'Doscientas personas nos consultan al año por este tema'

'Doscientas personas nos consultan al año por este tema'

Entrevista con Carmenza Ochoa, directora ejecutiva de la Fundación Pro Derecho a Morir Dignamente.

notitle
08 de noviembre 2014 , 06:59 p.m.

La bioeticista Carmenza Ochoa Uribe es, desde el 2003, la directora ejecutiva de la Fundación Pro Derecho a Morir Dignamente, fundada en Colombia hace 35 años.

Su labor es brindar apoyo a personas afectadas por males incurables en fase terminal y a sus familias, que necesitan orientación sobre las opciones que tienen en situaciones como esta. (Lea también: El limbo sin fin de la eutanasia en el país).

Reconoce que el país ha avanzado en la comprensión de temas tan complejos como la eutanasia y el derecho que se tiene a morir con dignidad.

¿Qué es la eutanasia?

Consiste en facilitar la muerte a un paciente afectado por una enfermedad incurable y terminal, que lo solicita de manera reiterada y consciente. Con ello se busca evitar el sufrimiento intolerable.

¿Se practica o no eutanasia en Colombia?

Sí. Existe bajo la denominación de homicidio por piedad.

¿Por qué existe, pese a que no está reglamentada?

Porque la Corte Constitucional, mediante en la sentencia C-239 de 1997, despenalizó el homicidio por piedad. Esto permite que las personas acudan a ella y los médicos la practiquen, sin riesgo de ser criminalizados, siempre y cuando se dé en condiciones específicas.

¿Quiénes consultan por eutanasia?

La fundación recibe cada año 200 consultas al año sobre este tema. De ese total, el 40 por ciento viene porque no desea que los médicos mantengan con vida, de forma artificial, a una persona con un pronóstico irreversible; en otras palabras, solo buscan limitar la acción médica. Otro 40 por ciento busca una orientación sobre los cuidados paliativos, y alivio del dolor y también de los síntomas. El 20 por ciento solicita asesoría sobre eutanasia, entendida como cuidados paliativos y sedación terminal. Finalmente, un 10 por ciento o menos viene buscando específicamente la eutanasia como única alternativa.

No hay abusos de ningún estilo, tampoco orientamos a la gente a que actúe por fuera de la ley.

¿Hace falta la reglamentación?

Considero que reglamentar el tema les brindaría a los pacientes terminales mayor acceso a morir con dignidad por medio de la eutanasia, pues muchos médicos se abstienen de asistirlos por temor a ser demandados o judicializados.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.