Hay que retomar control en los Farallones: Alcalde

Hay que retomar control en los Farallones: Alcalde

Crear una alianza con Ejército y Policía que controle la 'fiebre' por oro, anunció Rodrigo Guerrero.

04 de noviembre 2014 , 08:21 p.m.

Ante la denuncia sobre la persistencia de la minería en busca de oro en los Farallones de Cali, el alcalde de la ciudad, Rodrigo Guerrero, manifestó que el alza en el precio del oro sería uno de los detonantes de una nueva invasión en el sector.
“Es un tema complicado que hay que tratar de manera muy delicada. Desde que entramos al Gobierno, nos notificamos de los procesos en las minas del Socorro, junto al entonces secretario de Gobierno decidimos llevar a cabo el cierre de 70 socavones (2012) y hasta dispusimos de helicópteros para poder cerrar las minas”, aseguró el Alcalde.
En un recorrido, en el que participaron la Personería de Cali, Parques Nacionales, Ejército y Carabineros, en septiembre pasado, se constató que la minería se mantiene en el sector, siendo Los Andes, Pichindé y Pance, los corregimientos más afectados.
Un reporte conocido por EL TIEMPO asegura que en la última revisión de control en septiembre, después de dos años sin una visita, fueron encontrados 61 socavones, además de 13 campamentos, en uno de los cuales se pueden instalar hasta 150 personas.
Han sido afectadas 136 hectáreas de páramo y otras 116 de bosque alto andino. Una de las preocupaciones oficiale está en que entre los objetos encontrados se alerta por el uso del cianuro de sodio, químico cuyo nivel de toxicidad es de nivel seis, considerado el más alto.
“Por el alza en los precios del oro es posible que se haya vuelto a disparar la minería en el sector. Lo inexplicable es que continúen subiendo cuando en Pichindé hemos instalado puestos de control con Policía y Ejército”, expresó el alcalde Guerrero.
Funcionarios aclararon que los mineros transportan camiones con alimentos, además de que ya se tienen identificados los vehículos en los que se transporta a los mineros que vienen de otras partes.
Según versiones, en el corregimiento de Los Andes, cerca de 50 habitantes trabajan en las minas y el resto -cerca de 300- provienen del Cauca y del Pacífico. Por otro lado, se conoció, también, que los puestos de control no son de mucha utilidad, puesto que los mineros han optado por transportar materiales en mula desde el sector de Siloé, en un recorrido que demora cerca de cinco horas.
“Me parece que debemos retomar e insistir, porque es parte de la lucha en contra de la ilegalidad en la ciudad”, aseguró el Alcalde.
La Personería informó que no existe un compromiso real por controlar el tema de la minería ilegal en el sector, mientras que la comunidad de la vereda Peñasblancas, en Pichindé, denunció que quienes dominan esta actividad no son de la región.

CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.