Toreros del mundo se unieron a novilleros colombianos

Toreros del mundo se unieron a novilleros colombianos

César Rincón convocó a diestros internacionales para que la fiesta brava regrese a la Santamaría.

notitle
12 de noviembre 2014 , 07:54 p.m.

 En medio de cientos de aficionados a las corridas de toros y a pesar de la lluvia, toreros internacionales convocados por el colombiano César Rincón se reunieron en la plaza de Santamaría para apoyar a los 14 novilleros que protestan por la finalización del contrato del Distrito con la Corporación Taurina para hacer corridas de toros en ese escenario de la capital.

“¡Libertad, olé!”, corearon los asistentes, que le exigen al Distrito que no dilate más la orden de la Corte Constitucional para que regrese la fiesta brava a la Santamaría.

Los novilleros, que llevan más de 100 días acampando en las afueras de la plaza, recibieron apoyo, como si fuera un domingo de temporada. Con ellos hubo íconos españoles, mexicanos y franceses, portugueses y ecuatorianos como Juan José Padilla, Miguel Ángel Pereda, Luis Bolívar, Iván Fandiño, Diego Silveti, José Miguel Abellán y Julián López, el ‘Juli’.

“Los novilleros han demostrado más valor que cuando uno sale al ruedo y se enfrenta a un animal, porque estar ahí, día a día...”, dijo Rincón, emocionado.

José Mari Manzanares, torero español, tampoco pudo contener las lágrimas durante el homenaje que le hicieron a su padre, del mismo nombre, quien acaba de fallecer. “No me siento con las fuerzas de estar con los toros, pero sí para estar acá apoyando. Sepan que se pueden sentir orgullosos de ser taurinos”, dijo.

Los 14 novilleros compartieron el sentimiento. “Muchas gracias por estar pendientes de nosotros. Tengo la certeza de que la tauromaquia va a llegar muy alto y va a crecer”, afirmó Andrés Manrique, uno de ellos.

El periodista Antonio Caballero demostró su apoyo a la causa, no solo con su presencia, sino con un manifiesto en defensa de las corridas de toros, que fue leído ante todos.

No obstante, continúa la oposición de animalistas como Camilo Pinto, vocero de la seccional Bogotá de AnimaNaturalis, para quien la manifestación no tendrá impacto. “Él (Rincón) es una figura reconocida solo en ese ámbito. Este acto no tiene mayor relevancia”, dijo. Agregó que el maltrato animal no se puede justificar a través de expresiones culturales o tradiciones como la tauromaquia. “Nada de eso garantizará que las corridas vuelvan; la sociedad las rechaza por completo”, concluyó Pinto.

‘Se trata también de defender el derecho a elegir el propio oficio’

El periodista colombiano Antonio Caballero, aficionado a las corridas de toros, hizo un manifiesto en defensa de la tauromaquia, que leyó durante la manifestación que tuvo lugar en la plaza de Santamaría, en el centro de Bogotá. Estos son algunos de sus apartes:

“Para nosotros, los aficionados a los toros, el toreo es una manifestación de alta cultura. No porque lo hayan cantado los poetas o pintado los pintores, ni porque Francia, burocráticamente, lo haya declarado patrimonio cultural intangible de su tierra. Sino porque es una actividad que se expresa de muchos modos y es a la vez muchas cosas: una fiesta, un rito, un espectáculo, un combate, un sacrificio, un juego. Y un arte”.

“Es esta última modalidad de acoso la que nos tiene reunidos hoy aquí, ante esta plaza de toros de Santamaría arbitrariamente clausurada por el capricho de un alcalde, que lo justifica en nombre de la estrecha aritmética que le dio el triunfo electoral.”

“Los aficionados a los toros somos una minoría, y sabemos que nuestros gustos no son universalmente compartidos. (...) Solo pretendemos que, recíprocamente, no nos impongan los suyos ni nos supriman los nuestros. No queremos ni mandar ni prohibir. Pero nos resistimos a que nos prohíban y nos manden.”

“No se trata únicamente de reclamar el derecho a asistir como espectadores a las corridas de toros. Se trata también de defender el derecho a elegir el propio oficio. En este caso, la profesión de torero, como lo desean estos jóvenes novilleros que llevan meses acampando frente a las puertas cerradas de la plaza de toros, como refugiados de una guerra.”

“O como lo hicieron estas figuras del toreo venidas de España, México y Francia, y por supuesto también de Colombia, para acompañarlos en persona en una manifestación de solidaridad con ellos y de coherencia con sus propias vidas.” “Estamos aquí, en suma, para exigir la libertad. La libertad de expresión. La libertad de elección. La libertad del placer. Contenidas todas en el eterno sueño libertario que es la prohibición de prohibir.”

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.