Envigado y narcos vendieron un jugador por 60 millones de euros

Envigado y narcos vendieron un jugador por 60 millones de euros

Eso dice el expediente que terminó por incluir a los dueños de este equipo en la lista Clinton.

notitle
22 de noviembre 2014 , 06:50 p.m.

Sesenta millones de euros (unos 162.650 millones de pesos). En eso se negoció a un jugador de fútbol cuyo pase, según pesquisas de agentes antimafia de Estados Unidos, era de la familia Upegui Gallego –dueña del equipo Envigado Fútbol Club– en asocio con un señalado capo de la ‘oficina de Envigado’, la más antigua máquina criminal al servicio del narcotráfico.

Esa y otras tres transacciones de jugadores cerraron el círculo de una investigación judicial que llevaba casi diez años y que buscaba probar cómo empresarios, funcionarios y políticos del próspero municipio antioqueño de Envigado le lavan dinero o son parte de la llamada ‘junta directiva’ de la ‘Oficina’. Las autoridades colombianas tenían información de esos nexos desde los 90; sin embargo, ningún caso prosperó. Pero ahora hay interceptaciones hechas por la Policía y la DEA, testimonios de ‘paras’ presos en Estados Unidos y documentos que vinculan a parte de la élite envigadeña con ese grupo. (Lea también: Sombra de 'Oficina de Envigado' ronda a congresista José Ignacio Mesa).

El propio Municipio –patrocinador oficial del onceno– aparece asociado a Gustavo Upegui, señalado cabecilla de la ‘Oficina’ y cofundador del equipo.

EL TIEMPO estableció que, en 1994, el polémico Jorge Mesa –tres veces alcalde de Envigado y cercano al capo Escobar– asoció a la administración local con Gustavo Upegui para montar el Centro de Diagnóstico Automotor del Sur (Envicentro), que acaba de ser incluido en la Lista Clinton. (El Envigado, 25 años de secretos, fútbol y mafia). 

Y si bien hace unos años el Municipio decidió venderle su participación al clan, el terreno y las instalaciones donde funciona Envicentro son de la administración.

“Nos pagan un arriendo, pero en este momento no tengo clara la cifra”, le dijo a este diario Héctor Londoño, el alcalde. Y agregó que Nelson Darío Isaza Sánchez, coordinador de los guardias de Tránsito del municipio y a quien Estados Unidos ubica como miembro del ala narca, extorsiva y sicarial de la ‘Oficina’, lleva 15 años en ese cargo.

“No tiene ni siquiera una queja y su grupo es el más limpio del país. Sabíamos que su hermano Félix tenía problemas judiciales, pero él no”, explicó el mandatario, que lo mantiene en el cargo.

El hermano de Isaza, alias ‘Beto’, capturado en el 2012, fue parte de la banda ‘la Terraza’ y luego de la ‘Oficina’. Y José Ignacio Mesa, hijo de Jorge Mesa, también exalcalde de Envigado y actual representante a la Cámara, es indagado por la Corte por sus presuntos nexos con miembros de la ‘Oficina’.

Los líos del heredero

En julio del 2006, después de que Gustavo Upegui fue asesinado, su esposa, Margarita, y su hijo Juan Pablo heredaron el manejo del equipo de fútbol y, según las autoridades, los nexos con la mafia. Juan Pablo Upegui niega los señalamientos y dice estar dispuesto a aclarar dudas. Entre otras, las autoridades quieren saber si estuvo en la fiesta de fin de año, en el 2012, en la que fue asesinado ‘Morro’, miembro de la ‘Oficina’. En la escena del crimen había planillas de jugadores del Envigado.

A principios del próximo año, el Departamento del Tesoro ejecutará la quinta ofensiva contra la ‘Oficina’, en la que caerán otros empresarios y más capos que pertenecieron al viejo cartel de Medellín y que, tras evadir a las autoridades (o corromperlas), siguieron manejando los hilos de la mafia desde la ‘Oficina’. La lista la encabeza ‘Colorete’, poderoso empresario antioqueño.

La DEA y la Oficina de Control de Activos (Ofac) del Departamento del Tesoro esperan que, para ese momento, Colombia ya haya judicializado a otros cabecillas que se siguen paseando tranquilos por Medellín. Entre otros, Fredy Mira, alias ‘Fredy Colas’, ‘Tom’ y ‘Soto’. (¿Quién protege a 'Fredy Colas', heredero de la 'Oficina de Envigado'?).

Además, a Edward García, ‘Orión’, un capitán (r) de la Policía, durante años al servicio de la mafia, que tiene discretos negocios de venta de lácteos. También, a Luis Fernando Gutiérrez, ‘Luifer’, y a Carlos Arredondo, ‘Mateo’, al que vinculan con el equipo.

Y aunque la Fiscalía finalmente abrió un ‘expediente madre’ contra la ‘oficina de Envigado’, Estados Unidos no descarta pedir en extradición a varios de los salpicados en la Lista Clinton. ('Fredy Colas', el señalado narco que ha logrado evadir la justicia).

La defensa de los Upegui

EL TIEMPO buscó a Juan Pablo Upegui para preguntarle por la supuesta compra de jugadores con dinero de la mafia y su aparente nexo con ‘Morro’. Pero Ramiro Ruiz, presidente del Envigado, dijo que estaban en una reunión con la Dimayor y con sus abogados y que luego responderían. A última hora, hizo saber que la próxima semana emitirán un comunicado con los nombres de los abogados que los van a representar y que solo ellos estarán autorizados para hablar del tema. Sin embargo, el martes, Upegui dijo que iba a tomar acciones de tipo legal para que el equipo continúe, a pesar de su designación en la Lista Clinton. “Estoy dispuesto a darles la cara a las autoridades para que me investiguen. Siempre hemos estado abiertos a la Superintendencia de Sociedades, a Coldeportes y a los entes que nos rigen”, enfatizó.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.