Con informantes esperan combatir uso de la pólvora en Medellín

Con informantes esperan combatir uso de la pólvora en Medellín

En preámbulo de la Navidad ya hay 9 quemados en Antioquia. Refuerzan prevención en sitios críticos.

notitle
27 de noviembre 2014 , 08:09 p.m.

Pagar a quien dé información que permita llegar hasta las personas y lugares donde se comercializa la pólvora es una de las estrategias que tienen las autoridades de Medellín para prevenir y disminuir el uso y los accidentes ocasionado por la manipulación de objetos explosivos y luminosos en estas fiestas de fin de año.

“A través de la línea 123 se pueden hacer las denuncias y dependiendo del tonelaje del decomiso y el efecto generado sobre las personas que expendan o almacenen se recompensará con dinero”, expresó Gabriel Jaime Guarín, secretario de Salud.

Entre el primero de diciembre de 2013 y el 06 de enero de este año hubo 99 lesionados en la ciudad. Entre estos 36 eran menores y 15 tenían menos de 12 años.

Según Guarín la meta, al igual que año anterior, es reducir en un 15 por ciento el número total de quemados y en un 40 por ciento los de menores de 12 años.

“No es justo ni razonable que un menor de 12 años se lesione, y que generalmente sea en las manos y los ojos. En los últimos meses ya van siete lesionados. Este año tenemos alternativas diferentes para recibir la Navidad como el Festival de las Luces”, agregó el funcionario.

En septiembre las secretarías de Educación y Salud, a través de la campaña ‘Más luz, menos pólvora’, realizaron talleres de prevención en 13 instituciones educativas ubicadas en las comunas donde se presentaron los más altos índices de accidentalidad el año pasado, como San Javier, Guayabal, Popular, Santa Cruz, Castilla, El Poblado y San Cristóbal.

“Trabajamos con habilidades para la vida, el autocuidado y la autoestima. Nos apoyamos en la pedagogía experimental y vivencial”, dijo Lina Gómez, subsecretaría de Salud Púbica.

Antioquia madrugó

Las autoridades departamentales también se propusieron dejar de ocupar el primero lugar en víctimas. Hace unas semanas la Secretaría de Educación (Seduca) se reunió con todos los jefes de núcleo de los 117 municipios no certificados para reforzar la sensibilización.

Francisco Corrales, asesor de programas de Seduca, afirmó que realizaron talleres durante todo el año con los 568.000 estudiantes y los 18.000 educadores que tiene a cargo el departamento.

Si bien en todos los municipios existe el riesgo, por lo arraigado que continúa esta práctica en la cultura, la Gobernación intensificó su tares en los municipios del oriente cercano, donde se presentan cada año las más altas cifras de quemados.

La única víctima mortal el año pasado fue en una polvorería de El Carmen de Viboral.

Aunque el Sistema de Información de Lesionados con Pólvora se activa el primero de diciembre, Zulma Tabares, gerente de Salud Pública de Antioquia, confirmó que desde el pasado 14 de noviembre hasta ayer había un reporte de ocho lesionados: ocho en Medellín, dos en Bello, dos en Caldas, y de a uno en San Andrés de Cuerquia y San roque.

“El Comité Departamental de Prevención de Lesiones por Pólvora ha trabajado todo el año generando conciencia de que hay otras formas de celebrar la Navidad que no ponen en riesgo la salud. Queremos que haya cero niños quemados; todos esos accidentes son prevenibles, pero eso tiene que ser un compromiso de todos”, agregó Tabares.

Las autoridades de policía también arreciaron los controles en las vías para evitar que los explosivos salgan o entren.

Según la teniente coronel Martha Rueda, han decomisado cinco toneladas en el Área Metropolitana. Las últimas tres cayeron este miércoles en Itagüí, provenientes de Bogotá.

“Hicimos capacitaciones con todo el personal de policía para que conozcan los motivos de decomiso y los documentos que deben exigir. Esperamos que los alcaldes firmen los decretos de prohibición”, precisó Rueda.

Por su parte Luz Janeth Forero, directoral regional del ICBF, dijo que han apoyado la prevención y que están atentos a hacer el restablecimiento de derechos de los menores que resulten afectados, o encontrarles una familia sustituta en caso de que la suya no ofrezca garantías.

En el periodo pasado hubo 275 lesionados.

En el San Vicente se unen a la prevención

“No solo en diciembre hay quemados. Durante todo el año atendemos niños que resultan lesionados y en la mayoría de los casos no son por pólvora sino por accidentes caseros que son prevenibles”.

De esta forma, Marco Antonio Hoyos, especialista en quemados de Unidad Infantil del Hospital San Vicente Fundación, hizo un llamado de atención para que en el mes de diciembre y todos los demás se trabaje con las familias para evitar las quemaduras.

Durante el 2013 llegaron a la Institución 411 niños quemados, la mayoría entre los 2 y los 5 años, por líquidos calientes (288 casos), líquidos inflamables (3 casos), pólvora (6 casos), y por otras causas como la electricidad y las llamas.
A octubre 31 de 2014 el San Vicente había recibido 285 pacientes entre los 0 y los 14 años con quemaduras. De estos, 105 casos se presentaron con menores de un año, la mayoría por líquidos inflamables.

Paula Andrea Cárdenas, enfermera jefe de la Unidad, recordó que los niños deben estar lo más retirados posible de la cocina, que el mango del sartén siempre debe ir hacia adentro y que el agua para bañar a los niños debe ser transportada ya mezclada, para evitar quemaduras.

Medellín se une contra la tradicional alborada

El mes más feliz comienza triste. Explosiones de toneladas de pólvora, el cielo encapotado por el humo de los estallidos y animales que salen despavoridos por el ruido de la alborada.

Según la Seccional de Salud de Antioquia, el 1 de diciembre es el tercer día con mayor número de quemados. Hace dos años 24 personas resultaron lesionadas; el año pasado, 41. Pero los reparos de las instituciones públicas y de la sociedad civil no solo provienen de las cifras de quemados. Este festejo, que no distingue estrato social, despierta críticas por la afectación a los animales y por el origen mafioso que muchos le atribuyen. Por eso diversos colectivos proponen deslegitimar el uso de la pólvora como una manifestación de celebración y proponen recibir diciembre de otra manera.

Sergio Restrepo, director del Teatro Pablo Tobón Uribe, lidera el evento ‘lluvia para la alborada’. En este se pretende “llenar la avenida La Playa la noche del 30 de noviembre con sombrillas de colores para llamar la lluvia y poder disfrutar una llegada de la Navidad sin el saldo estruendoso de las explosiones de la pólvora”.

Otra compaña ciudadana se denomina ‘alborada responsable’. En esta se le pide a la comunidad que envíe videos o audios para registrar lo que ocurre esa noche. “Recibimos reportes por redes sociales y los mapeamos para decirle a la sociedad lo que ocurre en la madrugada. Queremos generar un cambio cultural para que solo los expertos sean los que manipulen la pólvora”, detalló el periodista Carlos Mario Cano, promotor de la iniciativa que se puede buscar en redes como #AlboradaResponsable.

OSCAR ANDRÉS SÁNCHEZ
MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.