Avenida Nutibara en Medellín es una vía peligrosa

Avenida Nutibara en Medellín es una vía peligrosa

Esta vía se ha convertido en cruce escenario de todo tipo de infracciones de tránsito.

notitle
22 de septiembre 2014 , 09:31 a.m.

Se ha visto de todo. Desde un lujoso BMW blanco que se mete en contravía sin ningún miramiento hasta atropello de peatones con graves consecuencias.

Sucedió la noche del pasado 29 de agosto. Eran las 11:00 p.m. y el fotoperiodista Guillermo Ossa, de esta casa editorial, se acerca al semáforo para cruzar la calle. Los carros se detienen. La luz roja ya brilla. Guillermo da dos pasos.

“Sólo vi una luz y ya estaba en el piso”, recuerda.

Pero una moto de alto cilindraje se detiene unos metros adelante. Su piloto mira al hombre en el piso y emprende la huida.

Fracturas expuestas de tibia y peroné. Fue el resultado. Cirugía. Dos meses de incapacidad que pudieron haber sido algo mucho más grave, incluso la muerte.

En la avenida Nutibara con carrera 72 la vida de peatones de todas las edades, de motociclistas y de conductores se pone en juego cada día. Si bien la Secretaría de Movilidad reporta sólo tres accidentes en esta intersección del barrio

Laureles durante lo corrido del 2014, cualquier ‘cazanoticias’ de infractores se daría un banquete.

Esta joven por poco es arrollada por este taxista, que se pasó el semáforo varios segundos después de estar la luz en rojo.

Las infracciones se suceden casi con una frecuencia de una cada 10 minutos y las maniobras riesgosas, por fortuna, y por ahora, solo terminan en frenazos en seco, en pitos que se presionan con rabia y la sensación de que no pasa nada porque Dios sí existe.

Una chica trata de pasar la calle en medio de la noche. Lo hace correctamente: por delante del semáforo y después de ver la luz roja que se supone la protege. Cuando ha recorrido la mitad de la calle un taxista arranca casi atropellando a la muchacha que frena en seco para evitar la agresión.

Aunque las autoridades indican que las violaciones al semáforo en rojo han disminuido en más de un 95 por ciento, esta intersección es la evidencia de que si no hay cámaras con poder sancionatorio, los conductores vulneran la norma.

“Hacemos un llamado a los ciudadanos al respeto a las normas de tránsito, especialmente el semáforo en rojo. Las fases semafóricas que regulan el tráfico y busca proteger la vida”, advirtió Luis Guillermo Mejía Calle, líder del programa logístico operativo de la Secretaria de Movilidad.

Una de las mayores preocupaciones en el sector son los peatones. El sector, que comprende la Universidad Pontificia Bolivariana, múltiples entidades de salud y un sinnúmero de comercios, es un camino de alta afluencia en la que una gran parte de caminantes son adultos mayores en busca de atención médica.

Las excusas están a la orden del día en el lugar. El giro permitido más cercano, a menos de 50 metros.

Volquetas, motos, taxis, buses y automóviles de alta gama son sus principales enemigos en este cruce que muchos esperan no se convierta en un punto de muerte. “A los peatones, les llamamos al autocuidado. Que estén pendientes de la fase semafórica para que protejan su vida”, reiteró Mejía.

Sin embargo, en este cruce ni el autocuidado es garantía de seguridad ante los violentos al volante.

MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.