Argentina rechaza declaración de desacato en juicio sobre su deuda

Argentina rechaza declaración de desacato en juicio sobre su deuda

La Cancillería argentina dijo que la decisión del juez es "violatoria del derecho internacional".

notitle
29 de septiembre 2014 , 06:46 p.m.

 El Gobierno argentino rechazó este lunes la declaración de desacato resuelta por un juez neoyorquino, que falló a favor de los fondos de inversión especulativos, y se prepara para hacer frente este martes a un nuevo vencimiento con los acreedores de la deuda reestructurada.

"La decisión del juez municipal Thomas Griesa de declarar en desacato a la República Argentina es violatoria del derecho internacional, de la Carta de las Naciones Unidas y de la Carta de la Organización de los Estados Americanos", dijo la Cancillería argentina en un comunicado.

El Gobierno de Cristina Fernández advirtió que Estados Unidos, como Estado, "es el único responsable por las acciones de cualquiera de sus órganos, como la reciente decisión de su Poder Judicial" y pidió nuevamente al Gobierno de Barack Obama que el asunto se dirima en la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Griesa declaró este lunes a Argentina en desacato por ignorar un fallo que le obliga a pagar a los fondos de inversión querellantes 1.300 millones de dólares, más intereses, por bonos en mora desde 2001 y que no ingresaron en los canjes de 2005 y 2010.

Más temprano, antes de conocerse la decisión judicial, el canciller argentino, Héctor Timerman, dijo ante la prensa que una decisión de ese tipo sería "inconcebible" e informó del envío de una carta al secretario de Estado estadounidense, John Kerry, para quejarse por el "disparate jurídico".

Según el Gobierno argentino, la decisión de Griesa "no tiene ningún efecto práctico salvo proveer de nuevos elementos que sirvan a la difamante campaña política y mediática llevada adelante por los fondos buitre contra la Argentina".

"Griesa ostenta el triste récord de ser el primer juez que declara un desacato contra un Estado soberano por pagar una deuda, luego de fracasar en su intento de obstruir la reestructuración de la deuda externa de la Argentina", afirmó el Ejecutivo de Fernández.

Argentina siempre ha alegado en este litigio que no puede pagar a los querellantes tal como lo establece Griesa, en un solo pago y sin quitas, pues de ese modo violaría cláusulas legales de los canjes de 2005 y 2010, que vencen en enero próximo.

La decisión de Griesa llega un día antes de que Argentina deba afrontar un nuevo vencimiento de deuda con los acreedores que sí se adhirieron a los canjes de 2005 y 2010, de unos 190 millones de dólares, de los cuales 171 millones corresponden a títulos emitidos bajo legislación extranjera.

En el último vencimiento, por unos 1.000 millones de dólares, del 30 de junio pasado, Argentina depositó el dinero, pero casi la mitad de los fondos (534 millones) quedaron bloqueados en el Bank of New York Mellon (BONY) por una orden de Griesa.

Como el dinero no llegó a las cuentas de los inversores tras vencerse el período de gracia de un mes, a inicios de agosto pasado, las calificadoras de riesgo declararon a Argentina en "cese de pagos selectivo", un estatus que el país suramericano rechaza ya que argumenta que hizo la operación de pago.

El mes pasado, el Parlamento argentino aprobó una ley para el pago local o en Francia de la deuda reestructurada para aquellos acreedores que opten por esta posibilidad para esquivar el bloqueo judicial en Estados Unidos.

El dinero correspondiente al vencimiento de este martes será depositado en Nación Fideicomiso, una subsidiaria del estatal Banco de la Nación Argentina y designado por el Gobierno de Fernández como nuevo agente fiduciario de pago en sustitución del BONY.

Sin embargo, el Gobierno no ha dicho de momento cómo hará para que esos fondos le lleguen efectivamente a sus acreedores en el exterior o cómo deben hacer estos para optar por cobrar en Argentina o en Francia.

En cuanto a los plazos, corre nuevamente un mes de gracia para que Argentina regularice el pago antes de ser declarada en nueva mora por las agencias calificadoras. Respecto a la declaración del desacato, los expertos no ven consecuencias adicionales de las que Argentina ya afronta, como la imposibilidad de acudir a los mercados internacionales para financiarse.

"No se sabe qué consecuencias peores podría traer de las que ya han sucedido. Argentina, desde octubre de 2000, no coloca bonos en el mercado voluntario. Estamos ya en un lugar donde el país es bastante discriminado o lo tienen muy poco en cuenta", dijo a Efe el economista Pablo Tigani, de la Fundación Esperanza.

Según el experto, Argentina "está haciendo tiempo hasta enero" y "en ese momento no habrá ninguna dificultad que haga caer la reestructuración de la deuda" y "el país seguramente va a llegar a un acuerdo" con los litigantes.

Para el presidente de la Comisión de Valores (regulador de los mercados en Argentina), Alejandro Vanoli, el mercado había descontado ya que Griesa declararía al país en desacato, "con lo cual no es una decisión sorpresiva e inesperada" y dijo creer que, por tanto, no tendrá "impacto por sí misma". "La clave va a ser la respuesta de los inversores de todo el mundo ante esta alternativa de que los acreedores puedan cobrar en Argentina o en Europa", dijo Vanoli en declaraciones a la agencia oficial Télam.

EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.