Secciones
Síguenos en:
'En solo seis segundos cae el edificio Space': Atila

'En solo seis segundos cae el edificio Space': Atila

Rogelio Gómez, gerente de la empresa que implosionará edificación habló del operativo con EL TIEMPO.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
22 de septiembre 2014 , 06:49 p. m.

Los edificios, según la premisa de la ingeniería, se hacen para que no se caigan y, si llegan a caer, deben permitir que sus habitantes puedan salir ilesos. Esto no pasó con el Space que colapsó el 12 de octubre del año pasado dejando entre los pedazos de concreto a 12 personas muertas.

Hoy, casi después de un año de la tragedia de la construcción colombiana, las cuatro torres que aún quedan en pie serán demolidas.

El proceso, como tal ocurrió con la etapa 5, será el de la implosión. La empresa encargada de la tarea será la misma que derribó esa torre el pasado 27 de febrero: Atila Implosión.

Su gerente, Rogelio Gómez, habló con EL TIEMPO sobre los detalles del operativo que no solo derribará una edificación con serias patologías estructurales sino también los sueños de los que alguna vez imaginaron envejecer en esos apartamentos.

¿Qué diferencia tiene esta demolición con respecto a otras que hayan realizado?

El sistema de construcción del Space es diferente a todos los edificios que hemos demolido. Estos últimos tienen un sistema que le llaman aporticado, que es columnas y vigas.

Acá son pantallas estructurales sin columnas. Otra diferencia es la altura. Nosotros hemos demolido edificios menos altos. Ese tamaño es mejor para nosotros, porque aprovechamos la gravedad para que los escombros queden suficientemente fragmentados.

¿Y cómo caen los escombros?

El edificio cae en una forma progresiva y los escombros caen en su sitio.

Ustedes se encargaron de demoler varios edificios tras el terremoto del eje cafetero, ¿allí encontraron un caso similar?

No. Cada edificio es totalmente diferente: las estructuras, los materiales, el área. Ningún edificio es igual a otro, todos tienen sus particularidades.

¿En cuánto tiempo cae el Space?

En seis segundos. Ahí vamos a utilizar 200 kilos de Indugel, 3.000 metros de cordón detonante y unos 600 detonadores.

¿Para ustedes qué significa implosionar un edificio de estas características?

Es un trabajo interesante. En otros edificios hacemos todo un show para que la gente aplauda cuando caiga, con sirenas e inclusive juegos pirotécnicos. Pero aquí, respetando las familias, los familiares de los muertos que hubo, los propietarios, no será un espectáculo. Simplemente lo haremos de una forma profesional.

¿Es la primera vez que tienen que demoler un edificio que se cayó solo?

Sí, porque allí lo que se cayó fue una etapa, la 6. Nosotros implosionamos la 5.

¿Y cuál es la diferencia de ese operativo con el resto?

Al implosionar la etapa 5 tuvimos que hacerlo sin dañar las otras cuatro, fue como hacer una cirugía plástica. En cambio aquí las vamos a demoler todas y es más fácil porque no tenemos que cuidar ningún edificio que esté pegado. Toda la estructura cae, por eso para nosotros es más fácil esta demolición que la que hicimos antes.

¿Los edificios que colindan con Space se dañarán?

No van a sufrir daños porque no va a haber onda explosiva, no se van a quebrar vidrios, no vamos a dañar redes de acueductos, alcantarillado o gas. Pero lo que si hay que hacer un despeje de 100 metros a la redonda, de forma preventiva. También hicimos unas actas de vecindad (revisión de estructuras aledañas) para verificar su estado. Después de la implosión revisamos para saber si hubo algún daño. Pero eso no va a pasar.

¿Y el polvo?

El polvo es pesado y, como a esa hora no está venteando, para disiparse se tardará unos 7 o 10 minutos. Ahí van a estar los bomberos echando agua para mitigar al máximo y, por qué no, de pronto San Pedro nos ayuda con un aguacero.

Culmina un triste episodio de ciudad

A las 9:00 a.m. de hoy detonarán los 200 kilos de Indugel que acabarán de mandar al piso al edificio Space. Han pasado más de 11 meses desde el hecho en donde perdieron la vida 12 personas y que llevó a declarar una emergencia sin precedentes en la ciudad.

Por el desplome de la etapa 6 de ese edificio la Fiscalía General de la Nación llamará a juicio por homicidio culposo a Pablo Villegas, representante del grupo CDO; María Cecilia Posada, directora de obra de Lérida CDO, y a Jorge Aristizábal, el ingeniero calculista.

Así mismo, por prevaricato por acción deberán responder Eliney Francis Llanos, excuradora segunda de Medellín y Carlos Alberto Ruiz, curador segundo, quienes otorgaron las licencias de construcción.

Frente a las medidas de prevención para evitar incidentes en la implosión las autoridades de prevención de riesgo de la ciudad evacuaron dos edificios aledaños a la zona y tendrán un cordón de seguridad de 100 metros a la redonda.

Con la implosión y la recolección de escombros, Lérida CDO le queda debiendo 5.000 millones de pesos a la Alcaldía, que pagarán con la venta del lote que costaría más de 20.000 millones de pesos.

YEISON GUALDRÓN
Redactor de EL TIEMPO
MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.