Con ética y empatía se logra inclusión de discapacitados

Con ética y empatía se logra inclusión de discapacitados

El aporte de la Alcaldía en procesos de rehabilitación sigue siendo fundamental.

notitle
29 de septiembre 2014 , 07:53 a.m.

“En Medellín se ha avanzado en el tema de discapacidad. Esto se ha logrado desde el funcionamiento del plan municipal sobre este tema y a su vez con los comités regionales. Pero para erradicar la discriminación, se trata más de un proceso cultural, pues se debe hacer desde lo individual y la sociedad”.

Esta es una de las conclusiones de Margarita Correa, relatora del Séptimo Congreso de Discapacidad.

Este certamen, que se realizó la semana pasada, fue liderado por la institución de capacitación Los Álamos y la fundación Integral, además de la Unidad de Discapacidad de la Secretaría de Inclusión Social de la Alcaldía de Medellín.

El último censo registró que en la ciudad hay 45.052 personas con discapacidad. Esta cifra engloba los cinco tipos de discapacidad: física, cognitiva, sensorial, mental y de talla baja.

Para Correa, quien es terapeuta y experta en el tema, la mayor problemática que enfrenta esta población es la falta de accesibilidad.

La accesibilidad entendida como la posibilidad que tiene una persona de utilizar un objeto, visitar un lugar o acceder a un servicio, independientemente de sus capacidades.

“Está la interdependencia de derechos, que para garantizar uno hay que garantizar otro. El tema de la accesibilidad al espacio físico, el transporte o a la información y la comunicación es absolutamente necesario para garantizar otros derechos, como la educación, la salud y el trabajo”, aseguró Correa.

Con respecto a la discriminación hacia esta población, aunque no hay cifras concretas, continúa existiendo.

Para dar un ejemplo, se configura discriminación cuando en algunas escuelas y universidades no tienen la infraestructura y las tecnologías necesarias para recibir a personas con discapacidad.

En este caso, Gustavo Alberto Hincapié, gerente de Tecnoayudas, empresa que se dedica a la comercialización de tecnologías y estrategias para la inclusión, explicó que la misión de la empresa es educar a la población y proveerla de herramientas para que pueda participar de la misma dinámica.

Además de representantes de la Administración Municipal, empresas privadas, padres de familia, fundaciones y grupos de personas con discapacidad, al congreso también asistieron psicólogos y profesionales que se dedican a brindar ayuda social y técnica a las personas discapacitadas.

Una de ella es María Helena Samper, psicóloga de la fundación Integrar. Para ella, aunque trabajar po la inclusión debe ser prioridad en las políticas públicas, también debe ser incorporada y entendida por los ciudadanos.

Samper aseguró que el congreso le dejó varias enseñanzas para aplicar en su profesión.

Señaló que su objetivo ahora es lograr que las personas con discapacidad, y sus familias, logren un buen nivel de vida. Que el entorno en el que viven se adapte a ellos y los incluya dentro de su proceso productivo.

“Se trata de un asunto de ética y empatía, así se logra la verdadera inclusión. Es ponernos en el lugar del otro y hacer algo para aceptar esa diferencia. Es el entorno el que se tiene que transformar, no la persona con discapacidad”, agregó Samper.

PAOLA MORALES ESCOBAR
MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.