecciones regionales determinarán sus posibilidades de implementación.

Natalia Springer
@nataliaspringer

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.