Las Orquídeas rechazó muerte de menores por guerra entre pandillas

Las Orquídeas rechazó muerte de menores por guerra entre pandillas

Con una marcha y oración, piden acciones y oportunidades para la niñez y la juventud.

notitle
07 de noviembre 2014 , 10:13 p.m.

Mientras caminaba, Jenny Patricia Molina se preguntaba: “¿Hasta cuándo?”. En la noche del sábado pasado, su hijo Brayan José Canizales, de 12 años, fue asesinado cuando jugaba fútbol con un amigo en Las Orquídeas, en el oriente de Cali.
Las balas las habría disparado el miembro de una pandilla contra otro grupo, pero el niño fue quien pagó con su vida esa sed de venganza ajena.
Ayer, en el sitio donde cayó el pequeño, en la carrera 28-3 con transversal 103, víctima de una bala perdida, cerca de 50 personas del colectivo cultural Nuestra Herencia, que realiza diversas acciones sociales en el sector y del cual él hacía parte, marcharon por el barrio donde repudiaron la violencia y reclamaron por mayores oportunidades para los jóvenes que conforman las pandillas que azotan este sector de la comuna 14.
“Desde la Alcaldía hace falta más inclusión social, aquí se presentan muchos problemas por las pandillas, jóvenes que no quieren entender y hasta se enojan si uno les dice algo”, asegura Osiris Escobar, director de Nuestra Herencia y tío del muchacho asesinado.
Según la Personería de Cali, hasta el 25 de octubre de este año, en Cali se han registrado 1.258 homicidios, de los cuales 155 casos corresponden a menores de edad, entre ellos 147 niños y 8 niñas. Además, de 14 víctimas a causa de balas perdidas.
Desde la secretaría de Gobierno de Cali se relacionan programas como el de Territorios de Inclusión y Oportunidades (TIO), el Colectivo de Oriente, además del Plan Desarme y el toque de queda, como algunas iniciativas de la Administración para contrarrestar una problemática que, de a poco, consume el oriente de la ciudad y que representa la tercer causa de muerte en Cali.
El párroco de la iglesia San Francisco Javier, Ignacio Larrea, que anoche promovió rezar un rosario en el lugar donde se registró el crimen del menor, se declaró preocupado. Ya ha oficiado cerca de 26 rosarios en diferentes puntos del sector del Distrito de Aguablanca por causa de las víctimas de las guerras de pandillas.
“Es un conflicto general, no solo de pandillas, a veces, en toda la comuna uno puede morir por solo mirar mal a alguien, en ocasiones no necesita ni mirarlo mal. La situación de violencia ha incrementado”, aseguró el Párroco.
Mauricio Vásquez, coordinador del programa Cali Cómo Vamos, presentó un informe de violencia juvenil, donde detectó que en un año (2013 a 2014) la participación de las pandillas en Aguablanca ha incrementado de un 8 por ciento a un 18 por ciento en la conformación de pandillas en las comunas 13, 14, 15, 18, 20 y 21, además de la zona de ladera.
“De los 30 años que llevo en este sector ha sido muy doloroso ver cómo los muchachos que uno vio corretear por aquí, ahora ya estén muertos o vinculados a alguna pandilla. Es muy doloroso porque se enfrentan con la gente de Manuela Beltrán, Villamercedes, Alfonso Bonilla y a veces hasta entre ellos mismos. Así, ya uno no puede salir de la casa”, expresó Elisenia Montaño, vicepresidenta de la Junta de Acción Comunal de Las Orquídeas.

CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.