Los tiempos en el espacio / Opinión

Los tiempos en el espacio / Opinión

Gravitación de Newton; relatividad de Einstein; evolucionismo de Darwin y... radiación de Hawking.

15 de noviembre 2014 , 04:37 p.m.

Modelo de perfección fílmica y exquisita pieza de ciencia ficción representativa del género futurista por excelencia. Visión apocalíptica de las plagas arenosas y del hambre que azotarán a la humanidad cuando se extingan las fuentes del agro; drama humano de un astro-nauta viudo cuyos hijos lo ven partir hacia el infinito y redención, o tormento sicológico, de quien cree haber sobrevivido a costa de quienes se quedaron atrás. Complejas temáticas adicionales del viaje cósmico hacia lo imposible y aquellas mentiras monstruosas que sostienen historias generacionales de vida a través del túnel del tiempo. Pero también brillan en el espacio unos módulos preciosos a velocidades supersónicas e inimaginables atmósferas galácticas con navegantes cósmicos o científicos ideados por la Nasa.

Gravitación de Newton; relatividad de Einstein; evolucionismo de Darwin y... radiación de Hawking. En el paso reversible del tiempo y los agujeros negros o de gusano, donde una hora es igual a 7 años, se abstrae la medición espacial de los años luz y aparecen expresiones aterradoras del calibre de “le tengo miedo al tiempo, no a la muerte”. Acoplamientos orbitales en cuestión de minutos y mensajes alentadores cercanos al panfleto (“somos el futuro de la raza humana” o... “el amor es lo único que trasciende en las relaciones espacio-temporales”). Un fantasma preserva el instinto de supervivencia en el más allá, o quizás de superación, extendido a hijos y seres amados (“guardo la esperanza de que alguien venga a salvarnos”). La parábola de Lázaro resucitado, el pesimismo en la ley de Murphy, la presencia maligna de Saturno y... “la muerte de la luz”. Incluso nos llegamos a preguntar cómo salvar a la raza humana de su extinción definitiva.

El director, coguionista y productor londinense Christopher Nolan (Memento, Trilogía de la oscuridad, El origen) nos brinda una profunda y hermosa producción aeroespacial que desde ahora estará al lado de 2001..., de Kubrick; Alien (Ridley Scott) Star Wars (George Lucas) y Gravity, de Cuarón. Advierten los créditos finales que Interstellar fue filmada y editada en formato tradicional, intervienen medio millar de artistas digitales y figuran magníficas locaciones invernales de Islandia y Alberta (Canadá). El discreto Matthew McConaughey encabeza un reparto secundado por tres maravillosas intérpretes: Anne Hathaway (hipersensible), Jessica Chastain (joven luminosa) y Ellen Burstyn (anciana soberbia) –estas dos últimas como hijas del anterior en el mismo papel estelar–.

MAURICIO LAURENS
Para EL TIEMPO
presidencia@cbcine.org

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.