Caos vehicular en Medellín no bajará con nuevas obras viales

Caos vehicular en Medellín no bajará con nuevas obras viales

La apuesta es darles prioridad a ciclistas, peatones y al transporte público.

notitle
18 de noviembre 2014 , 06:47 p.m.

Al igual que otras ciudades del mundo, Medellín tendrá que restringir el vehículo particular e inventarse formas diferentes a la infraestructura vial para que las personas se movilicen de manera rápida, cómoda y segura.

Los expertos coinciden en que nuevos proyectos como las 23 obras de valorización de El Poblado, el puente de la Madre Laura, el cable El Picacho y los 145 nuevos kilómetros de carril, que incluye la megaobra Parques del Río, no serán suficientes para aliviar el caos vehicular que se vive en horas pico.

En el siglo XX esa era la lógica, pero las capitales desarrolladas se dieron cuenta de que no era la mejor alternativa.

Medellín no puede incurrir en los mismos errores que cometieron otras ciudades hace 30 años. Por ello debe hacer grandes inversiones en ciclorrutas, peatonalización y transporte público.

Así lo explicó el experto del Centro de Estudios Urbanos y Ambientales (Urbam) de Eafit, Daniel Carvalho.

“No significa dejar de hacer vías. Hay obras necesarias. Sin embargo, cuando construyen nuevos carriles, estos en poco tiempo no dan abasto”, recalcó.

Por ello propuso desincentivar el vehículo particular con nuevas medidas como cobrar impuestos más altos, poner peajes urbanos y exigir cobros en sitios congestionados. Pues la medida de pico y placa, aunque saca de circulación el 30 por ciento de carros cada día, se queda corta.

Igualmente, propuso que las grandes empresas cambien los horarios de trabajo porque la mayoría de personas inician labores a las 8:00 a.m. y termina a las 6:00 p.m.

El problema no es solo en vías, el sistema masivo tampoco es suficiente. Eso tiene una explicación. Aunque la capacidad del metro es para 1.000.100 personas cada día, hoy lo usan 700.000. La congestión en los vagones es porque la mayoría se concentra en horas pico.

Por su parte, el experto en movilidad de la Universidad Nacional, Iván Sarmiento, aseguró que la alcaldía debe controlar los mal parqueos y exigir precios altos en estacionamientos.

Asimismo dijo que una ciudad que frene la expansión en las laderas y que tenga densidad en el centro, como la que propone el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), acortará los viajes.

Ómar Hoyos, secretario de Movilidad, sabe que debe pensar en alternativas distintas para que la movilidad fluya. Por ello, explicó, mejorarán el transporte público colectivo. Los actuales serán reemplazados por unos más amplios, atractivos, cómodos, amigables con el medio ambiente y seguros.

Tendrán carriles exclusivos, paradas, frecuencias y horas fijas. Disminuirá tiempos de viaje y de espera.

Más de 1.068 buses que llegan al centro saldrán de circulación. Lo que representa que quedarán 1.898. De esos, solo 618 llegarán a esta zona.

La renovación urbana que propone el modelo territorial planea 400 kilómetros de ciclorrutas, 360 más que lo que hay y 500 kilómetros de vías peatonales.

Lo que representa que desvirtúa el vehículo particular. Incluso algunas zonas del Centro lo restringirán. Los visitantes solo podrán ingresar en transporte público, caminando o en bicicleta.

Malla vial creció uno por ciento en 10 años

Mientras que desde el 2004 a la fecha las motos de la ciudad aumentaron de 178.000 a más de 600.000 y los carros de 350.000 a 600.000, la malla vial solo creció el uno por ciento.

El secretario de Movilidad, Ómar Hoyos, explicó que Medellín no estaba preparada para recibir toda esa cantidad de vehículos.

Por ello, además de avanzar en infraestructura vial, busca alternativas inteligentes de movilidad.

Por su parte, el experto en movilidad de la Universidad Nacional, Iván Sarmiento, dijo que aunque las obras no son la solución, la ciudad debe hacer todas las vías posibles. Así como mejorar la conectividad y el transporte público.

“Este último tiene luces y sombras. Por un lado estamos bien con el metro, el metroplús, los cables y el tranvía, pero por el otro, el transporte colectivo tiene muchas deficiencias”, concluyó.

DEICY JOHANA PAREJA M.
Redactora de EL TIEMPO
MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.