San Fernando ya no quiere saber de fútbol en el Pascual

San Fernando ya no quiere saber de fútbol en el Pascual

Alcalde pidió que no haya más partidos de noche. Los vecinos viven un 'toque de queda'.

notitle
10 de noviembre 2014 , 07:11 p.m.

Desde distintos sectores ciudadanos de Cali se repetían este lunes los clamores para que se cierre el acceso de barras bravas al estadio Pascual Guerrero, ante los desmanes que dejaron un herido con arma cortante y daños en el escenario. La Personería pidió uso de detectores de metales.

Un grupo de hinchas, en la tribuna sur, se enfrentó a la Policía y ello obligó a la terminación del partido de América con Deportivo Pereira en la noche del domingo. Un técnico de la cadena Win sufrió una cortada de cinco centímetros cuando varios jóvenes intentaron daños los equipos de transmisión cerca de la tribuna sur. Hubo 14 contusos leves en los incidentes en las afueras.

“No más partidos nocturnos. La Dimayor así nos lo informó”, dijo el alcalde Rodrigo Guerrero, quien había elevado esa solicitud tiempo atrás ante los desórdenes en partidos de los dos equipos locales. El martes pasado hizo la misma petición pero ya estaba fijado el horario por televisión.

A los vecinos del tradicional barrio San Fernando, los partidos de fútbol se les convirtieron en una especie de ‘toque de queda’, en especial cuando hay clásicos.

El domingo fueron arrancadas cerca de un centenar de sillas y averiada una puerta. Los daños se estiman en cinco millones de pesos.

Juan Esteban Ángel, secretario del Deporte, lamentó que estos hechos se hayan vuelto costumbre alrededor del fútbol. “No podemos permitir que estas cosas vuelvan a pasar, pero debemos saber que no solo pasan en Cali, sino que también es una realidad que afecta a nuestro país”, dijo el funcionario como referencia a que el mismo domingo hubo desmanes en Ibagué, donde jugaron Tolima y Millonarios.

Unas versiones indican que el lío en el Pascual se habría originado en el desmonte de una pancarta. Otros aseguran que fue cuando se iban retirando los hinchas del equipo rival.

El tropel se formó en la tribuna sur. “Ellos están peleando y, de inmediato, se corre el rumor de que piensan meterse a la cancha. Como medida de contención dispusimos del Esmad (Escuadrón Antidisturbios de la Policía) para que contuvieran a los hinchas que terminaron lanzando sillas y dañando algunas baterías sanitarias”, sostuvo el comandante operativo de la Policía, coronel Wilson Sánchez.

“No se afectó la pista atlética que era un temor por la cercanía del Mundial de Atletismo”, dijo el Alcalde.

La Personería de Cali solicitó a las autoridades que se implemente la instalación de arcos detectores de metales en las puertas para incrementar el control sobre los objetos que se ingresan, necesidad en la que coincide el comandante de la Policía Metropolitana de Cali, general Hoover Penilla. Antes del partido fueron decomisadas 150 armas cortantes.

Aunque a mediados del año pasado, cuando un hincha de Millonarios fue asesinado tras un juego con Deportivo Cali, se habló de cámaras en los alrededores hasta ahora no han sido instaladas.

Habitantes del sector alertaron sobre la poca presencia de policías a la salida. “Hemos hecho varias reuniones en El Templete, ya que toda la comuna 19 sufre los partidos de ambos equipos de la ciudad. Hemos pedido otro cordón de control, pero no nos han hechos caso”, dijo un residente.

Vecinos no creen que solo los líos sean de noche y consideran que se deben fortalecer campañas de prevención entre los hinchas de los diferentes equipos o que se endurezcan los castigos, a lo que la Policía se refirió de manera concreta, ya que a pesar de las campañas “parecen no entender, o no poderse controlar”.

El coronel Sánchez manifestó que para cada partido siempre se dispone de la presencia de 1.400 hombres, además de 15 grupos entre siete y 15 cuadras. Se reportaron cuatro aprehensiones pero eran menores de edad.

Al América le toca asumir un triple autogol de algunos hinchas. Su técnico Luis Augusto García dijo que el partido no se había terminado cuando ocurrió el incidente. Y el equipo debe asumir los costos de daños y estará sometido a sanciones como jugar a puerta cerrada.

¿Cómo devolver la fiesta del fútbol a las familias?

Entre autoridades y comentaristas del deporte circulaban los posibles remedios ante grupos de hinchas que alejan a las familias de los estadios. Se recordó que en Inglaterra los ‘hooligans’ quedaron en fuera de lugar al cerrarse de por vida el acceso de líderes y también para quienes estuviesen involucrados en el uso de armas o consumo de drogas y licor. Las cámaras de seguridad fueron claves para identificarlos y judicializar a más de 5.000. La Policía en Colombia tiene el peso porque en muchos de estos desórdenes participan menores.

CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.