Tras liberación del general Alzate, se reanudan los diálogos de paz

Tras liberación del general Alzate, se reanudan los diálogos de paz

En el caserío Vegáez, países garantes recibieron al oficial, al cabo Rodríguez y la abogada Urrego.

notitle
30 de noviembre 2014 , 10:28 p.m.

Ya liberados el general Rubén Darío Alzate Mora, el cabo Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego, que fueron entregados este domingo por las Farc en los límites de Antioquia y Chocó, el paso siguiente es el restablecimiento de los diálogos de paz con las Farc en La Habana. Y así será desde este lunes.

El presidente Juan Manuel Santos había dicho que sus delegados en el proceso volverían a Cuba cuando esta guerrilla liberara a los secuestrados –incluyendo dos soldados en Arauca–; este lunes viajarán a Cuba cuatro de los negociadores oficiales.

EL TIEMPO supo que van, además del jefe de la delegación del Gobierno, Humberto de la Calle; el comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, y los generales retirados Jorge Enrique Mora y Óscar Naranjo.

Está previsto que el reencuentro con algunos delegados de las Farc sea este martes. “El propósito de esta reunión es el de discutir, al lado de los garantes, una evaluación relacionada con los hechos recientes y que conoce la opinión pública”, dijo anoche Humberto de la Calle, tras una reunión con el mandatario. (Lea también: General Alzate explicó a Mindefensa cómo fue su secuestro).

Y agregó: “Desde la perspectiva de la delegación del Gobierno, también provocaremos una evaluación de fondo (...) con el ánimo de lograr mayor eficacia en los diálogos, decidir hechos de paz (y) buscar decisiones prontas sobre lo que hemos llamado el desescalamiento del conflicto”.

El general Rubén Darío Alzate (der.), el cabo Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego fueron trasladados al Hospital Militar, tras reunirse con el Ministro de Defensa. Foto: Mindefensa

También se espera que en el encuentro se defina la fecha de la próxima ronda de conversaciones, durante la cual se daría la última reunión de la mesa de diálogos con víctimas, que había quedado pendiente por la crisis que le generó al proceso de paz el secuestro del general Alzate. (Líderes políticos piden reanudación del proceso de paz).

El oficial, el de más alto rango que ha estado en poder de las Farc en toda la historia de esta guerrilla; la abogada Urrego y el cabo Rodríguez fueron liberados este martes en la mañana en Vegáez, un caserío del municipio antioqueño de Vigía del Fuerte, en los límites con Chocó.

La entrega de los secuestrados a los delegados de Noruega y Cuba –países garantes del proceso de paz– y al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) fue encabezada por ‘Pastor Alape’, miembro del secretariado de las Farc que ya está en La Habana y viajó desde allí.

Los tres liberados habían sido retenidos por guerrilleros del frente 34 el domingo 16 de noviembre, en el caserío chocoano Las Mercedes, a unos 30 minutos de Quibdó. El hecho ocurrió en medio de circunstancias inexplicables para el propio Gobierno, como que el general iba de civil y sin escolta, y se espera que explique esto una vez culminen los chequeos médicos a los que es sometido en el Hospital Militar, a donde fue trasladado desde Medellín.

Lo que sigue

Si bien el regreso del alto oficial a la libertad en un tiempo tan corto –estuvo 14 días en poder de las Farc– es, como ha dicho el propio presidente Santos, una muestra de la madurez que ha logrado el proceso de paz, el primer encuentro entre los negociadores de esta guerrilla y los del Gobierno no será fácil.

Durante los últimos días, las Farc han sido insistentes en que los diálogos no se debieron interrumpir, porque uno de los acuerdos era que el proceso no debía afectarse por los hechos que ocurrieran en el campo militar en Colombia.

Precisamente, el máximo jefe de las Farc, ‘Timochenko’, dijo la semana pasada: “Las cosas no se podrán reanudar así no más, habrá que hacer diversas consideraciones”. Además, y a partir de la suspensión de los diálogos, las Farc han insistido en la necesidad de declarar el cese bilateral del fuego, un tema que el presidente Santos no acepta.

De hecho, este domingo, el jefe de los negociadores de la guerrilla, ‘Iván Márquez’, dijo desde La Habana: “Hay que levantar las voces para que se dé el cese bilateral del fuego, porque el discurso de paz debe llevar una coherencia con las acciones de paz”. (Lea también: Familiares de liberados esperaron 11 horas el encuentro).

Poco después, el presidente Santos respondió mediante un comunicado y dijo que aunque entiende que es difícil negociar en medio del conflicto, tiene “la convicción de que ha sido la mejor manera de preservar los elementos esenciales del Estado y evitar que las conversaciones se conviertan en un ejercicio interminable”.

El Presidente también destacó que la liberación del general “contribuye a recuperar el clima propicio para continuar los diálogos”.

Tanto el Gobierno como las Farc agradecieron el papel decisivo que han jugado Noruega y Cuba, no solo para el regreso del general a la libertad sino para el mantenimiento del proceso de paz.

Lo que dijo ‘Iván Márquez’

“Tendremos que rediseñar las reglas del juego, porque un proceso de paz que ha llegado al nivel donde se encuentra y que se apresta a discutir los temas más decisivos de la paz, no puede estar sometido a ningún tipo de actitudes precipitadas e irreflexivas que aplacen el advenimiento de nuestra reconciliación”.

“Invitamos al presidente Santos a que, con el corazón en la mano y la mente plena de sentido común, piense que no podemos darle más largas al absurdo de unos diálogos de paz en medio de la guerra. Es hora del cese bilateral del fuego, del armisticio”.

Lo que respondió el presidente Santos

“La negociación en medio del conflicto tiene costos que son difíciles de entender y aceptar”. (Lea también: 'Liberaciones permiten recuperar el clima para continuar diálogos').

“Me duelen profundamente los hechos de la guerra y soy el primer colombiano que lamenta y condena la muerte de soldados, policías, niños, hombres y mujeres. Sin embargo, tengo la convicción de que negociar en medio del conflicto ha sido la mejor manera de preservar los elementos esenciales del Estado y evitar que las conversaciones se conviertan en un ejercicio interminable”.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.