Paseo Bolívar de Barranquilla, una calle donde reina la tensión

Paseo Bolívar de Barranquilla, una calle donde reina la tensión

Comerciantes estacionarios impidieron que locales formales abrieran.

notitle
05 de noviembre 2014 , 11:34 a.m.

“¡Queremos solución, queremos trabajar!” eran algunas de las frases que coreaban este martes en la mañana un centenar de comerciantes informales del Centro, mientras marchaban por un Paseo Bolívar solitario y tensionante.

El motivo de la manifestación, que resultó pacífica, es la prohibición de la instalación de puestos y chazas en el corredor citado, ubicado en la calle 34, entre las carreras 38 y 46. La determinación fue tomada la semana pasada por la Secretaría de Espacio Público y Control Urbano del Distrito.

La protesta fue protagonizada por dos grupos de comerciantes. Unos que se plantaron frente a la Alcaldía para exigir soluciones. Y otro que estuvo recorriendo el corredor y sus alrededores, para impedir que locales organizados abrieran sus puertas al público.

Hacia las 11 de la mañana un grupo que lideraba la protesta se reunió con la secretaria de Espacio Público y Control Urbano para exponer sus puntos de vista.

Al fin de la mañana solo se supo que la decisión del orden distrital seguiría en pie a pesar de todo. Con esta acción la Alcaldía de Barranquilla recuperó 10.000 metros cuadrados de espacio público.

Aleida Amorocho, una de las líderes de la manifestación, expresó que el grupo no desea que el comercio formal se vea afectado y tampoco que se llegue a acciones lamentables. Solo desean trabajar en orden hasta el fin de año.

Lo mismo opina Álvaro Crespo, otro comerciante informal afectado por la medida. “Solo le pedimos a la Alcaldesa Elsa Noguera, que sea consciente de nuestra realidad y que no nos quite el derecho al trabajo. Es increíble que el Gobierno Nacional esté negociando con las Farc, un grupo compuesto de verdaderos criminales y que la Alcaldía no quiera concertar con nosotros”, dijo Crespo agitado, justo después de corear algunas arengas.

Por otro lado, las correndillas y amenazas que han protagonizado los comerciantes informales, han provocado que el público ande temeroso por la situación y que el comercio formal no abra sus puertas como regularmente lo hace.
Dina Luz Pardo, dirigente de Asocentro, asociación que agremia a 2.500 locales comerciales formales indicó que las manifestaciones de este miércoles obligaron a un 85 por ciento de los a cerrar sus puertas.

“Al fin de la semana pasada, cuando el operativo de recuperación del espacio público estaba iniciando, no se sintió tanto la arremetida de los manifestantes, pero hoy (este martes), es más grave. Podríamos hablar de perdidas que ascienden a los 1.000 millones de pesos”.

Asocentro pide a la Alcaldía que reconsidere la medida, puesto que se tomó muy tarde y sin la debida socialización. Asegura la agremiación que la situación va a traer graves consecuencias al comercio formal, el cual ya está preparado para la época de fin de año.

DANIEL ESCORCIA LUGO
Redactor de EL TIEMPO
Barranquilla

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.