Muere joven en Cali tras procedimiento para levantar los glúteos

Muere joven en Cali tras procedimiento para levantar los glúteos

A Dilfer Leandra Martínez Calero, de 28 años, le inyectaron biopolímeros hace una semana.

notitle
21 de noviembre 2014 , 09:06 a.m.

Sus familiares debieron cumplir durante unas cinco horas trámites para reclamar y retirar su cadáver en el Hospital Universitario del Valle. Y en la morgue esperaban unidades del Cuerpo Técnico de Investigaciones de la Fiscalía para las indagatorias relacionadas con el fallecimiento de la mujer

Su hermana y el esposo de Dilfer se angustiaban pensando cómo conseguir para el sepelio y no se explicaban qué llevó a la mujer, de 28 años y raza negra, madre de dos menores, a un procedimiento estético para levantar los glúteos, que le produjo la muerte.

"No había dicho a nadie, cuando llegué por la noche encontré que se había hecho eso", dice un allegado de la joven, que residía con su familia en el barrio Charco Azul, en el Distrito de Aguablanca. Señala que con su figura ella no tenía necesidad de un procedimiento de esos.

La intervención se realizó hace ocho días y al tercero empezaron los dolores, pero pensó que se trataba de los efectos propios de la cirugía.

El miércoles fue llevada al Hospital Carlos Carmona y remitida al Universitario del Valle. Ingresó a las 11:00 de la mañana y falleció hacia las 4:30 de la tarde.

"Ingresó con un tromboembolismo pulmonar severo. Rápidamente pasa a la Unidad de Cuidados intensivos. A pesar de todo lo que se realizó desde el punto de vista médico, no fue posible que soportara la agresión tan fuerte que tuvo como consecuencia de biopolímeros en una cirugía inadecuada", expresó el director operativo de Servicios médicos del HUV, Eduardo Cruz Fernández.

Manifestó que minúsculas partes pasan a la corriente sanguínea y van al corazón obstruyendo las vías y se corta el paso entre el corazón y el pulmón. "En términos sencillos, es como si a una persona le taparan la boca. Como no hay oxígeno la persona muere asfixiada", explicó, al tiempo que pidió "que la señoras, señores o comunidad Lgtbi que tomen la decisión de practicarse cualquier tipo de cirugía consultar si la persona es competente, si los materiales son los adecuados y si el sitio es autorizado y ojalá acreditado".

Según se indicó, este año al HUV han ingresado doce pacientes con complicaciones por procedimientos estéticos inadecuados, de los que tres fallecieron.

Las autoridades tratan de establecer dónde se realizó el procedimiento estético.

Edwar Rodríguez, subdirector del CTI en Cali, explicó que en estos casos se inicia una investigación. "Si es personal médico se trata de establecer una posible negligencia o de la clínica. Si se trata de una persona no capacitada y en un sitio inadecuado con esa actuación se pone en riesgo la vida de una persona. Si se llega a la muerte se inicia una investigación por posible homicidio culposo", manifestó.

No se atienden observaciones

Pese a los repetidos llamados, no paran estos casos. El médico Cruz manifiesta que luego de una reducción en el ingreso de pacientes por estos procedimientos, otra vez están llegando casos. "Muestra que se bajó la guardia, la gente lo saca de su memoria hasta que aparecen nuevamente y empiezan las familias a poner muertos y el trauma en el círculo cercano, como en este caso, que la señora deja dos hijos menores", dijo.

El caso de la joven mamá se suma a los de Anunciación Quiceno, de 44 años, quien luego de 13 años en Estados Unidos llegó a mediados de año para una lipectomía y aumento de glúteos, que se complicaron y terminaron en su muerte.

Además, en agosto se conoció el caso de Diana María García Erazo (28), operada en una clínica clandestina del barrio 'Mariano Ramos', en el suroriente de Cali. Otro caso es el de José Luis Campo Castañeda, quien tuvo problemas con la anestesia y además fue inyectado con una sustancia que guardaban en una botella de gaseosa.

Como en el caso de Dilfer Leandra, Diana también dejó dos hijos, un niño de 10 y un adolescente de 17.

Recomendaciones

La doctora Lina Triana, recuerda que son cuatro los pilares a la hora de una cirugía plástica estética: escoger un cirujano plástico idóneo, especialista en cirugía plástica estética y reconstructiva y que pertenezca a una sociedad científica reconocida como lo es la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva; cuidados con el quirófano, sólo deben prestar este servicio clínicas y hospitales que tengan rigurosas condiciones de higiene; el plan quirúrgico, el cirujano debe explicar qué partes del cuerpo intervendrá y el cuarto punto es el estado de salud del paciente, que se debe realizar exámenes médicos físicos y de laboratorio. No se podrá realizar si presenta descompensación de su nivel de hemoglobina o nivel alto de azúcar, entre otros.

No sobra recordar que las cirugías de bajo costo pueden resultar muy caras, con lesiones de por vida o la misma muerte, como los siete casos de este año en el Valle.

CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.