La clase media

La clase media

Ascenso de clase media en Latinoamérica es buena noticia, pero no resuelve problemas de desigualdad.

08 de noviembre 2014 , 08:38 p.m.

Las protestas recientes en Brasil y Chile demostraron que América Latina se está convirtiendo en un continente de clases medias. Para los sociólogos, esta es una buena noticia, pues consideran que la clase media es el fundamento de una democracia operante, de un Estado bien financiado, que provee buena educación y salud pública, y de un mercado interno dinámico con muchos empresarios. El sueño americano y el europeo están construidos sobre estas supuestas virtudes de la clase media. Pero ¿será que su emergencia garantiza una América Latina más democrática, dinámica y equitativa? La Universidad de Oxford y la CAF organizaron una conferencia académica para responder estas preguntas.

¿Quiénes califican como clase media? Según el Banco Mundial, solo aquellos que han alcanzado una relativa seguridad económica: una baja probabilidad de caer en la pobreza. Esto corresponde a ingresos entre 600.000 y 3 millones de pesos mensuales (de 10 a 50 dólares diarios). La clase media, así definida, representaba el 20 por ciento de la población de América Latina en 1995 y asciende hoy al 40. Un 23 por ciento de la población es aún pobre y otro 35 ha dejado de serlo, pero mantiene una alta probabilidad de volver a caer en la pobreza.

La clase media latina –como la de otras regiones– es muy importante como consumidora. Tiene cerca del 50 por ciento de los ingresos totales en cada país, en promedio, y demanda bienes y servicios tecnológicamente complejos. Por lo tanto, constituye un mercado muy atractivo en los países grandes de la región (especialmente en Brasil y México) para industrias como la automotriz, la de electrodomésticos, la de telecomunicaciones y la de entretenimiento.

Al igual que la de otras latitudes, defiende vigorosamente la propiedad privada, como lo hemos visto en Venezuela. Sin embargo, a diferencia de lo que ocurre en EE. UU. y Europa, hay pocos emprendedores en la clase media latinoamericana: en general trabaja en empleos formales de cuello blanco, públicos o privados.

Como su contraparte gringa y europea, ha ido a la universidad e invierte mucho en la educación y salud de sus hijos. Pero, a diferencia de aquellas, prefiere con frecuencia enviarlos a escuelas y clínicas privadas, debido a la mala calidad de la educación y la salud pública en nuestra región. También se distingue de sus contrapartes en el mundo desarrollado en que no considera que debe pagar impuestos. En parte porque estima que no recibe mucho del Estado. Pero también por un problema de cultura política, acentuado por una clase política tropical que se la pasa diciendo que solo los ricos deben pagar impuestos.

Como consecuencia, si no hay una mejoría rápida de la calidad de la educación y la salud públicas, la privatización de estos servicios acabará por imponerse en la región. Esto sería muy desafortunado, por cuanto dejaría a los pobres y vulnerables confinados a educación y salud de mala calidad. Con ello se mantendrían la alta desigualdad de ingresos y la baja movilidad social que caracterizan a América Latina.

Finalmente, la clase media latinoamericana, como la de otras partes, apoya la democracia y rechaza la violencia política. Sin embargo, no defiende los derechos de las minorías. De hecho, es muy conservadora en esta y otras materias.

En síntesis, el crecimiento de la clase media latinoamericana es buena noticia, por cuanto representa un mercado nacional dinámico y su ascenso augura mejores democracias. Pero no va a resolver automáticamente los problemas de desigualdad y exclusión, porque no es solidaria con los derechos de las minorías y porque prefiere no pagar impuestos y no usar las escuelas públicas.

P. S: Ahora resulta que las Farc nunca han atacado a la población civil. ¡Qué cinismo!

Guillermo Perry

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.