Magnus Carlsen promete largo reinado en el Ajedrez

Magnus Carlsen promete largo reinado en el Ajedrez

El pasado domingo, el noruego, de 24 años, retuvo su título mundial venciendo al indio Anand.

notitle
29 de noviembre 2014 , 06:16 p.m.

Poco más de las 11 de la mañana (hora colombiana) del domingo pasado, el indio Viswanathan Anand detuvo el reloj de control y tendió la mano a su rival, el noruego Magnus Carlsen, reconociendo así su derrota: los peones pasados de Anand iban a caer sin remedio y su alfil era impotente ante la torre blanca. Los espectadores presentes en la Villa Olímpica de Sochi, un popular balneario ruso situado en el mar Negro, prorrumpieron en una ovación. No era para menos: Magnus acababa de retener el cetro de campeón mundial de ajedrez.

El prodigio noruego, quien cumple 24 años este domingo, dominó el duelo y venció por 6,5 a 4,5 a Anand, un veterano excampeón de 44 años. De 11 partidas disputadas Carlsen ganó tres, perdió una. Como lo reconoció: “Fue desde el comienzo un duelo muy duro”.

Antes del encuentro, no se le concedía ninguna posibilidad al ‘Tigre’ de Madrás, quien ya había sido derrotado con contundencia el año pasado en Chenai (India), donde Carlsen le arrebató el título mundial. Pero en esta ocasión, Anand estaba mejor preparado y, pese al resultado final, la disputa por el campeonato fue muy reñida. Los aficionados disfrutaron de inesperados golpes tácticos, sutiles maniobras estratégicas y novedades en las aperturas. Tampoco faltaron los errores: se recordará la jugada 26 de la sexta partida, cuando Anand ‘no vio’ que podía capturar un valioso peón central. Tremenda pifia que pudo costarlo todo.

No es la primera vez que se cometen errores en un Mundial. A lo que los contendores están sometidos a una tremenda carga psicológica y el cabal manejo de la tensión y los nervios son decisivos. Pero, después de eso, Anand no pudo recuperar la confianza ni la fuerza, mientras Carlsen ganó seguridad y manejo.

De sueño y ensueño

Como lo demostró en la octava partida, cuando, en una discutida actitud, el noruego se quedó dormido en su silla, mientras Anand consumía el tiempo de su reloj de control tratando de comprender los enigmas de la posición. La polémica se desató: ¿fue un gesto descortés? ¿Fue simple fatiga? ¿Quizás un truco? El indio consumió mucho tiempo de reflexión, prefirió un camino sin riesgos y la partida llegó a un punto muerto. Una victoria psicológica.

Carlsen, durante una de las partidas del Mundial de Ajedrez que disputó contra Anand. EFE

Quizá fue el legendario campeón ruso, Alexander Alekhine, quien definió al ajedrecista de élite como una inusual combinación de un monje asceta y una fiera depredadora. Carlsen es un buen ejemplo. Con razón, Gari Kasparov ha definido al prodigio noruego como una mezcla de José Raúl Capablanca y Bobby Fischer. Ninguno como el legendario cubano ha logrado descifrar las sutilezas de las posiciones quietas y aparentemente simples, y Fischer tenía la precisión de una máquina e incontenibles ansias de ganar, lo que hizo exclamar a Boris Spasky, cuando fue derrotado por Fischer en 1972: “¡El tiempo de los asesinos ha comenzado!”. Magnus fue mejor, Anand dio una digna pelea, pero no pudo con el ritmo del joven noruego.

Nuevos tiempos

En una reciente declaración, Gari Kasparov dijo que el encuentro en Sochi demuestra que “el tiempo no corre hacia atrás. Es difícil superar la brecha generacional entre dos jugadores y Magnus Carlsen es un talento especial”.

Los tiempos han cambiado. Antes era notable que un ajedrecista obtuviera el título de Gran Maestro a los 15 o 16 años. Ahora, niños de 12 y 13 años los conquistan. Ahora, también, el ritmo deportivo se ha acelerado y los mejores ajedrecistas participan en unos 10 extenuantes torneos al año.

Los avances tecnológicos influyen mucho. Carlsen tenía analistas y asistentes, pero varios no estaban en Sochi: ¡se encontraban en un hotel de Noruega, donde trabajaban con poderosas computadoras!

Magnus tendrá 2 años para disfrutar su reinado. En la ceremonia de premiación la Fide anunció que en el 2016, en EE. UU., se llevará a cabo el próximo Mundial. El italiano Fabiano Caruana, de 23 años, el segundo lugar del escalafón y el ruso Alexander Grischuk, de 31, figuran entre los más firmes candidatos. Carlsen enfrentará a un nuevo retador, quien quizás tendrá que detener en su momento el reloj de control, darle la mano y felicitarlo, pues el noruego dice estar preparado para un largo reinado.

SERGIO GONZÁLEZ
Gran Maestro Fide
Para EL TIEMPO

 

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.