Tras un cuarto de siglo, la impunidad campea en el caso

Tras un cuarto de siglo, la impunidad campea en el caso

En el 2009, hace cinco años, el atentado fue declarado como delito de lesa humanidad.

notitle
26 de noviembre 2014 , 08:57 p.m.

‘Muertos o desaparecidos con altas dificultades para ser ubicados’. Esa es la referencia que hay en los expedientes de la Fiscalía sobre los principales señalados de planear y perpetrar el atentado contra el avión de Avianca que el 27 de noviembre de 1989 explotó en vuelo entre Bogotá y Cali.

A 25 años del crimen solo una persona, John Jairo Velásquez Vásquez, ‘Popeye’, pagó cárcel por el peor acto terrorista en la historia del país, que dejó 107 personas muertas. La cifra de víctimas mortales fue incluso mayor que la que dejaría diez días después otro ataque dinamitero de la alianza entre narcos y paramilitares: el atentado contra la sede del DAS en Bogotá. Allí fueron 70 los fallecidos.

Durante la investigación fueron vinculados como autores intelectuales los capos del narcotráfico Pablo Escobar y Gonzalo Rodríguez Gacha –cabezas del cartel de Medellín-- y los jefes paramilitares Carlos y Vicente Castaño Gil. Todos ellos están muertos y las acciones penales en su contra cesaron.

En Estados Unidos, uno de los sicarios más temidos de Escobar, Dandenis Muñoz Mosquera, paga cadena perpetua por la muerte de dos norteamericanos que viajaban en el HK 1803 de Avianca. Otra fichas del aparato de muerte del cartel de Medellín, Carlos Mario Alzate Urquijo, alias ‘el Arete’, que huyó hacia Europa, también fue vinculado a las investigaciones, pero el caso en su contra no avanzó.

En el 2009, hace cinco años, el atentado fue declarado como delito de lesa humanidad y fue la presión de las familias de las víctimas, unidas en la Fundación Colombia con Memoria, la que logró evitar la prescripción, que en términos normales se habría decretado 20 años después de los hechos. En ese expediente, que pasó a denominarse ‘caso Avianca’, se acumularon otros 49 hechos criminales atribuidos al cartel de Medellín. Es una megainvestigación en la que entraron los procesos del atentado contra el DAS y la sede del diario El Espectador, los secuestros del expresidente Andrés Pastrana Arango, Maruja Pachón de Villamizar y Beatriz Villamizar y los asesinatos del procurador Carlos Mauro Hoyos y de la periodista Diana Turbay.

A pesar de la magnitud de los casos, solo hay una fiscal, adscrita a la Dirección de Derechos Humanos, encargada de aclarar uno de los capítulos más oscuros en la historia del país. Una de las tareas que inicialmente realizó la fiscal fue escanear más de 70 cajas con documentos que se estaban perdiendo o se encontraban en mal estado por el paso del tiempo y en muchos casos ya eran ilegibles.

Esa funcionaria tiene en su despacho otros cien casos para investigar y fuentes de la Fiscalía aseguran que, para romper la impunidad, se ordenó que se dedique exclusivamente al megaproceso y que se le asignaron hombres de policía judicial para que la apoyen en las investigaciones. “Por ser delito de lesa humanidad no prescribe, pero el propósito de la Fiscalía es que no siga pasando el tiempo sin tener avances”, señalaron voceros de la entidad.

Como en todos los crímenes de la época, una de las puntas de la investigación es la posible complicidad de miembros del Estado en la logística del atentado, que tuvo en común con otros crímenes –los atentados mortales contra José Antequera, Carlos Pizarro y Bernardo Jaramillo—la violación de la seguridad en los aeropuertos, que en ese momento estaba a cargo de la Policía, en coordinación con el DAS. Un cuarto de siglo después de la explosión del vuelo no hay claridad sobre cómo llegó al avión el explosivo. La hipótesis más aceptada es que la maleta fue enviada con el resto del equipaje, pero en ninguna decisión judicial hay una afirmación concluyente al respecto. El procurador asignado al caso pidió que se llame a declarar a 10 personas, en el país y en Estados Unidos, para esclarecer ese capítulo.

Más que ver a los responsables en la cárcel, dice Gonzalo Rojas, director ejecutivo de Colombia Conmemora y cuyo padre falleció en el vuelo, las familias esperan que la justicia por fin aparezca en este doloroso expediente en forma de verdad completa.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.