Una campaña al Senado cuesta $ 3.000 millones, según estudio

Una campaña al Senado cuesta $ 3.000 millones, según estudio

Así lo revelan candidatos consultados. El monto supera cuatro veces lo que la ley permite.

10 de noviembre 2014 , 09:29 p.m.

Un estudio realizado por Cifras y Conceptos en convenio con el Pnud y con el Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria reveló que una campaña para Senado cuesta, en promedio, 3.000 millones de pesos, cuatro veces más de lo permitido por la ley.

Así lo señala el estudio ‘Evaluación general de campañas al Senado 2014’, el cual entrevistó a 43 candidatos a esa corporación, cuarenta de los cuales resultaron elegidos el 9 de marzo.

De acuerdo con César Caballero, director de Cifras y Conceptos, el promedio autorizado por candidato para las elección para Senado fue de 740 millones de pesos.

“Encontramos que en promedio una campaña al Senado cuesta 3.000 millones de pesos. La más barata fue de 400 millones y la más costosa fue de 12.000 millones de pesos”, afirmó Caballero.

En relación con esta conclusión, el coordinador residente de la ONU en Colombia, Fabrizio Hochschild, afirmó que el estudio hizo un “esfuerzo” por conocer el costo real de una campaña “y cómo en muchas oportunidades estas superan los topes asignados”.

“Bajo esta lógica habría una clara ventaja en la contienda electoral de algunos candidatos y candidatas sobre otros, lo que impide la entrada de nuevas fuerzas políticas”, dijo Hochschild.

La evaluación a las campañas para Senado se conoce en momentos en que el Congreso debate una reforma al Estado que busca modificar algunos puntos del sistema político y electoral.

Sobre este proyecto, Hochschild dijo que el estudio es un “aporte” de la ONU al actual debate sobre modificaciones políticas, y que “un segundo ciclo de reformas al sistema político es importante en un marco de implementación de los acuerdos fijados en La Habana”.

Precisamente uno de los puntos de esa reforma es la incorporación de listas cerradas a Congreso, asambleas y concejos, lo cual ha sido objeto de arduo debate.

En este sentido, Caballero aseguró que el mayor “sufrimiento” de los candidatos “fue lo que ellos llaman el canibalismo de los miembros de su propio partido” con las listas abiertas.

“Los aspirantes de ‘la U’ o del Partido Liberal o Conservador no sienten que sean los otros partidos los que les quitan los votos de manera no leal sino los integrantes de su misma lista los que hacen canibalismo político”, afirmó.

Compra de votos

El director de Cifras y Conceptos afirmó que aunque ninguno de los entrevistados admitió haber comprado votos, sí manifestaron conocer la realización de esta práctica en sus regiones.

Caballero relató que existen dos modalidades para comprar votos: una en los últimos días de la campaña en la que el voto vale $ 40.000 y otra cuando “montan” una estructura para la compra de votos, en la que cada uno llega a costar 120.000 pesos.

“En esta última modalidad, que ellos (los candidatos) llaman de fidelización, lo que hacen es que al líder o al ‘mochilero’ lo contratan durante seis meses. Los primeros meses hay un pago por la inscripción de ciudadanos; luego un segundo pago el día de la elección contra el preconteo, y una semana después, cuando los resultados ya están claros, se hace un tercer pago”, dijo.

Entre los gastos de campaña se destaca que los candidatos invierten en el día de la elección y en apoyo a representantes a la Cámara con los que los aspirantes al Senado hacen llaves para hacerse elegir.

POLÍTICA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.