Los pendientes del Congreso

Los pendientes del Congreso

Harían mejor en reunirse para ponerles punto final a normas que desde hace tiempo nos están debiendo

notitle
24 de noviembre 2014 , 07:00 p.m.

La semana pasada vimos muy tiesos y muy majos a los miembros del partido de ‘la U’ reunidos en la ciudad de Santa Marta, pensando en candidatos presidenciales y opciones para las próximas elecciones de alcaldías y gobernaciones. En la comodidad del Irotama Resort hablaron de todo: Angelino Garzón, la presidencia colegiada de la colectividad, los puestos de los Ñoños y hasta se empezaron a barajar nombres con miras a las elecciones del 2018. ¡Definitivamente, gente que se reúne a pensar en el futuro de Colombia!


Y no me detengo únicamente en el partido de ‘la U’. Los conservadores, en su congreso en San Andrés, proyectaron el ideario conservador del siglo XXI y presentaron la nueva imagen del partido; mientras los liberales, desde Ibagué, proyectaron el porvenir de la colectividad ante las elecciones regionales del 2015. ¡Gracias, políticos, por anticiparse al mañana!


Diciendo esto no quiero señalar que estos encuentros sean inútiles o vacíos; sin embargo, ver un desfile de ministros como el que tuvimos en Santa Marta a raíz del congreso de ‘la U’ le deja a uno el sentimiento de que en esas reuniones hay mucho trabajo burocrático y poca reflexión sobre las verdaderas urgencias del país.


Harían mejor los congresistas en reunirse para buscar salidas que permitan ponerles punto final a las normas que desde hace tiempo nos están debiendo a los colombianos.


¿No se supone que desde junio del año 2013, en el Congreso, debía aclararse la realidad de las uniones de parejas del mismo sexo? ¿Acaso por una sentencia del año 1997 la Corte Constitucional no había dejado en manos del Congreso la reglamentación de la eutanasia?


Basta con tomar esos dos ejemplos para darse cuenta de que las tareas pendientes de los congresistas con el país son bastantes, y muchas veces prefieren sacarles el cuerpo antes que asumir su responsabilidad como legisladores.


En el caso de la eutanasia, la Corte Constitucional estableció hace 17 años su legalidad, pero dejó en manos del Congreso el proceso para determinar en qué situaciones se puede proceder a suspender la vida de una persona.

¡Diecisiete años lleva mamándoles gallo a los colombianos! A pesar de algunos intentos que se han hecho para sacar adelante normas para enmarcar esta decisión, nada ha pasado. Los proyectos se hunden y el Congreso le falla al país.


La misma historia se repite con el famoso matrimonio igualitario, que, según la Corte Constitucional, debía quedar reglamentado por el Congreso en junio del 2013. Nada ha pasado. Los congresistas se han hecho los de la vista gorda, dejando pasar el tiempo y abriendo la puerta para que personajes de recias creencias conservadoras definan desde las cortes los límites de algo que ya se consideraba un derecho adquirido. Ahí está el magistrado Jorge Pretelt esforzándose para que los contratos que se firmen entre parejas del mismo sexo no sean matrimonios, sino uniones solemnes.


Es bien sabido que en Colombia impera aquella frase que reza que lo urgente no deja tiempo para lo importante; sin embargo, no deja de ser triste que se impulsen leyes para convertir a la panela en símbolo nacional o normas que anuncian el festivo de la madre Laura y no haya tiempo para definir asuntos de trascendencia como los arriba mencionados.


* * * *


#PreguntaSuelta: ¿Y ahora la isla de Gorgona será nuestra nueva serranía del Chiribiquete, un hermoso santuario natural al que no se puede visitar?


@colombiascopio 

Juan Pablo Calvás

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.