Repuestos para carros de segunda amigables con el planeta

Repuestos para carros de segunda amigables con el planeta

Aunque agremiaciones están de acuerdo con este mercado, las cifras revelen menor huella de carbono.

notitle
28 de noviembre 2014 , 05:35 p.m.

Los repuestos de segunda han sido, históricamente, mal vistos e, incluso, rechazados. Esto porque se ha tenido la idea de que hacen parte de un mercado negro, donde las organizaciones ilegales son las únicas beneficiadas y son las que ganan más de 4.000 millones de dólares anuales vendiendo las partes de los autos robados, casi lo mismo que el mercado legal.

Esta mala reputación no es gratuita y, tal como lo reveló recientemente el gremio Asopartes, este año en el país se han robado 7.777 automotores de los cuales 1.268 han sido en la capital de la montaña, una cifra que está por encima de Bogotá,donde se han registrado 1.068 casos tal como lo aclaró el director de la institución, Tulio Zuloaga.

Por tal motivo no es de extrañar que los paisas desconfíen de las empresas que en la ciudad ofrecen repuestos usados para el reemplazo de piezas en caso de choque, accidente o daño o por fatiga de la misma, aunque estas empresas tengan buenas intenciones y sean legales en la oferta de toda la mercancía. Un ejemplo de ello es Vehicenter, que desde hace un año y medio le compra vehículos siniestrados a empresas de salvamento para luego ellos mismos realizar el desensamble y ofrecer los repuestos de segunda a sus clientes al detál.

Sara Uribe, Jefe de compras de Vehicenter, explicó que el contrato para adquirir las partes lo tienen con Servicolombia y Suramericana, “dos empresas serias, responsables y que dan respaldo de todos y cada uno de los carros que se van a vender por partes”, dijo.

Uribe agregó que esto trae grandes beneficios para la economía de las personas, pues el valor comercial de cada pieza, en relación con una nueva, es mínimo del 50 por ciento menos.

Así, por ejemplo, si una puerta nueva de un Hyundai Atos vale 450.000 pesos, de segunda la consigue en 200.000 pesos.

Además son menos desechos para el planeta y menos trabajo para chatarrizar algo que todavía está bien y que podría tener una vida útil de 5 a 10 años más.

El único problema que tiene el comercio del salvamento es que nadie ofrece garantía y esto genera desconfianza a los usuarios que no conocen de mecánica ni detalles en los vehículos, del mismo modo es evidente que las piezas no se ven tan bonitas como cuando están nuevas y empacadas, pero esa información se deja muy clara antes de la compra y se le sugiere que antes de entregar el dinero el comprador se asesore de un experto en el tema.

Rubén Darío Cañas Aranzaso, director del centro de salvamento de Suramericana, explicó que gracias al trabajo que realiza la multilatina se han dejado de chatarrizar 2.700 toneladas este año y esto es un balance muy positivo pues se están recuperando vehículos funcionales y, por ende, se está disminuyendo el parque automotor entrante.

Al mismo tiempo se está fomentando el ahorro en la explotación de minerales, hidrocarburos y metales para materias primas. Todo ello trae como resultado la disminución de la huella de carbono generada por la fabricación de nuevos vehículos y nuevos repuestos.

El elemento más importantes a tener en cuenta de este mercado es que cada una de las piezas para vehículos que llegan a los almacenes tiene trazabilidad clara, es decir que cada repuestos entregado debe tener la información del salvamento del cual fue desensamblado. Esto evita que el mercado negro se mezcle con los repuestos legales.

A pesar de los beneficios que trae la venta de segundas en el mercado automotriz, para con el medio ambiente y la economía, muchos empresarios y directivos de agremiaciones influyentes como Asopartes no están de acuerdo e insisten en que esta oferta de segundas no tiene futuro y lo único que está logrando es servir de soporte para que unas cuantas facturas legales de compras esporádicas sirvan como amparo a los grandes contrabandos de la delincuencia especializada.

Finalmente, Cañas aclaró que entiende algunos temores y rechazos de las agremiaciones locales.

Sin embargo, cree que en la medida en que esto se siga haciendo con rigor en los procedimientos es posible tener éxito.

Esta es una buena práctica que se aplica en países como España, donde existen lugares muy similares a los centros de salvamento nacional pero en mayor dimensión para desensamblar y vender repuestos a toda Europa.

El mercado es práctico para quienes tienen vehículos de modelos viejos, que las empresas dejan de ensamblar y luego de producir.

Vehículos que más se roban aquí

Al hacer el análisis por marcas, las que presentan los índices de hurto más altos son Chevrolet, Mazda y Renault. Con modelos como el Spark y el Aveo, el Mazda 3 y el Mazda 6. En el caso de Renault los mas perseguidos son el Twingo y el Clio.

Los automóviles de bajo cilindraje que tengan similares en servicio publico están en la mira igualmente, esto se debe a que son carros fácilmente comerciables. Si se comparan con marcas como BMW, donde la tendencia es estable y baja.

DAVID SÁNCHEZ MEJÍA
Reportero Gráfico de EL TIEMPO
MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.