Secciones
Síguenos en:
Por amenazas, sale del país ingeniero investigador de edificios de CDO

Por amenazas, sale del país ingeniero investigador de edificios de CDO

Roberto Rochel Awad habría recibido intimidaciones por descubrir fallas en estructuras de Medellín.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
29 de septiembre 2014 , 06:36 a. m.

El ingeniero Roberto Rochel Awad que descubrió el método constructivo del calculista Jorge Aristizábal, usado por la constructora Lérida CDO y el cual provocó el desplome del Space, tuvo que salir del país por las amenazas que devinieron después de ello.

Así lo aseguró a la emisora 'Blú Radio': "En este país la vida vale muy poco", les dijo a la vez que precisó que aunque la Alcaldía de Medellín y las autoridades le habían ofrecido protección, él se sentía "inseguro", por lo que decidió irse. (Lea también: ¿Qué se ha hecho para que no se repita lo del Space?)

Rochel fue quizá el primer estructuralista que se atrevió a dar una hipótesis del desplome del Space, dos días después del colapso que provocó la muerte de 12 personas el 12 de octubre del 2013.

Esa hipótesis fue corroborada semanas después por la Universidad de los Andes a través de un estudio donde dieron cuenta que el desplome se provocó porque el edificio había violado todas las normas de construcción. (Lea también: Así cayó el Space, un capítulo triste de la ingeniería nacional)

El pasado jueves, Rochel habló con EL TIEMPO donde de nuevo aseguró que las fallas estructurales del Space se notaban en los otros cuatro edificios (tres de CDO) evacuados por las autoridades de prevención del riesgo de la ciudad.

De hecho él estudió y dio su concepto, por petición de los propietarios y de la Alcaldía, en varias de las edificaciones que tendrían patologías estructurales. Estas fueron en su orden Continental Towers, Colores de Calasania, Cerezos de Calasania y Punta Luna San Miguel del Rosario.

"Esos edificios no soportan ni su propio peso y tienen el mismo modelo constructivo que el Space", dijo en ese momento.
Las amenazas en contra de su vida iniciaron a principios de septiembre, exactamente el lunes 8.

"Llamaron a un restaurante que tiene mi hijo y preguntaron por mí. Fue como entre 4:00 y 4:30 p.m. Dijeron, como es lógico, que yo no trabajaba allá, pero el que llamó dejó un recado: ‘Dígale que lo estamos llamando de la Funeraria Colombia’”, fue la razón que dejaron en un restaurante de su hijo.

Al día siguiente interpuso la demanda ante la Fiscalía General de la Nación pero pese a ello no se sintió seguro y, como tal lo dijo ese día, lo único peligroso que él había hecho en su carrera profesional fue "advertir sobre los riesgos que corre esa gente al vivir en edificaciones con patologías estructurales, pues yo nunca he tenido enemigos".

MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.