Del dicho al hecho

Del dicho al hecho

Queda claro que nuestro sistema de salud no tiene 2 millones de dólares para pagar un servicio.

notitle
14 de noviembre 2014 , 06:50 p.m.

Colombia en el mundo es uno de los empeños del presidente Santos, frecuente viajero. En la última gira por Europa obtuvo apoyo incondicional al proceso de paz. Era obvio. Pues para países devastados en el siglo XX por dos guerras mundiales, la paz tiene que ser, como reza la Constitución Política de Colombia, “un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento”. La Canciller, antes de viajar al mundo árabe, en donde tuvo problemas de ingreso, dijo que no fueron a Europa a pasar el sombrero. No obstante, los países visitados apoyaron la creación de un fondo para cuando se firme la paz.


Muy generoso empeño, pero del dicho al hecho hay un buen trecho. Basta repasar lo mucho que prometen los gobernantes para arreglar el mundo cada vez que se reúnen en foros internacionales. Si tanto compromiso no quedara en veremos, tal vez el Niño y la Niña estarían causando menos estragos. Pero si en esta gira países europeos ofrecieron crear un fondo para el posconflicto, el país debería crear uno propio. Por ahora, aparte de repetir todos a una ‘Yo soy capaz’, frase que dice tanto sin decir nada, nadie, que yo sepa, ha propuesto hacer un fondo posconflicto. Se debe hacer. Toca pasarles el sombrero a los colombianos. Para financiar el derecho a tener un país en paz hay que meterse la mano al bolsillo.


Pasando a la justicia, qué lección la que nos dieron los indígenas. En audiencia pública y en un dos por tres, les metieron 40 y 60 años de cárcel a los bandidos de las Farc que asesinaron a dos líderes indígenas. Bien merecidas esas condenas. Es una infamia que las Farc sigan atacando a la población civil. En contraste, pasan los años y, como la Fiscalía no procede, permanecen en capilla los que arruinaron a Bogotá, los vivos de Interbolsa que tumbaron a sus clientes, Palacino y sus cómplices en Saludcoop y muchos más. No hay derecho a que tantos pillos de cuello blanco no estén condenados. El Fiscal debería aprender de los indígenas.


En otro terreno, ha sido muy debatido el complicado caso de la joven Camila Abuabara, quien, asesorada por el abogado Abelardo de la Espriella, utilizó la tutela para que el trasplante que necesita se le practique en un hospital de Estados Unidos, en donde cuesta 2 millones de dólares, o 4.000 millones de pesos. Un editorial de EL TIEMPO, analizando el caso, anota: no hay nadie que no sea solidario con la mujer que batalla contra su cáncer. Destaca el incuestionable valor de la vida humana y deduce que la situación que vive la joven “es fruto de una cadena (...) de garrafales errores que aquejan al sistema de salud”. Duro con las EPS, por los errores que cometen, por no atender a tiempo al enfermo, por prescribir drogas caras e inefectivas, afirma: “Todo es auspiciado por un ente judicial que se excede en defender la norma y el derecho, incluso desconociendo la ley”. Sugiere que si en Camila probaron nuevas drogas, sus dueños deben pagarle su participación y costear su tratamiento. Si así procedieran, estaría resuelto el problema de costos, principio y fin de la polémica, que arranca con la tutela aconsejada por el abogado De la Espriella.


Lo cierto es que el sistema de salud no tiene cómo pagar 2 millones de dólares por un servicio médico. En casos tan extraordinarios, la tutela es inútil. Lo importante es que, estudiado el problema médico, se confirmó que el trasplante requerido se puede hacer en Colombia, en donde tenemos servicios médicos de primera categoría. Por esa razón, el juez 28 penal municipal suspendió la medida cautelar, sabiendo de antemano que la enferma será debidamente atendida en el país. Queda claro que en Colombia hay medicina de alta calidad. Que nuestro sistema de salud no tiene 2 millones de dólares para pagar un servicio. Y que, cuando no se puede, no se puede.


lucynietods@gmail.com

Lucy Nieto de Samper

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.