Construcciones nada aburridas para imitar

Construcciones nada aburridas para imitar

En Cali se realiza 'Tecnoconstrucción', un espacio para conocer las torres de las mil formas.

notitle
05 de noviembre 2014 , 06:50 p.m.

Concreto traslúcido, ideal para construcciones arquitectónicas con acabados estéticos, que permite el paso de la luz y cuyo peso es un 30 por ciento más liviano que el concreto tradicional, es solo una de las novedades que trae ‘Tecnoconstrucción’, la feria de la tecnología y la innovación que abrió sus puertas este miércoles.

“Lo que buscamos es traer tecnología e innovación a las puertas de Cali, conocer los nuevos diseños constructivos y los materiales que llegarán en 15 o 20 años, pero que ya se manejan en otras partes del mundo”, dijo Alexandra Cañas, la gerente regional de Camacol, el gremio organizador de ‘Tecnoconstrucción’.

“Es como un supermercado, tenemos la fibra de carbono que vendrá de manera fuerte; diseños innovadores, como de película, ya no tendremos construcciones rígidas, sino dinámicas, que cambiarán todos los días; otras que se podrán mover como un lego y con altos estándares de sismorresistencia”, agregó.

Entre los invitados está Juan Manuel Mieres, ingeniero con más de 30 años de experiencia en el uso de la fibra de carbono y responsable del proyecto y construcción del puente carretero más largo construido en la actualidad en ese material.

También estará el italiano David Fisher, el creador del primer edificio del mundo en movimiento que desafía los conceptos tradicionales de la construcción.

“Los edificios dinámicos seguirán los ritmos de la naturaleza, el cambio de subdirección y forma, minuto a minuto, desde el amanecer hasta la puesta de sol, de una temporada a otra, adaptándose al entorno. Desde ahora, los edificios estarán vivos, creando una cuarta dimensión del tiempo, para convertirse en parte de la Nueva Arquitectura, transformando la forma de los horizontes del mundo”, ha dicho Fisher de su propuesta.

Otro de los invitados es el argentino Matías Konstandt, el diseñador de la casa molecule construida hace 14 años en Buenos Aires. Liviana, pesa solo 2,98 kilos por metros cuadrado, 20 por ciento menos que una mampostería tradicional, con la ventaja de que se puede armar y desarmar como un lego.

Konstandt habló de su proyecto trabajado con piezas de aluminio que cazan de forma perfecta.

¿Por qué nunca desarmó su casa molecule?

La diseñé pensando en los lugares donde la transportaría, pero el prototipo quedó tan lindo que me quedé en el mismo sitio. Tiene 300 metros cuadrados, es fácil de transportar, pero dependiendo de la cantidad de accesorios que le pongas se torna difícil de desarmar, Su casa es única. ¿Por qué no replicó el modelo?

No quise, cuando se hizo famosa me llamaban de todas partes y me pedían una, pero eso involucraba mucho trabajo y no me dio tiempo. Habría que llevarla a un nivel social y tratar de que cada persona pueda hacer su propia casa con esa estructura molecular.

¿Por qué no da ese paso?

Ya sembré la semilla y la idea es que la gente piense diferente en lo que es construcción. Hoy día me asociaría con gente o con el Estado para hacer sistemas constructivos como la molécula. Lo lindo es que con esos tubos y conectores se puede hacer la estructura que se quiera, la idea es que quienes están lejos o se les complica el acceso a los materiales o les resulten muy costosos, puedan ellos mismos armar su estructura y revestirla con lo que quieran, pero es un proceso y necesito ayuda. Soy empresario, pero no un empresario ambicioso.

Usted es administrador. ¿Cómo terminó metido en el diseño de casas innovadoras?

Soy especialista en finanzas, pero mi pasión es la construcción y el diseño de sistemas constructivos, cuando hay una colada de hormigón ahí me meto y ayudo. Tuve que leer libros técnicos de ingeniería para avanzar con mi proyecto.

¿Cuánto tiempo le tomó?

Desde concebir la idea y construirla, tres años. Le llevaba la idea a gente del oficio y me decían: Es imposible de hacer, así que tuve que aprender metalurgia, comprar máquinas y fabricar mis propias piezas.

¿En qué trabaja ahora?

En unas estructuras espaciales, como las que desarrollé para el concierto de Metallica en la Antártida el año pasado.

CALI

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.