Hombre amenazó con saltar de piso 7 de la Alcaldía de Barranquilla

Hombre amenazó con saltar de piso 7 de la Alcaldía de Barranquilla

Wiliam Peláez recurrió a esto dentro de la protesta de 47 días de afectados por arroyo.

notitle
06 de noviembre 2014 , 07:05 p.m.

“Voy al baño de la alcaldía a orinar”, le dijo Wiliam Peláez a su esposa, Mónica Salcedo, a las 8:40 de la mañana de este jueves.

La mujer le prestó poca atención, lo vio atravesar la calle, y decidió continuar con la oración que hacia junto a las representantes de 15 de las 43 familias que hace 47 días protestan frente al edificio de gobierno en busca de una reubicación por las afectaciones en sus casas por el arroyo Don Juan, en el barrio Simón Bolívar.

Sin embargo, 5 minutos después, la aparición de Peláez desde una de las ventanas del piso 7 de la edificación, como con intención de lanzarse al vacío, propició un alboroto que opacó hasta al ruidoso tráfico que habitualmente se presenta en esa zona del centro de la ciudad.

“Comenzamos a gritar y los funcionarios de Espacio Público que se percataron nos ayudaron a llamar a la Policía y a los bomberos”, relató Salcedo, quien vive con Peláez desde hace 23 años, unión de la que existen seis hijos, el menor de año y medio de nacido.

Finalmente, luego de una hora que pasó lenta para los manifestantes, Salcedo, quien no paraba de gritar, ingresó al edificio y junto al sicólogo de la alcaldía y miembros de la policía, convenció a Peláez, de 39 años, de desistir de la idea de saltar.

“Nos tocó insistirle en que esa no era la solución a los problemas, pero él está muy desesperado por la situación y porque no nos dan una solución”, agregó la ama de casa.

Desespero y desempleo

Peláez asegura que recurrió a esa drástica medida en vista de que su taller de ebanistería, ubicado al lado de su casa en Simón Bolívar, fue destruido por el Don Juan y desde el 2012 dejó de percibir arriendo, porque la alcaldía le comenzó a exigir el registro de la Cámara de Comercio.

El padre de familia, que vestía yin, sueter y gorra roja, fue enviado al Hospital General de Barranquilla e iba a ser remitido al centro de alta complejidad ESE Cari, lo que no aceptó. Luego de ser evaluado, regresó a la manifestación donde permanecía hasta el cierre de esta edición. Para este viernes está prevista una reunión entre las familias con el secretario distrital de gobierno, Roberto Pérez.

La alcaldesa Elsa Noguera reconoció que la negociación con las familias no ha sido fácil, pues se les han hecho varias propuestas, pero no han sido aceptadas.

BARRANQUILLA

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.