Tragedia en Japón luego de erupción del volcán Ontake

Tragedia en Japón luego de erupción del volcán Ontake

Cuatro personas murieron y otras 27 no tenían signos vitales.

notitle
28 de septiembre 2014 , 09:16 p.m.

La muerte de cuatro personas atrapadas el sábado en la repentina erupción del volcán japonés monte Ontake, que sorprendió a numerosos senderistas y turistas, fue confirmada el domingo por la televisión pública NHK, mientras más de una veintena se halla en estado de “paro cardíaco”.

“Nosotros tenemos confirmación de que 31 personas fueron encontradas en estado de paro cardíaco cerca de la cima”, declaró a la AFP un portavoz de la policía de la prefectura de Nagano (centro del país).

Los socorristas hablan de “paro cardíaco” para designar a las víctimas que ya no presentan ningún signo vital. Las autoridades niponas utilizan habitualmente ese término a la espera de que los médicos certifiquen los decesos.

Entre esas víctimas, cuatro hombres fueron declarados muertos este domingo al anochecer después de ser transportados por los servicios de socorro, según el canal de televisión público NHK.

Los socorristas, que “suspendieron sus operaciones durante la tarde debido a la creciente concentración de azufre”, solo pudieron llevar a esas cuatro personas sin administrarles cuidados especiales, teniendo en cuenta que su estado era desesperado.

Al anochecer de este domingo todavía quedaban 27 personas aparentemente sin vida que debían ser llevadas abajo. Pero, en el mejor de los casos, no serán transportadas hasta hoy (lunes).

Varias decenas de personas más sufrieron heridas debido a la caída de rocas, o se intoxicaron a causa de la inhalación de polvo. Los helicópteros de las fuerzas de autodefensa, enviadas al lugar el sábado por el gobierno, socorrieron a siete de ellas.

El volcán Ontake, de 3.067 metros de altura y situado entre las prefecturas de Nagano y Gifu, se despertó bruscamente el sábado al mediodía, proyectando espesas nubes de humo, cenizas y piedras.

“Hubo un estruendo y el humo oscureció el cielo”, explicó a la agencia estatal japonesa Kyodo Shuichi Mukai, responsable de un albergue de montaña cerca de la cumbre.

Este episodio rarísimo, el primero importante en los últimos 35 años en el caso de este volcán, sorprendió a más de 300 senderistas y turistas en este comienzo de otoño (boreal), particularmente propicio para las caminatas.

Muchos de los visitantes huyeron, presa del pánico, cubriéndose la cabeza y el rostro para no asfixiarse, según los testimonios y videos de los aficionados.

Sin embargo, varias decenas de personas –entre 45 y 49, según las estimaciones de las autoridades locales– no lograron bajar y pasaron la noche en los refugios.

En total, 550 soldados, policías y bomberos participaban en las operaciones de salvamento. El vapor continuaba escapando este domingo de la cima del volcán, y existe el riesgo de que caigan cenizas en un radio de cuatro kilómetros, advirtió la agencia meteorológica.

“Nadie hubiera imaginado la erupción de ese tipo de montaña. Yo no podía creerlo”, dijo un miembro de un equipo de NHK que se encontraba en el lugar para filmar otro tema.

El monte Ontake no se había despertado de forma tan fuerte desde 1979, cuando el volcán escupió más de 200.000 toneladas de cenizas, de acuerdo con los medios de comunicación locales.

Una erupción de menor magnitud tuvo lugar en 1991, y ese volcán fue responsable de varios sismos en el 2007.

Otaki (Japón, AFP).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.