Barcelona le insiste a Madrid que retire la estatua de Blas de Lezo

Barcelona le insiste a Madrid que retire la estatua de Blas de Lezo

Catalanes dicen que el capitán es "el cómplice de la pérdida de nuestras libertades".

28 de noviembre 2014 , 06:40 p.m.

Blas de Lezo, aquel marino español que salvó a Cartagena de la invasión inglesa hace dos siglos, no descansa en paz.

Una polémica se despierta en España, poco después del temporal que se levantó en Colombia por la placa que se destapó en honor a los vencidos, ante la visita del príncipe Carlos y Camilla Parker, duquesa de Cornualles.

Ahora los catalanes protestan por la estatua que se erigió en Madrid el 15 de noviembre pasado en memoria del ‘Mediohombre’. Esgrimen una razón histórica.

En 1713 Barcelona era el último bastión que apoyaba al archiduque Carlos de Austria, quien se enfrentaba a Felipe V por la corona española en la llamada Guerra de Sucesión.

Blas de Lezo fue el capitán de una flota comandada por Manuel López Pintado durante el asedio por mar de los seguidores de Felipe V a la ciudad. Fue precisamente en esos combates donde Blas de Lezo perdió un brazo.

La comisión de Presidencia y Régimen Interior del Ayuntamiento de Barcelona instó a Madrid a retirar el monumento. “Homenajear al cómplice de la pérdida de nuestras libertades, de la prohibición de nuestra lengua y un largo etcétera no nos parece de justicia ni digno de admiración”, dijo Joan Laporta (de Democracia Catalana), quien presentó la moción junto a Jordi Portabella (de Esquerra Republicana de Catalunya).

Por lo pronto don Blas puede respirar tranquilo en la plaza de Colón de Madrid.

La alcaldesa de la ciudad, Ana Botella, se niega a atender la petición catalana. No piensa hacerlo “en ningún momento y bajo ningún concepto”, en sus propias palabras.

La estatua, obra de Salvador Amaya, nació de una iniciativa ciudadana, que reunió 10.700 firmas y 150.000 euros (unos 400 millones de pesos).

Se inauguró hace 19 días en un acto presidido por el rey Juan Carlos, al que asistió el embajador Fernando Carrillo, que pronunció algunas palabras sobre la importancia de nuestro héroe.

Así se ayuda a destacar la imagen de Blas de Lezo, un héroe español que ha pasado desapercibido en su propio país. Dos siglos después empiezan a conocerlo.

La mayor exposición que se ha hecho en su nombre, que tuvo lugar en el Museo Naval el año pasado, fue un importante principio para destacar la valentía del hombre que le ganó a la Armada Invencible.

Con 6.000 soldados y 990 cañones venció a 23.600 ingleses que contaban con 3.000 unidades de artillería en Cartagena.
Esta estatua es otro reconocimiento, aunque despierte molestias en algunas regiones.

El hecho sucede en un momento de conflicto entre Madrid y Cataluña, con su impulso independentista, afianzado luego del referendo de autodeterminación del 9 de noviembre. Blas de Lezo se sitúa de nuevo en medio de una lucha.

JUANITA SAMPER OSPINA
Corresponsal de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.