Estimulación Cerebral Profunda corrige desórdenes del movimiento

Estimulación Cerebral Profunda corrige desórdenes del movimiento

notitle
24 de noviembre 2014 , 03:35 p.m.

Recibir descargas eléctricas en el cerebro para corregir su funcionamiento puede sonar muy alarmante; sin embargo hoy en día se recurre a este método de Estimulación Cerebral Profunda mediante neurocirugía funcional, para mejorar la calidad de vida de pacientes que ven disminuida su capacidad motora por enfermedades que no les permiten controlar su propio cuerpo.

La neurocirugía de Estimulación Cerebral Profunda se practica en el mundo desde hace 25 años, en Colombia desde hace aproximadamente 12 años y desde el 5 de diciembre de 2012 en Centros Especializados de San Vicente Fundación en Rionegro (Antioquia), donde hasta octubre de 2014 se han realizado aproximadamente 70 cirugías con gran éxito, la mayoría para tratar la Enfermedad de Parkinson.

Los tres tipos de pacientes que se benefician de la Estimulación Cerebral Profunda son:
1) Los que padecen movimientos anormales como la enfermedad de Parkinson, el tremor o temblor esencial, y las distonías, entre ellas el síndrome de Meige y el Guilles de la Tourette.
2) Pacientes con enfermedades siquiátricas como depresión mayor, agresividad extrema, trastorno obsesivo compulsivo, esquizofrenia, anorexia y obesidad mórbida.
3) Pacientes con dolor crónico severo de diversos orígenes, como el síndrome de miembro fantasma, el síndrome doloroso regional complejo y dolores secundarios a lesiones, entre otros tipos de dolores, que son refractarios a los tratamientos convencionales.
Además, en casos muy especiales la cirugía es útil para tratar en su fase temprana la enfermedad de Alzheimer y algunos tipos especiales de epilepsia refractaria.

Conozca la historia de las hermanas Dora y Olga, pacientes con distonía cervical intervenidas con este procedimiento aquí  https://www.youtube.com/watch?v=tdGprt-PLgw&feature=youtu.be

Evaluación de posibles pacientes

Se debe tener claro que sólo se considera aplicar Estimulación Cerebral Profunda cuando los demás tratamientos convencionales y disponibles en el medio no alivian los síntomas ni mejoran la calidad de vida del paciente.

Para garantizar que un paciente es apto para la cirugía, lo evalúa un equipo multidisciplinario de 17 profesionales altamente especializados, entre los que se encuentran: neurocirujana funcional, neuro-psiquiatras, psiquiatras, psicólogas, neuro-psicóloga, trabajadora social, neurofisiólogo, terapistas de familia, fisiatra, médica del dolor, neurólogo y neuro-anestesiólogos.

Alta precisión y exactitud en la cirugía

La cirugía consiste en la implantación de electrodos en la parte profunda del cerebro. Al paciente se le pone un marco estereotáctico bajo anestesia local y se le hace un estudio de resonancia magnética con un equipo de 3 Tesla, para planear con exactitud el lugar de implantación del electrodo. Luego, se hace una incisión para hacer una pequeña craneotomía: mediante la apertura de pequeños orificios en el cráneo se realiza un micro-registro neuronal, se implantan los electrodos definitivos y se conectan mediante un sistema de cables que quedan por debajo de la piel del cuero cabelludo y del cuello; estos cables se conectan a una pila o generador eléctrico que se implanta en la pared anterior del tórax, por debajo de la piel y encima del músculo, en el área inferior de la clavícula a nivel de la mama.

Cirugía de Estimulación Cerebral Profunda. Foto: Neurocirugía Funcional de Centros Especializados de San Vicente Fundación.

Este sistema empieza a funcionar al momento en que la pila le envía energía a los electrodos y estos modifiquen la función de las neuronas, aliviando los síntomas de la enfermedad tratada.

La exactitud y precisión son muy importantes en este procedimiento. Para garantizarlas, se cuenta con tecnología de punta, a la par de centros médicos internacionales prestigiosos. “Cuando uno está buscando el punto exacto donde debe quedar el electrodo, con el resonador de 3 Tesla de Centros Especializados de San Vicente Fundación se logra la imagen más nítida del cerebro; luego con el marco estereotáctico se definen coordenadas X, Y, Z del sitio exacto. Hacer todo este procedimiento disminuye la cantidad de efectos adversos una vez se ponga a funcionar el aparato”, explica la neurocirujana Adriana Lucía López Ríos, líder del equipo de especialistas que desarrollan esta intervención.

Los estudios demuestran que existen hasta 4 milímetros de diferencia en la exactitud de la ubicación de los electrodos. Cuando se comparan implantaciones guiadas con tomografía con las planeadas con resonancia magnética son muchísimo más exactas con resonancia y más aún cuando se hace con un resonador de 3 Tesla como el que se dispone en Centros Especializados de San Vicente Fundación.

Centros Especializados de San Vicente Fundación es la única institución en
Colombia que realiza Estimulación Cerebral Profunda con imágenes de resonancia magnética de 3 Tesla tomadas el día de la cirugía, más nítidas y precisas que las obtenidas por tomografía.

La cirugía dura unas 9 horas, se hace con el paciente despierto bajo anestesia local y generalmente al día siguiente es dado de alta. El grupo multidisciplinario de Neurocirugía Funcional garantiza un seguimiento clínico durante 90 días para atender las necesidades surgidas en relación con la enfermedad y hacer la programación eléctrica del neuro-estimulador. Una vez terminado el proceso, las personas intervenidas vuelven a tener en mayor o menor proporción la capacidad para hacer labores diarias de manera normal.

Atención integral y tecnología: elemento diferenciador

Para optimizar resultados en los pacientes al nivel de los grandes centros de Neurocirugía Funcional en el mundo, Centros Especializados de San Vicente Fundación es la única institución en Colombia que realiza Estimulación Cerebral Profunda con imágenes de resonancia magnética de 3 Tesla tomadas el día de la cirugía, y con software funcional compatible con resonancia para la planeación y ubicación del target quirúrgico (punto específico donde poner el electrodo y mejorar los resultados). Usualmente en Colombia y en la mayoría de países latinoamericanos realizan una tomografía el día de la cirugía y lo fusionan con una resonancia tomada tiempo atrás, obteniendo imágenes menos precisas; y otros usan resonancia tomada el día de la cirugía en un equipo de 1.5 Tesla.

Además, en Centros Especializados se dispone de una infraestructura hospitalaria de alta complejidad, con quirófanos dotados con la mayor tecnología a nivel mundial; un equipo multidisciplinario con especialización formal en el exterior; y un seguimiento rehabilitador estricto al paciente con enfoque bio-psico-social.

Mejoría de los síntomas entre 70% y 95%

En general, la Estimulación Cerebral Profunda le sirve al 70% de los pacientes intervenidos, quienes recuperan sus capacidades en un 70%. Las cifras aumentan si solo se analiza a los pacientes con Parkinson, pues mejoran hasta un 90%. Y los que sufren temblor esencial llegan a recuperar sus capacidades en un 95%. También se observan resultados muy destacados en pacientes con trastorno obsesivo compulsivo y con dolores intratables por otras terapias.

Dependiendo de la patología, la Estimulación Cerebral Profunda puede hacerse en pacientes entre los 10 y los 90 años.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.