Editorial: Las pensiones millonarias

Editorial: Las pensiones millonarias

28 de septiembre 2014 , 09:37 p.m.

Los beneficiarios de las ‘megapensiones’, que se pagan con la plata de todos a un privilegiado grupo de exfuncionarios y exservidores públicos, que están muy por encima de lo que fueron sus aportes y, sobre todo, de lo que recibe el resto de los jubilados colombianos, acaban de lograr un éxito en el Consejo de Estado.

Ese tribunal, que en el pasado tomó decisiones que abrieron los boquetes por los que la Nación terminó pagando mesadas que rondaban los 25 millones de pesos, acaba de proferir una sentencia en la que pone en tela de juicio la histórica sentencia de la Corte Constitucional que en el 2013 les puso un techo de 25 salarios mínimos a las pensiones a cargo del erario, y que ordenó que esa limitante operara de manera retroactiva.

Desde entonces, los que vieron tocados sus intereses empezaron una intensa batalla legal que incluso los ha llevado al Sistema Interamericano de Justicia, y hasta han sostenido que los más de 15 millones de pesos que quedaron devengando no garantizan su mínimo vital.

En un país en el que al menos la mitad de sus viejos no tiene pensión, o donde la mayoría de los que la alcanzaron recibe entre uno y dos salarios mínimos, resultaban, más que inequitativos, oprobiosos los regímenes que les aseguraban a afortunados beneficiarios mesadas de escándalo que se vieron en el Congreso, en la Rama Judicial o en Foncolpuertos. Este diario reveló este domingo que el año largo que lleva operando el recorte, el Estado se ha ahorrado 75.000 millones de pesos, que han ido para asegurar la jubilación de los menos privilegiados, como lo ordenó la sentencia C-258 del 2013. Y como debe ser.

Procede, entonces, que, en aras de la equidad social y la responsabilidad fiscal, la Corte Constitucional reitere su mandato, que, por tratarse de una sentencia de constitucionalidad, hizo tránsito a cosa juzgada. Y los organismos correspondientes deben, como lo dispuso la Corte, revisar todas las ‘megapensiones’ y retirar aquellas concedidas de manera indebida. Flaco favor les hacen los magistrados de otras cortes a la imagen de la justicia y al país cuando toman determinaciones que ante la sociedad no dejan de tener el tufillo de legislar en beneficio propio y sin pensar en los intereses del resto de los colombianos. Es asunto de justicia.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.