Expertos habían advertido derrumbes en vía B/manga-B/bermeja

Expertos habían advertido derrumbes en vía B/manga-B/bermeja

Más de 20.000 metros cúbicos de lodo, rocas y árboles cayeron en un tramo de zona inestable.

notitle
14 de noviembre 2014 , 06:53 p.m.

Varios estudios y análisis de expertos habían coincido en que los derrumbes que mantienen bloqueada la vía que une a Bucaramanga con Barrancabermeja se presentarían en temporada de lluvias por la inestabilidad de los terrenos que rodean la importante vía nacional.

Este viernes se completaron cinco días del bloqueo que no permite el tránsito de los 4.000 carros que diariamente se movilizan por la carretera nacional afectada desde la noche del lunes pasado, tras fuertes lluvias que originaron más de 50 deslizamientos en varios tramos.

El sector más afectado corresponde al sitio conocido como Mata E’ Cacao, en el kilómetro 40 de la vía donde se registra más fracturamiento de los taludes.

El tramo forma parte de los 11,5 kilómetros que Isagén, con una inversión de 150.000 millones de pesos, construyó en la región para remplazar la parte de la carretera que fue inundada por el embalse de Hidrosogamoso.

Rodrigo Fernández, presidente de la Sociedad santandereana de Ingenieros, indicó que desde 1963, cuando fue construida la vía, el entonces Ministerio de Obras Públicas evitó construir el carreteable por ese sector.

Para José Rubén Torres, presidente de la Sociedad Santandereana de Geotecnia, la situación de los derrumbes no cesará, pues “la vía está a merced del clima y cada que llueva, se vendrá abajo. Y eso que esta temporada de lluvia no ha sido tan fuerte”.

El problema, según el experto, fue que “no se debió construir en esta zona. Son 40 años de historia de deslizamiento y no podemos cambiar la geología con la ingeniería”.

La preocupación también es del alcalde de Barrancabermeja, Elkin Bueno Altahona, quien afirmó que esta vía que está recién entregada, “es clave para la economía y este es apenas primer invierno que tiene que soportar”.

Ante la intranquilidad general, Diana Quiroga Perea, profesional de proyectos de Isagén, aseguró que “estamos haciendo todo para dar paso y tenemos todos los recursos dispuestos”, pero admitió que “dependemos del clima”.

En una visita realizada a la zona afectada ayer, el gobernador, Richard Aguilar, admitió que “el terreno es inestable, pero no nos podemos quedarnos con ese problema para siempre. La solución definitiva no es abrir la vía, necesitamos las condiciones de seguridad respecto a los deslizamientos. Pedimos al Invías el tránsito seguro por esta ruta”.

El jueves pasado el Consejo Nacional de Política económica y Social (Conpes) aprobó 2,7 billones de pesos para la construcción de 66 kilómetros de doble calzada, 128 de calzada sencilla y mejoramiento y rehabilitación de 67 kilómetros.

Desde 1963 la carretera entre Bucaramanga y Barrancabermeja ha registrado seis cierres totales –el último en diciembre del 2010- por los constantes movimientos e inestabilidad del terreno.

BUCARAMANGA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.