Cebiche y 'sauvignon' / Hablemos de vinos

Cebiche y 'sauvignon' / Hablemos de vinos

Al final de la historia, lo que el grueso de la gente busca es un buen vino a un buen precio.

notitle
22 de noviembre 2014 , 07:13 p.m.

A veces uno, como periodista, se mata buscando noticias. En mi caso, noticias de vinos. Lo nuevo, lo que va a llamar la atención en el futuro, las tendencias, o cosas más excéntricas como esa región perdida en vaya a saber uno qué lugar de Suramérica.

Mientras tanto, en el mundo real, el consumidor va al supermercado y busca vinos que se ajusten a su presupuesto. Puede que ese consumidor haya leído alguna de las columnas en este periódico; incluso puede que haya creído que son interesantes. Pero a la hora de comprar, lo que de verdad busca es un buen vino a un precio decente. Fin de la historia.

Y aunque mi lector imaginario (todos los que escribimos tenemos en la cabeza a ese personaje) es de los que no para hasta encontrar la botella de la que he escrito, lo cierto es que la realidad golpea. Lo esencial, entonces, es mantener un cierto equilibrio: tendencias, rarezas, junto a las botellas que se encuentran en todos lugares, al alcance de todos, y ojalá a muy buenos precios.

Hablemos entonces de buenos precios. Ya todos saben que el malbec argentino hace rato que es confiable. Y para todos los gustos. Su nivel ha llegado a tal grado que muchos de los malbec en el mercado se beben sin problemas, y a veces gustan mucho. Enamoran. Lo mismo con el cabernet chileno. O con el carmenère. La tecnología ha permitido que el nivel cualitativo se estandarice (en el mejor de los sentidos, no en el sentido de la Coca-Cola) y, aunque haya vinos demasiado parecidos a otros, para calmar la sed junto a un asado, salvan la situación.

Pero también está el sauvignon blanc chileno. Por el momento, en el contexto mundial, hay pocos ejemplos tan buenos, tan distintivos y tan baratos. Por menos de 15 dólares, uno puede acceder a grandes sauvignon blanc de Casablanca o de San Antonio o de Limarí. El sauvignon, en sí, es barato, al menos si se le compara con los grandes blancos de la Borgoña, que son los índices del precio del vino en el mundo. Y en ese contexto, el sauvignon blanc chileno no desentona en lo absoluto, al menos en términos de relación calidad-costo.

Si me preguntan, yo les diría qué bodegas, como Casas del Bosque, Veramonte, Undurraga, Concha y Toro, Santa Rita, Morandé o Santa Carolina, tienen en sus respectivos catálogos (buena parte de estos disponibles en Colombia) muy buenos sauvignon para comenzar a investigar. O, mucho mejor aún, para acompañar unos cubitos de pescado, macerados brevemente con limón, sal y pimienta (y algo de cebolla) o lo que en este lado del mundo se conoce como cebiche. Apenas salga el sol, hagan la prueba. Para mí no hay mejor combinación que cebiche y sauvignon. Mejor si es barato.

PATRICIO TAPIA
Para EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.