Los placeres y encantos del Caribe mexicano

Los placeres y encantos del Caribe mexicano

La tradición y la modernidad se mezclan en el estado de Quintana Roo y sus numerosas islas cercanas.

notitle
22 de septiembre 2014 , 06:07 p.m.

La razón por la que volvería una y otra vez al Caribe mexicano es el mar. Aquí desaparece la idea de que el turquesa intenso de las fotos de Cancún es efecto del Photoshop.

A medida que el carro se aleja del aeropuerto hacia la zona hotelera empieza a verse entre los tramos de la avenida su intenso color. Va cambiando. A lo largo del día y en cada ciudad e isla, o por lo menos así lo verán sus ojos. Desde Cancún sus aguas se ven desde aguamarina hasta el azul profundo. En Isla Mujeres, el turquesa lo llena todo con una intensidad que encandila.

Más al norte, parece tranquilizarse y toma el aspecto de un gran lago, calmado, y su color se torna dorado en las orillas de arenas blancas y de un verde-azulado suave a medida que se camina en él. En lugares como Isla Holbox es tan llano que aunque uno vaya 200 metros mar adentro, el agua llega solo a la pantorrilla, pero permite ver y sentir a su alrededor la riqueza bajo el agua cristalina y obtener fotos increíbles.

Entre mayo y septiembre las cercanías de Isla Mujeres e Isla Holbox se engalanan con la presencia de tiburones ballena, y desde la misma época hasta noviembre, las tortugas marinas se abren camino hacia Cancún para poner sus huevos.

Buceo

El fascinante mundo marino en Isla Holbox, en el estado de Quintana Roo. Fotos: Archivo particular - OVC

Un momento que gracias a los programas de conservación y campamentos tortugueros desarrollados por el gobierno local, en los que participa el 90 por ciento de los hoteles de la zona, los huéspedes pueden disfrutar y, de paso, abrir su conciencia a la conservación del entorno.

Las razones para repetir son incontables. Puedo mencionar su gran reserva ecológica o las más de 20 zonas arqueológicas abiertas al público, sus 450 kilómetros de costas, el misterio de los cenotes y de los ríos subterráneos, poder disfrutar la vista del segundo arrecife más grande del mundo, acercarse a las tradiciones medicinales en las comunidades indígenas existentes, probar recetas mayas originales y nadar junto a peces de 15 metros de largo, en su ambiente natural, o deleitarse con los desarrollos hoteleros que parecen haber pensado en cada capricho del turista para darle otro significado al ‘todo incluido’.

En este viaje nuestro destino fueron dos de sus islas, la paradisíaca Isla Mujeres y el gran secreto mexicano, Isla Holbox. Cancún está al noreste del estado de Quintana Roo y desde Bogotá, en un vuelo directo, se llega en tres horas. Es la mejor opción para iniciar un recorrido por el estado.

Hoy, Cancún contribuye con uno de los más altos porcentajes de divisas turísticas que ingresan a México y es el primer destino del Caribe, por encima de Bahamas y Puerto Rico. Las cifras dicen que el 25 por ciento de los visitantes repiten, y en los últimos 8 meses ya ha recibido 4,5 millones de turistas; también fue elegido hace poco por la Sociedad Americana de Agencias de Viajes (Asta) como el cuarto destino de verano más popular en el mundo.

Panorámica

Panorámica de la zona hotelera de la ciudad de Cancún.

Lo más práctico es quedarse en la zona hotelera, una franja de arena blanca que recorre el este del municipio y la principal atracción de la ciudad. De norte a sur hay nueve playas públicas desde Puerto Juárez (Playa del Niño o Playa Niños) hasta la zona hotelera, con accesos señalados a lo largo de los 22 km de la isla.

Sus modernas carreteras y los servicios de transporte y agencias de viajes facilitan el traslado a otros municipios, la Riviera Maya y las islas cercanas, lugares de los que se puede regresar el mismo día para pernoctar de nuevo en Cancún y disfrutar sus noches de rumba y buena mesa.

Conceptos como Luxury Unlimited, Luxury All Inclusive o Gourmet Inclusive han cambiado el concepto del ‘todo incluido’ con servicios atractivos, que van desde elegir un hotel para adultos o resorts que cuentan con espacios diseñados para las familias de todas las edades.

Catas improvisadas de licores y vinos, ir a la heladería y pedir todos los postres y snacks y los cocteles que quiera, o disfrutar una gastronomía variada en los distintos restaurantes del hotel es una delicia y, lo mejor, todo por una misma tarifa.

Si se decide por los grandes complejos hoteleros o resorts, la experiencia es más sorprendente: un jacuzzi en la habitación, spa con los más innovadores tratamientos, espectáculos musicales y de teatro en vivo, discotecas, espacios para adolescentes o la posibilidad de trasladarse dentro de un mismo complejo a otro de sus edificios para disfrutar otras actividades.

Y no se extrañe si se encuentra con el grupo de una boda india pasando por el lobby o con el cortejo de una boda rastafari, todo en una misma tarde, mientras un cantante mantiene embelesados a los huéspedes con su actuación. A eso súmele su porción de playa privada y balcón propio. Así es quedarse hoy en Cancún.

Si sueña nadar con delfines, Isla Mujeres es el mejor destino. A media hora de Cancún está este antiguo lugar de adoración a la diosa Ixchel (de la fertilidad) donde se encuentra el parque natural Garrafón (www.garrafon.com.mx), área destinada a la ecología y a la biodiversidad, un lugar ideal para la aventura y los deportes acuáticos como el esnórquel. A ella se accede en ferry o lancha desde Puerto Juárez, Punta Sam, Playa Linda, o en el Garrafón Cruise que sale del embarcadero en el km 4 de la zona hotelera.

La mejor opción es adquirir los planes de Dolphin Discovery (www.dolphindiscovery.com.mx), con acceso al delfinario, interacción con manatíes y lobos marinos, además lo llevará en ferry al parque Garrafón, en medio de un ambiente de música, alegría, comida y bebidas ilimitadas.

Hay planes desde 99 dólares para adulto y 69 dólares para menores de 12 años, según actividades y servicios seleccionados. Los delfines que habitan los 10.000 metros cuadrados del delfinario encantan a grupos y familias que disfrutan 40 minutos en los que los animales saludan, se dejan acariciar, dan besos y pasean a los osados que nadan con ellos y los toman de sus aletas o los impulsan para elevarlos sobre la superficie (foot push).

Hacia el mediodía, quienes toman el plan completo parten de nuevo en el ferry hasta Garrafón o se van hacia el centro de la isla para comprar artesanías, puros importados, licores, disfrutar sus calles con sus pintorescos restaurantes o recorrer el camellón y compartir el ambiente festivo de la población con un helado o un coctel bien frío. Las opciones de alojamiento son ilimitadas, pero un día acá le permitirá apreciar la belleza natural y las actividades típicas de esta encantadora isla.

delfín

En Dolphin Discovery, en Isla Mujeres, es posible interactuar con los delfines.

Si usted va

El dólar es aceptado en todos los establecimientos comerciales (1 dólar equivale a 13 pesos mexicanos, aproximadamente), pero tenga en cuenta que el cambio se lo darán en pesos mexicanos. Es mejor cambiar por moneda local al ingresar al país.
www.cancun.travel

Honoria Montes

Enviada especial de Viajar*

*Invitación del Consejo de Promocion Turística de México y Oficina de Visitantes y Convenciones de Cancún (OVC).

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.