Cota: rica en impuestos, pobre en inversión

Cota: rica en impuestos, pobre en inversión

Casos de presunta corrupción cuestionan la gestión de los recursos.

notitle
12 de noviembre 2014 , 08:27 p.m.

Ser el segundo municipio del país con el mayor recaudo de impuestos por persona no le está sirviendo de mucho a Cota, un municipio de la Sabana, a 20 minutos de Bogotá.

Falta de gestión y denuncias por presuntos hechos de corrupción están obstruyendo la inversión social en esta población, de 23.000 habitantes, que afronta graves problemas de salud y alcantarillado.

Según el último informe de Planeación Nacional, el municipio ejecuta menos de la mitad de los recursos que la Nación le da para educación, salud y saneamiento básico, por fallas en requisitos legales. Esta cifra de ineficacia alarmó a algunos ciudadanos para quienes los millonarios ingresos que le da la industria a Cota tampoco se traducen en cambios. Se estima que 3.500 empresas se instalan allí.

Solo en los últimos cuatro años han ingresado por impuesto de industria y comercio (ICA) cerca de 116.000 millones de pesos. Con este dinero, por ejemplo, el municipio pudo haber pagado por completo su plan maestro de alcantarillado, sin haber tenido la necesidad de endeudarse en 20.300 millones como lo hizo en el 2009. (Lea también: ¿Por qué no se ve la plata en Cota?)

De todos los ingresos municipales, el dinero que le dan los industriales le significa a este municipio el 47 por ciento de su presupuesto (así ocurrió en 2013). En el 2010 los ingresos por este tributo superaron los 12.500 millones de pesos, pero solo el año pasado esta cifra fue de 40.370 millones, es decir, en cuatro años se triplicó esta fuente de ingresos.

Pero en comparación con la inversión (cercana a los 33.000 millones pesos el año pasado) para los ciudadanos, darle exenciones a los industriales no ha significado una retribución en lo social.

Por ejemplo, en salud se invierte menos del 13 por ciento de todos los gastos de inversión, e incluso al comparar lo que ganó el municipio en el 2013 por impuestos ICA con su gasto en salud de ese mismo año (4.647 millones de pesos), se encuentra que este servicio fundamental para la vida solo equivale al 11 por ciento de lo que la zona de industrial le da al pueblo. “Hemos visto el mismo puesto de salud desde hace 40 años. Nada se le ha hecho.

No tenemos ni un hospital; los niños de Cota nacen en Chía”, comentan los habitantes cuando pasan cerca del centro de salud que administra el hospital San Antonio de Chía. Pero las quejas no son solo en salud.

Foto: Abel Cárdenas.

Las fallas en la infraestructura de las instituciones educativas, como reconoce el mismo alcalde, las irregularidades de contratación, que hoy investiga la Procuraduría, que la mitad de los habitantes rurales no cuenten con servicios de alcantarillado y que el 32 % de la población tenga todavía las necesidades básicas insatisfechas son algunas de las razones para que el comentario generalizado sea que en Cota “la plata no se ve”. ('Sí hay recursos, pero son más los gastos': alcalde de Cota)

Sin embargo, según informes del Departamento Nacional de Planeación, Cota es el segundo municipio en todo el país donde es más alto el ingreso tributario per cápita (cercano a los 2,9 millones de pesos).

Si se compara con sus vecinos, Cota tiene la mejor proporción entre ingresos, gastos y población. Por ejemplo, un municipio como Funza, con cerca de 61.000 habitantes, casi el triple de los que tiene Cota, tuvo por ingresos totales el año pasado algo más de 96.000 millones de pesos, solo 11.000 millones de pesos más de lo que recibió Cota, que registró más de 85.000 millones y solo tiene 23.000 habitantes.

Caso similar ocurre si se hace un paralelo con Cajicá, que tiene 10.000 millones menos en presupuesto, pero el doble de población que Cota.

Incluso al comparar sus gastos en inversión social, las diferencias también se ven.

Por ejemplo, Funza destinó en salud cerca de 7.800 millones de pesos el año anterior, casi el doble que su vecino. También lo superó por casi el doble en la inversión en movilidad (6.625 millones frente a los 3.796 que gastó Cota).

En Cajicá los pagos que se hicieron en salud (6,739 millones de pesos) superaron a los de Cota en cerca de 2.000 millones de pesos, pero la diferencia más clara está en los aportes en gestión ambiental. En Cajicá este rubro superó los 1.348 millones de pesos y en Cota solo fue de 188 millones.

Pero sin duda, lo que más agitó a los cotenses en las últimas semanas fue la postulación de los pueblos contiguos al premio de Colombia Líder por su gestión en la superación de la pobreza extrema. Tanto Cajicá como Funza, al igual que otros siete municipios en Cundinamarca, fueron nominados para el galardón nacional. Lo paradójico es que Cota no esté en la lista, porque invierte mucho más que sus vecinos.

Foto: Abel Cárdenas.

Para la vigencia del 2013, según reporta Chip.gov.com, portal encargado de consolidar los datos de la hacienda pública, Cota destinó más de 360 millones de pesos para esta tarea, a diferencia de Funza, que solo puso 55 millones, y Cajicá, que invirtió algo más de 70 en el trabajo con las familias en situación de vulnerabilidad.

Escríbanos a laubet@eltiempo.com

CUNDINAMARCA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.