Secciones
Síguenos en:
Gloria Echeverry, uno de los rostros de Telemundo Nueva York

Gloria Echeverry, uno de los rostros de Telemundo Nueva York

La periodista colombiana acompaña al mexicano Jorge Ramos en el noticiero del canal estadounidense.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
26 de octubre 2014 , 04:43 p. m.

Gloria Echeverry hizo de todo para que una de las productoras de Telemundo en Nueva York, también colombiana, la atendiera. La llamó, le mandó muchos correos con su hoja de vida e, incluso, antes de viajar de paseo a Colombia, le escribió preguntándole si quería que le llevara chocolatinas Jet o café. Pero nada.

La periodista, que vive en Nueva York desde hace tres años, quería volver al oficio. Dejó Colombia con su hijo porque encontró el amor. No le hacía falta nada, pero su carrera la llamaba. Un día, esperando en las afueras de los estudios de Telemundo, en pleno invierno y después de caminar un buen rato bajo la nieve, acompañada de una amiga, se encontró con Jorge Ramos, el presentador del noticiero.

“Yo iba maquilladita y bien peinadita, pero muerta de frío y llena de nieve. Cuando vi a Ramos, lo saludé, le dije cuánto lo admiraba y le conté por qué estaba ahí”, dice.

Pero, sorpresa, él, muy querido, le dijo que iba a llamar a la… productora. “A los pocos minutos salió y me dijo que ella estaba ocupada armando la emisión. El mexicano me pidió que le enviara mi hoja de vida y poco después me contactaron para informarme que en unos meses abrirían una plaza para presentadora de los dos noticieros más importantes y que aplicara por internet.

Y su hoja de vida incluía que en Colombia había empezado a trabajar en los medios desde los 13 años, “presentando un programa en Señal Colombia y también el noticiero del Colegio Cafam, donde estudié. Después, me vincule con Jorge Barón TV a presentar 20/20 y El noticiero del espectáculo; de ahí pase a conducir el Noticiero Telematinal; estuve en Hora Cero, los noticieros 24 horas y Nacional. Hasta dirigí mi propio programa, Red TV”.

Además, fue jefe de prensa de diferentes entidades estatales y paralelamente capacitaba voceros para enfrentar medios de comunicación con énfasis en situaciones de crisis.

En esta última faceta conoció al que hoy es su esposo y lo aceptó en Facebook pensando que era uno de los personajes que había capacitado. “También porque me pareció bonito”, dice entre risas.

En esta nueva etapa de su vida se siente feliz. “Entré a trabajar un mes antes de salir al aire y estaba detrás de cámaras cuando Ramos presentaba. Entendí que todo es diferente: el funcionamiento, la forma en que trabajan los periodistas, la terminología que utilizan para referirse a temas técnicos, hay spanglish, pero se requiere inglés”, agrega.

Echeverry presenta las emisiones de las 6 y las 11 p. m. “Manejamos la zona triestatal (Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut), así que desde la mañana oigo radio, veo tres noticieros y leo mucho, pero la preparación que tenemos los periodistas en Colombia es impresionante, aquí uno se da cuenta de la excelente calidad de profesionales que somos, y además conseguimos nuestras propias historias. Mi trabajo es muy valorado”, dice.

Y otra ventaja: en Estados Unidos, el presentador es una estrella. “Hay un sindicato de talentos, como nos llaman, solo trabajamos ocho horas y se cobran las horas extras. Pero también hay que tener mucho cuidado en el trato, pues todo se demanda”, termina.

Las noticias de Gloria

Noticiero Telemundo, Nueva York. De lunes a viernes, a las 6 y 11 p. m.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.