Gremios levantan la voz ante la reforma tributaria

Gremios levantan la voz ante la reforma tributaria

En vez de patrimonio, proponen sobretasa a la renta. Expertos, en contra de reformas salvavidas.

notitle
25 de septiembre 2014 , 07:44 p.m.

La reforma tributaria urgente que planea radicar el Gobierno en los próximos días levantó polvareda entre los gremios.

Este jueves, los 21 conglomerados empresariales más importantes del país, asociados en el Consejo Gremial Nacional, revelaron una carta enviada al ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, en la que le manifiestan su intención de apoyar la búsqueda de los recursos presupuestales faltantes ($ 12,5 billones), pero no a través del impuesto al patrimonio, como lo tiene previsto el Gobierno.

La alternativa del Consejo Gremial apunta a continuar con el 4 x 1.000 tal cual está vigente hoy, y, en vez del gravamen al patrimonio, crear una sobretasa a la renta.

Bruce Mac Master, presidente de la Andi, uno de los gremios del Consejo, sostiene que “la fórmula de los empresarios es menos nociva para la economía, en un momento en el que el país necesita crecer”.

Sí, pero...

Mac Master indicó que los gremios han sido claros en expresar al Gobierno que lo acompañarán en una estrategia para conseguir los recursos, pero solo para el próximo año.

“No vemos la razón para comprometernos por 4 años con un impuesto cuya tasa se sube a 2,25 por ciento, lo que implicaría un gravamen total del 9 por ciento en el cuatrienio”.

De acuerdo con las cuentas de Mac Master, el impuesto, de dejarse como lo plantea el Gobierno, implicaría un recaudo anual de 9 billones de pesos, con un acumulado cercano a los 40 billones de pesos durante su vigencia. “Si el déficit es solo en el presupuesto del año entrante, que se solucione con los 3 billones que se obtendrían por el 4 x 1.000, más una sobretasa a la renta”, propone.

En la misiva del Consejo Gremial, los empresarios piden al Ministro de Hacienda separar la problemática fiscal del país en dos: “La solución del problema de financiamiento del 2015 y el análisis estructural de las cuentas fiscales para un posible acuerdo de paz”.

El Consejo Gremial concluye su carta a Minhacienda con la propuesta de “crear una comisión de expertos que incluya representantes del sector público y del privado, para que empiece a trabajar desde ya, hasta lograr presentar una propuesta, en 6 meses, de una reforma estructural”.

Sin equilibrio

En medio de esa mezcla han estado varias de las propuestas lanzadas para que el Estado pueda conseguir más recursos por vía impuestos.

La Asociación de Instituciones Financieras (Anif), por ejemplo, propuso “el desmonte del 4 x 1.000 (como lo había aprobado la administración Santos en la Ley 1430 del 2010) y, en su reemplazo, incrementar la tasa general del IVA, pasándola del 16 al 17 por ciento en 2015-2016, y posteriormente a 18 por ciento a partir del 2017”.

El presidente de Naturgás, Eduardo Pizano, tiene una fórmula distinta. En primer lugar, advierte que un impuesto al patrimonio crearía la tendencia en las empresas a descapitalizarse para bajar la carga tributaria. “Nadie quiere que le incrementen los impuestos, pero hay que hacerlo, así que es necesario buscar el camino menos escabroso”.

De las alternativas posibles, Pizano elimina la idea del IVA, que les pega por igual a pobres y ricos, sin promover equidad. “En el caso del patrimonio, aumenta el riesgo de descapitalización. Y si eso es grave, lo es más que la remisión de utilidades al exterior presiona la tasa de cambio al alza”, advierte.

Ante tantas disyuntivas, lo más urgente es hallar una fórmula rápida que, a la vez, sea medianamente acogida entre los distintos sectores de la economía. Eso es precisamente lo que ha demorado la presentación ante el Congreso de la reforma tributaria, bautizada como ley de financiamiento.

Para Horacio Ayala, exdirector de la Dian, “la propuesta del Consejo Gremial está pensando en un menor impacto a la inversión”.

Sin embargo, Ayala sostiene que “ninguna de las fórmulas propuestas hasta ahora es equitativa. Son salvavidas momentáneos para las finanzas públicas, pero no han estructurado una tributación basada en estudios, que pueda ser aplicada de manera adecuada tanto para el recaudo como para la justicia con los colombianos, de acuerdo con sus ingresos”.

En el mismo sentido, Mario Valencia, de la Red de Justicia Tributaria, sostiene que “pueden inventarse las fórmulas más audaces, pero mientras en Colombia no se dé un debate sobre la inequidad que existe en el interior de la estructura de renta, la tributación seguirá siendo regresiva. Una sobretasa a la renta o el impuesto al patrimonio termina afectando a los pequeños y medianos empresarios y beneficiando a los grandes capitales, especialmente a los extranjeros”.

Responde el Ministro de Hacienda

Sobre la carta de los gremios, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, quien, tras la aprobación del proyecto de presupuesto en el Congreso, invitó a los empresarios a cooperar, indicó: “El Consejo Gremial parte de una premisa falsa. No hay un hueco fiscal en el 2015. Hay un Estado que asumió unos compromisos permanentes con los recursos del 4 x 1.000 (agro) y patrimonio (seguridad)”.

Concluyó que “los recursos se necesitan para darles sostenibilidad a las inversiones rurales, mayor pie de fuerza e inversión social hacia adelante”.

ECONOMÍA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.