Circo y placa

Circo y placa

Si el alcalde quiere ganar su placa, debe dedicarle todo su entusiasmo a los problemas de la cuidad.

notitle
07 de noviembre 2014 , 07:48 p.m.

Esta vez el oso del año habla costeño. ‘Cipote escándalo’ se les armó al señor alcalde Cartagena, Dionisio Vélez, y a la Corporación Centro Histórico por la famosa placa con la que pretendieron halagar al príncipe Carlos de Inglaterra y a su dignísima Camila Parker. ¡Eche!

La placa de la discordia es un chiste cruel. Los ojos azules e incrédulos, tal vez, del honrado pudieron leer en español y en “inglé”, como dicen los queridos cartageneros: “En memoria al valor y al sufrimiento de todos los que murieron en combate tratando de tomar la ciudad y el fuerte de San Felipe, bajo el mando del almirante Eward Vernon en Cartagena de Indias en 1741”. Pásenla por inocentes, debieron decirles, pues, sin darse cuenta –¿o sí?–, la ironía estaba esculpida en piedra. Con respeto con los ingleses, ¿al valor?

Para ellos, esta derrota ha sido un capítulo triste. Ellos ensillaron antes de traer las naves. Venían 25.000 hombres, con 180 navíos, muchos cañones, whisky y medallas para celebrar, pero fueron derrotados por escasos 3.000 valerosos combatientes, algunos con flechas envenenadas con malicia indígena, bajo el mando de don Blas de Lezo, que nunca salía ileso. Murieron unos 10.000 ingleses y los otros partieron a toda vela. No en vano es la Heroica.

Ahora, por ser queridos e históricos, por buscar quedar como unos príncipes, quedamos como un soberano... Por fortuna, el alcalde Vélez ordenó que quitaran la placa.

Pero en esta buena intención el humillado fue el almirante y valiente Blas de Lezo, que a los ingleses les dio tieso, a base de ingenio. Otra vez, ‘exquiusmi’. En batallas navales contra ingleses, apenas a los 15 años, fue herido y tuvieron que amputarle la pierna izquierda a palo seco. Dicen que el niño no dijo un ayayay. Ni un erdaaa costeño. A los 17, en otra confrontación, perdió el ojo izquierdo. En tierras de príncipes, el tuerto es rey, se dijo Blas, y siguió peleando, hasta que a los 25 años perdió el brazo derecho, que le quedó inmóvil. Lo llamaban medio hombre, pero era hombre y medio.

Y ese almirante admirado fue el que en 1741 venció aquí a la poderosa armada de Vernon, y ya no querían ni ‘vernon’. Pero fue derrotado ahora, 273 años después, por sir Dionisio y su artillería. Lástima. Menos mal no se ordenó por decreto decir shit, en vez del errrda, tan popular e inocente como el caray bogotano.

Somos buenos, amables, hospitalarios. Eso está muy bien. Pero a veces parecemos todavía de espejo, entre la frivolidad y el ridículo, como bien dijo Óscar Collazos. Sus llaves de la ciudad, su arepa de huevo, o su sancocho de pescado y jugo de chontaduro, que pone al plátano maduro, y listo el “protoloco”.

Pero hecho el oso, el alcalde cartagenero, si se quiere ganar su placa, debe dedicarles todo su entusiasmo patrio a los problemas de la cuidad: prostitución infantil, pobreza y rebusque, movilidad, seguridad, pandillismo, la bahía de Cartagena contaminada. Y todos debemos indignarnos, como con la placa. Porque el asunto de fondo es Cartagena; y sus gentes, nuestra puerta al turismo.

Pero aquí somos un país de circo y placa. Un día les pondrán una a los directivos de la Universidad San Martín por los buenos manejos de los dineros de la educación y “por su valor y sufrimiento”. ¿Y ajá? Ojo, que esta puede ser la punta del iceberg, pues dice la senadora Claudia López que hay unos 500.000 universitarios en instituciones en el mismo riesgo. Muy bien, ministra Gina Parody, por tomar el toro por los cuernos. No pueden jugar con los sueños de los muchachos y los esfuerzos de los padres, que ellos sí merecen una placa. Esa es otra batalla, urgente de librar, como las de don Blas de Lezo, a brazo partido. ¿Y ajá?

luioch@eltiempo.com

Luis Noé Ochoa

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.