Las llantas en desuso, las nuevas invasoras del espacio en Bogotá

Las llantas en desuso, las nuevas invasoras del espacio en Bogotá

Al año se desechan 2,5 millones de neumáticos, de los cuales 750.000 se dejan en cualquier lado.

notitle
25 de septiembre 2014 , 07:59 p.m.

Ya hacen parte del paisaje. Pasaron de invadir puntos desolados de la ciudad a colapsar caños, avenidas, parques, separadores y potreros.

Las denuncias de los residentes provenientes de varios sectores evidencian que los controles no son suficientes. Según la Secretaría de Ambiente, solo en Bogotá se generan 2,5 millones de llantas usadas al año, de las cuales 750.000 son botadas por sus dueños o talleres de mecánica a calles, humedales y cañerías.

En localidades como Suba, Tunjuelito, Engativá o Usaquén o en sectores como El Codito la situación reviste mayor gravedad, pero, en general, el fenómeno se presenta en toda la ciudad. “En la calle 132A con carrera 118, sobre la ALO (Suba Villa María), hay dos talleres mecánicos que dejan sus llantas en el espacio público, a la vista de todos. Tienen invadido parte del andén con sus desechos”, dijo Harold Romero, residente afectado. Mientras que algunos neumáticos solo se dejan dispuestos en el espacio público, en otros casos son quemados a cielo abierto para extraer el acero o utilizar su poder calorífico.

Pero el daño no solo está en la estética visual de la ciudad, sino que las llantas usadas traen consigo graves problemas de salud pública. Según Liliana Giraldo, docente de Química e investigadora de la Universidad Nacional, los neumáticos abandonados son susceptibles de llenarse de agua. “Esta acumulación permite que lleguen los insectos, que, a su vez, pueden transmitir enfermedades”, explicó. Para la experta, la ciudad se quedó corta en apoyar proyectos de investigación que en otros países ya han dado frutos importantes. “En México, por ejemplo, las llantas ya se están moliendo en partículas más pequeñas para ser reutilizadas”.

Lo mismo piensa Juan Carlos Moreno, químico y profesor del Departamento de Química de la Universidad de los Andes. “En Bogotá el problema es grave, porque está afectando la salud de los ciudadanos. Cuando los neumáticos son quemados a cielo abierto, se desprende un material particulado y azufre, que puede causar un sinnúmero de enfermedades pulmonares”.

Según la Secretaría de Ambiente, desde el 2013 se han venido haciendo operativos para recoger las llantas usadas. Milton Díaz / EL TIEMPO

Para el investigador, el problema es la falta de control de las entidades ambientales. “La reglamentación existe, pero esta no se cumple. Cuando un usuario entrega una llanta que ya no le sirve, el sitio que se la recibe está en la obligación de darle un documento que especifique qué va a pasar con ese neumático y las entidades ambientales deben velar para que esa reutilización sí ocurra”.

También coincide en afirmar que en otros países se están implementando programas que permiten la trituración masiva de las llantas. “Los usos son muchos. Hacer parques infantiles o convertirlas en materia prima para hacer carreteras. Eso se hace en Europa”.

Aquí la investigación existe, pero carece de ayudas de privados o entidades públicas que permitan lograr buenos resultados a gran escala y en un menor tiempo; y lo más óptimo, su implementación. “Las universidades Nacional y de los Andes estudian la generación de carbón activado a partir del procesamiento de llantas. Lo importante es que este se puede utilizar para depurar aires y aguas contaminadas, es decir, todo lo contrario de lo que hacen las llantas tiradas en la calle”, dijo Moreno, del grupo de investigación de porosos y calorimetría.

Talleres, los infractores

Según la Secretaría de Ambiente, desde el 2013 se han venido haciendo operativos para recoger las llantas usadas y contribuir con la limpieza y el mejoramiento de las condiciones sanitarias de la ciudad.

La primera jornada se efectuó el 5 de junio del 2013, en el sector de la calle 13, entre la avenida Ciudad de Cali y el río Bogotá, uno de los puntos más críticos; 987 llantas usadas, de automóviles, camperos, camionetas, buses, busetas, volquetas y camiones, almacenadas en los establecimientos visitados y abandonadas en el espacio público, fueron recogidas.

Este año también se lanzó la campaña ‘Llantas usadas, en el lugar indicado’, que se presentó el pasado 4 de junio. En ese marco, la labor de la alcaldía local de Suba se destaca porque, con su propia maquinaria, recolectó 4.199 llantas. Las últimas ocho jornadas se realizaron a través del Convenio de Asociación 63 del 2014, suscrito entre el Fondo de Desarrollo Local de Suba y la Corporación Solidaridad y Trabajo, que recolectaron 8.210 llantas, para un total de 12.409.

El resultado de las diferentes jornadas de recolección fue de un total de 22.654 llantas usadas recogidas y dispuestas de forma adecuada.

Sin embargo, no se sabe de sanciones a personas o establecimiento, solo que se impulsa la aplicación del comparendo ambiental, expedido en el Decreto 349 del 2014. Esto, sin duda, da vía libre a que el delito persista

Puntos críticos

Fontibón: av. Centenario entre carreras 110 y 130.

Barrios Unidos: calle 66 entre carreras 24 y 30; calles 63F y 63 entre carreras 24 y 30 (barrio Siete de Agosto).

Antonio Nariño: av. Primero de Mayo entre carreras 24 y 30 (Matatigres).

Mártires: carrera 24 entre calles 6.ª y 11 o 13.

Puente Aranda: carrera 50 entre av. de las Américas y avenida Primero de Mayo.

Suba: reserva vial Avenida Longitudinal de Occidente. (Tibabuyes).

CAROL MALAVER
Redactora de EL TIEMPO
* Escríbanos a carmal@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.