Crisis financiera 'frena' a Metrolínea en Bucaramanga

Crisis financiera 'frena' a Metrolínea en Bucaramanga

Operadores del sistema integrado de transporte masivo se quedan sin recursos para su operación.

notitle
11 de noviembre 2014 , 07:22 p.m.

Una deuda que supera los 10 mil millones de pesos y que el ente gestor de Metrolínea tiene con los dos operadores del transporte masivo de Bucaramanga podría originar la parálisis del sistema antes de que finalice el presente año.

Los directivos de Movilizamos y Metrocinco Plus, las empresas propietarias de 272 buses padrones y articulados que desde hace 4 años ruedan en las calles del área metropolitana, indicaron que la situación financiera de los operadores es muy crítica y están a punto de ‘pinchar’ en su actividad por los compromisos que tienen con sus proveedores.

“No sabemos si logremos llegar con este panorama hasta diciembre. Podemos sacar de circulación, en cualquier instante, a los buses debido a la crisis. Es algo insostenible”, afirmó Alexander Cubides, gerente de Metrocinco Plus, quien aseguró que no existen recursos para disponer del combustible y el pago de la nómina a los conductores de 163 vehículos.

La situación es similar para la empresa Movilizamos, responsable de los otros 109 buses. El gerente de este operador, Alfonso Pinto Afanador, advirtió que si no se logra una intervención oportuna, las probabilidades de que el sistema deje de operar, para antes de finalizar el año, son muchas.

Frente a las advertencias de los afectados Laura Cristina Gómez, gerente de Metrolínea, aseveró que la decisión de los operadores generaría sanciones, por incumplimiento del contrato, y que el no giro de recursos se debe al incumplimiento de las metas, como número de pasajeros o cubertura.

“En el contrato aceptan un modo de pago que se establece y se condiciona a la cantidad de recursos que se generan. Aunque no desconocemos la situación de los operadores, la empresa que dirijo no asumirá costos ni pagos que no contemplan los contratos”, puntualizó la responsable del ente gestor.

Información expuesta por los concejales de Bucaramanga, en una sesión donde se analizó la situación de Metrolínea, reveló que el sistema había diagnosticado movilizar diariamente cerca de 316.000 ciudadanos, pero este año la cifra llega a 135.000 y disminuyó en comparación con el 2013 cuando a los buses se subieron 150.000 pasajeros.

La contralora municipal, Magda Milena Amado, explicó que luego de interponer controles de advertencia al Área Metropolitana de Bucaramanga, entidad que regula el transporte, y a Metrolínea S.A., el órgano de control abrió siete investigaciones donde se vinculan a los alcaldes de los tres municipios a donde llega este servicio, al Ministerio de Transporte y a representantes del sistema por causar un detrimento fiscal y no generar alternativas que eviten la quiebra del sistema.

“En las auditorias que realizamos se evidencia la crisis financiera, el mal servicio del medio de transporte, el incumplimiento de los objetivos en el Conpes y la baja cobertura. Se han iniciado procesos de responsabilidad fiscal contra los responsables de esta grave situación”, aseguró la funcionaria.

GUSTAVO ANDRÉS CASTILLO
Para EL TIEMPO
BUCARAMANGA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.