Secciones
Síguenos en:
¿Por qué las personas dejan de ir al gimnasio?

¿Por qué las personas dejan de ir al gimnasio?

Un experto en entrenamiento personal menciona las causas por las que los usuarios dejan de asistir.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
14 de noviembre 2014 , 02:47 p. m.

El primer mes es la prueba de fuego para cualquier persona que se inscribe en un gimnasio. Ese es el resultado de algunos estudios y la propia experiencia del entrenador personal Daniel Bueno, quién asegura que entre el 30 y 40 por ciento de los usuarios no pasan de los 30 días de regularidad.

Para él, las causas más comunes para desertar son: los pocos resultados que ven las personas -debido a que no se cumple con las recomendaciones físicas y alimenticias-, las lesiones que se desencadenan del mal uso de las máquinas y la falta de motivación o asesoría de las personas que trabajan en este sector.

“La voluntad, el empeño y la dedicación dependen mucho del factor emocional que se le genere a los alumnos. Hay muchos entrenadores que no inculcan la continuidad y el esfuerzo para alcanzar los resultados esperados”.

 

Esta rutina de 7 minutos sirve para tonificar pierna y glúteos, y puede realizarse en la casa o en un parque.

Para muchas personas que van al gimnasio con el fin de perder peso o mejorar sus condiciones físicas puede resultarles incómodo ver gente con cuerpos esculturales que quieren alardear de sus figuras, usando diminutas prendas de vestir o mirando de forma despectiva al resto de personas.

Este ambiente ‘denso’ puede ser otra de las causas por las que muchas personas renuncian a la práctica del ejercicio en estos lugares.

“Por años he intentado acostumbrarme al estilo de vida de los gimnasios. Sin embargo, para mí es un tormento ver que los entrenadores solamente les prestan atención a las mujeres más atractivas. Creo que todos merecemos el mismo trato y asesoría”, dice Sonia, una economista que nunca ha pasado del segundo mes en los gimnasios que se inscribe.

Por su parte, Bueno asegura que “todos empezamos de cero y cada persona se debe enfocar en su objetivo personal. Al gimnasio no se va a competir o a desfilar. El ideal es mejorar el bienestar y la calidad de vida”.

La monotonía es otro de los factores de deserción. Para esto se recomienda cambiar la rutina de entrenamiento con frecuencia y alimentarse adecuadamente para ver resultados.

“La gente se cansa de las máquinas y muchas veces no tienen el tiempo necesario para ir regularmente al gimnasio, o cuando van los encuentran muy llenos. Por eso muchos entrenadores promovemos la actividad física al aire libre o en el hogar, pero con rutinas adecuadas para cada caso particular.

En la cuenta de Instagram: @DaniBuenoTrainer se publican varios consejos físicos y motivacionales.

Para el entrenador, una alternativa para evitar congestiones en los centros de entrenamiento es ir en horas entre las 5:00 a. m. y  las 8 a. m. o las 11:00 a. m. y las 3:00 p. m.

“Una de las claves para convertirse en una persona ‘fitness’ es escoger un deporte que genere satisfacción o diversión. Una actividad que relaje a la persona y la haga olvidar de los demás problemas y situaciones que afronta en su diario vivir”, concluye Bueno.

ELTIEMPO.COM
anacas@eltiempo.com

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.