San Andrés de Pisimbalá se mantiene en zozobra por explosivos

San Andrés de Pisimbalá se mantiene en zozobra por explosivos

Los artefactos fueron abandonados en inmediaciones del puesto de salud, que permanece acordonado.

notitle
04 de noviembre 2014 , 10:30 a.m.

En estado de alerta y zozobra permanecen los pobladores del pequeño corregimiento de San Andrés de Pisimbalá, en el municipio de Inzá, donde panfletos de la guerrilla y extraños artefactos colocados en los alrededores del puesto de salud, los volvieron a sorprender.
El hallazgo se realizó ayer en la mañana. Todo indica, según los lugareños, que presuntos guerrilleros de las Farc, habrían aprovechado la noche del lunes para instalar explosivos en los alrededores del centro asistencial.
San Andrés de Pisimbalá, ubicado a unos 30 minutos del municipio de Inzá, en el oriente del Cauca, es un corregimiento de 700 habitantes con población indígena y campesina.
“El hallazgo tiene inquietos a los habitantes. Se trata de explosivos sembrados ahora en el puesto de salud. La comunidad nos informó y estamos haciendo la revisión con la fuerza pública y tomando las precauciones necesarias para que no vaya a ocurrir ninguna desgracia”, informó Mauricio Castillo, alcalde de Inzá.
Ante la aparición de los posibles explosivos viviendas vecinas al centro médico del corregimiento fueron evacuados mientras llegan a la zona expertos en explosivos del Ejército Nacional.
Por seguridad se decidió que las familias que habitan en cuatro manzanas alrededor del puesto de salud se trasladarán temporalmente a casas de familiares o amigos.
Para evitar riesgos a los niños se decidió igualmente evacuar a 286 niños de la institución educativa de San Andrés de Pisimbalá. Hoy los estudiantes no tendrán clase.
Sobre lo que viene sucediendo en Inzá tanto en la zona urbana como rural, el alcalde Castillo informó que la población está muy atemorizada ya que han sido un pueblo muy golpeado por la violencia.
El mandatario hizo un enfático llamado al Gobierno nacional para que “nos acompañe”, y a los grupos armados ilegales que siembran el pánico en la región para que “saquen a la población civil del conflicto”.
Recordó que el pasado 5 de octubre presuntos guerrilleros de las Farc instalaron cuatro minas antipersona cerca del parque infantil del poblado.
En ese momento la Defensoría del Pueblo insistió en su llamado a los grupos en confrontación para que respeten los derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario.
La zona en inmediaciones del puesto de salud fue acordonada, mientras los expertos del Ejército confirman si en efecto se trata de explosivos y se procede a su desactivación.
Se atribuye la acción al frente 6 de las Farc.

POPAYÁN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.